Joaquín Poveda | Técnico del Xerez CD "Haremos cambios para ser más ofensivos"

  • El entrenador azulino reconoce que ante el Cabecense "nos faltó verticalidad" y afirma que el Conil es "peligroso a balón parado"

Joaquín Poveda, en la sede del Xerez CD este viernes. Joaquín Poveda, en la sede del Xerez CD este viernes.

Joaquín Poveda, en la sede del Xerez CD este viernes.

Joaquín Poveda, entrenador del Xerez CD, ha confirmado que hará cambios ofensivos en el Pérez Ureba para tener más presencia en el ataque ante el Conil, un rival al que califica de "complicado, que sabe lo que hace y que es muy fuerte a balón parado". El técnico también se ha referido a la importancia de sacar adelante los dos o tres próximos partidos por un posible parón de las competiciones si la pandemia del COVID-19 sigue su imparable escalada.

-En los últimos días los comentarios sobre una posible paralización de la categoría van en aumento. ¿Se habla algo en el vestuario? ¿Les preocupa?

-Se comenta en el vestuario, sabemos perfectamente que puede suceder, que haya un parón liguero en lo que queda de temporada y estamos muy pendientes y lo tenemos en cuenta en cada partido.

-En ese sentido, ¿son los puntos ahora más importantes?

-Nosotros siempre salimos a ganar en todo los partidos, pero sí es verdad que estos próximos dos o tres partidos y teniendo en cuenta que puede suceder, tienen una importancia muy grande para conseguir el objetivo del ascenso y para ello hay que sacar todos los puntos posibles.

-¿Sería injusto que se parase la temporada antes de llegar al 50 por ciento de los partidos previstos y que no hubiera ascensos ni descensos?

-Injusto tampoco porque cuando comenzamos la temporada sabíamos que esto puede suceder y de hecho la Federación Española lo tiene previsto en la normativa vigente de este año. No es injusto porque todos los equipos sabíamos que podría suceder.

-Centrándonos en el partido del domingo en Conil, ¿qué le preocupa más?

-Lo que más me preocupa quizá es el campo, muy complicado, con unas dimensiones estrechas, el estado del terreno de juego tampoco es el más óptimo porque tiene bastante tiempo y luego me preocupan las circunstancias del equipo. El Conil es un equipo que sin balón se siente muy cómodo, que tiene muy claro a qué jugar a nivel ofensivo y que a balón parado es muy interesante. Podemos tener problemas y en ese sentido hemos trabajado esta semana estos aspectos e intentado mentalizar a los futbolistas que a nivel defensivo y en acciones a balón parado tenemos que estar muy concentrados.

-¿Qué le dice que el Conil no haya perdido con los tres primeros y que sólo lleve una derrota?

-La solidez que tiene el equipo. Tienen muy bien automatizados los movimientos defensivos. Lo tenemos muy claro, pero nosotros saldremos ganar, debemos ganar y demostrar que somos el equipo líder de la categoría. En campos como este es donde se demuestra el liderazgo de un equipo.

-Durante la semana ha hablado de cambios, en plural. Al margen de la sanción de Guti, ¿a qué se van a deber? ¿Los tiene ya claros?

-Por ganar el partido. Tenemos una plantilla mucho mejor que antes del parón de Navidad por los refuerzos que se han traído. Entendemos que los futbolistas están muy enchufados y creemos que debe haber varios cambios en ciertas posiciones que nos van a hacer tener más presencia ofensiva en el campo del Conil. Los estamos valorando, el equipo está bastante claro a falta de tomar la decisión sobre una o dos posiciones más. Los cambios van vinculados al trabajo ofensivo del equipo.

-Que haya subido el nivel de competitividad también significa que el entrenador lo tiene más difícil para elegir.

-Sí, bendito problema como siempre decimos. Creo que todos los jugadores pueden jugar en cualquier momento, tenemos una plantilla mucho más compensada, con futbolistas que están muy enchufados y que tienen muy claro el objetivo. Si vamos todos a una, cualquiera que juegue lo tiene que hacer bien independientemente de que también los que no jueguen de inicio van a estar apretando al que sí esté jugando para que exista esa competitividad que ahora tenemos. Cualquiera que salga lo puede hacer muy bien, más que un problema es una virtud, una dificultad que nos beneficia tanto en los entrenamientos como en los partidos.

-Han pasado dos semanas de la victoria 'in extremis' contra el Cabecense y las críticas por el juego.

-El equipo en ningún momento ha sufrido ese problema. El runrún externo no nos afecta. Como he comentado alguna vez ya, es mucho más difícil crear que destruir. Cuando un equipo quiere crear, proponer, realizar un juego vistoso y el otro no está dispuesto, para el que crea es mucho más difícil poder desarrollar su juego. Un equipo que juega con los once en su propio campo y muy retrasados es una dificultad añadida. No es una excusa, tendríamos que haber sabido contrarrestar ese juego. Hubo momentos que sí lo contrarrestamos bien, pero hay que tener en cuenta que nuestro sistema es muy combinativo, de tener mucho el balón. Creo que contamos más de 700 pases cuando el contrario dio 120. Mi filosofía es tener mucho el balón porque eso significa que no nos producen acciones de peligro. Tenemos muy claro a lo que queremos jugar, aunque sí es verdad que nos faltó un poquito de verticalidad y es en lo que hemos trabajado esta semana.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios