Fútbol | Tercera División

Xerez CD: volver a empezar

  • Pese a las malas sensaciones que ha transmitido el equipo en la segunda fase, el Deportivo está a dos partidos de lograr el ascenso a 2ª RFEF

  • ¿Qué Xerez CD se verá en el próximo partido?, la pregunta que se hacen todos los aficionados azulinos

Esteban sigue el juego de su equipo en el partido contra el Ciudad de Lucena en La Juventud.

Esteban sigue el juego de su equipo en el partido contra el Ciudad de Lucena en La Juventud. / Vanesa Lobo

Como la oscarizada película de José Luis Garci, al Xerez CD le toca volver a empezar. Tras la tempestad llega la calma, el club ha ratificado a Esteban Vigo después de barajar seriamente la destitución del malagueño y finalmente, se ha optado por cerrar filas e ir todos a una focalizando el objetivo: pasar la semifinal para tener una nueva (y última) oportunidad para ascender a 2ª RFEF.

Esto no implica que desde el club y de arriba abajo no se tenga que hacer una reflexión profunda porque es evidente que hay algo que no ha funcionado durante toda la temporada. Dicen que para solucionar un problema, lo primero es reconocer que lo tienes y luego intentar dar con la solución. El Xerez CD tiene más de una semana por delante para darle la vuelta a una situación que minutos después del baño del Puente Genil se antojaba dantesca, una montaña imposible de escalar.

Esteban Vigo comentaba tras la debacle en el Polinario que el equipo mostró “un lado oscuro que nos hace vulgares”. ¿Excesiva presión? Probablemente. La cuestión es que el Deportivo se ha comportado esta campaña más como señor Hyde que doctor Jeckyll, tanto con Joaquín Poveda como con el malagueño.

Aficionados del Xerez CD consuelan a Ángel en Puente Genil. Aficionados del Xerez CD consuelan a Ángel en Puente Genil.

Aficionados del Xerez CD consuelan a Ángel en Puente Genil. / Eduardo Rabaneda

Se confeccionó una plantilla a base de talonario con la llegada de Juan Díaz, que le dio la vuelta al proyecto como a un calcetín. Llegaron jugadores contrastados en la categoría y otros de superior como Lolo Garrido y Carlos Calvo. Del primero, pretendido también por el Xerez DFC, se esperaba muchísimo más. Acabó la pretemporada como máximo goleador del equipo, pero en liga ni se ha estrenado. El madrileño, por su parte, ha sufrido lesiones y en pocas ocasiones ha estado al cien por cien; su calidad es incuestionable y ha anotado tanto goles importantes como asistencias, pero su rendimiento en la fase de ascenso ha sido pobre.

Joaquín Poveda, que llegó al club a través de un acuerdo de patrocinio con su academia JP Soccer, no congenió con el grupo, pero sacaba resultados. El juego dejaba que desear y el equipo ganaba sus partidos por la calidad y los destellos de sus futbolistas, pero salvo en contadas ocasiones los resultados estaban muy por encima de lo que se veía en el césped. Bastó el primer tropiezo en Los Barrios -en la 13ª jornada- y con el derbi en puertas para fulminar al alicantino pocas horas después. En el club se argumentó que la relación con la plantilla estaba rota y ésta avaló el despido del técnico.

Gonzalo y Forján, destrozados tras el 4-1. Gonzalo y Forján, destrozados tras el 4-1.

Gonzalo y Forján, destrozados tras el 4-1. / Eduardo Rabaneda

Había que buscar un perfil de entrenador con el que la plantilla recuperase "la alegría" y el elegido fue Esteban Vigo, el técnico del ascenso a Primera y el salvador en dos ocasiones del descenso a Segunda B, pero al mismo tiempo un desconocedor de la categoría, como él mismo aseguró en su presentación.

El 'Boquerón' se estrenó con dos derrotas ante Xerez DFC y CD Rota, lo que implicó la pérdida del liderato. El equipo experimentó una mejoría en su juego ante rivales de menor entidad, pero contra el Ceuta empataba sin goles. No encajar ha sido casi una obsesión para el técnico y el mensaje ha calado tanto que el equipo pasó a ser conservador.

En la fase de ascenso, exceptuando el choque en La Juventud contra el San Roque de Lepe y a ratos el del Puente Genil (también en casa), el nivel del equipo ha sido muy bajo. En Lepe obtuvo una victoria milagrosa en el descuento con un gol de Chuma a balón parado, pero estuvo todo el encuentro a merced de un rival que fue infinitamente superior. En casa ante el Ciudad de Lucena no se disparó a puerta y en tierras lucentinas el equipo fue a no perder... y perdió cuando una victoria le daba la posibilidad matemática de ascender en La Juventud frente al San Roque. El otro partido que tenía que ganar fue en Puente Genil y el resultado fue el que fue.

Los aficionados azulinos sufrieron un duro golpe en el Polinario. Los aficionados azulinos sufrieron un duro golpe en el Polinario.

Los aficionados azulinos sufrieron un duro golpe en el Polinario. / Eduardo Rabaneda

El Xerez CD no domina los partidos y en muchas ocasiones va a verlas venir, da la sensación de ser un equipo que no tiene claro qué hacer en muchas situaciones del juego; sin un plan b cuando las cosas se tuercen; incapaz de remontar un marcador adverso (sólo lo hizo en el derbi de Chapín y contra el Antoniano, ambos con Poveda en el banquillo); y con futbolistas que no están ni mucho menos dando el resultado esperado. Para más 'inri', cuatro jugadores se marcharon a un chiringuito nada más llegar de Puente Genil, lo que encendió a parte de la afición, aunque luego pidieron disculpas.

Pese a que parece que pintan bastos, el XCD está a sólo dos partidos de ascender, por lo que toca cambiar el chip de inmediato. Esteban tiene lo que queda de semana y la próxima para reactivar anímicamente a un grupo muy tocado tras caer en Puente Genil, pero también para introducir cambios que mejoren la imagen y el juego del equipo. El factor psicológico pesa bastante, pero también el futbolístico. ¿Qué Xerez CD veremos en el próximo partido?

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios