Xerez CD

Con las ideas claras

  • Pedro Ríos no cree que el proceso de renovación vaya a pasarle factura - "En otro tiempo me hubiera perjudicado, pero ahora no, tengo la conciencia tranquila y los que me conocen lo saben"

Pedro Ríos sigue siendo actualidad en el Xerez Deportivo, ya no solamente por su traída y llevada renovación, sino también por su recuperación, una noticia importante de cara al encuentro del domingo en Huesca.

El jerezano, que se ha perdido los últimos dos encuentros por un esguince de tobillo, entrena desde el lunes “a tope con el grupo, no he tenido molestias y creo que para el domingo estaré disponible”.

El mediapunta se tomó ayer como un elogio las palabras de Joaquín Bilbao en las que catalogó de intransferibles a los pesos pesados de esta plantilla, entre los que se encuentra el jerezano. Al respecto indicó que “siempre lo he dicho que el Xerez es quien tiene la última palabra sobre mi futuro, es decir, para dejarme salir ahora mismo. Si el presidente dice que soy intransferible me lo tomo como un halago. Quieren y desean que continúe aquí y eso para mí es importante, me da un voto más de confianza por parte del club”.

Como de costumbre, el desarrollo de su comparecencia en sala de prensa lo tuvo su renovación, un asunto sin solución por el momento pues según explicó “hay flecos por determinar. Me mantengo al margen, aunque eso sí, manteniéndome informado por el club y mi agente”.

Si la pasada semana Ríos hablaba de que ni duración ni cantidades son un escollo, “sé hasta que punto puede llegar el club”, esta semana confesó que entre los inconvenientes aparecen “cosas que están pendientes de solucionar y hay que hablarlo todo. Si se pretende renovar a un jugador creo que es importante solucionar cosas que vienen de atrás. No se puede ampliar un contrato teniendo cosas pendientes, pienso yo”.

Ahondando más en esas cosas pendientes, como calificó ayer, el del Polígono fue claro. “Hay cosas pendientes con mi representante y conmigo. Hay cosas de mi contrato que de dos temporadas para acá están pendientes y bueno, hasta el momento, para seguir trabajando no tengo problemas porque lo he hecho de dos temporadas hasta aquí, pero bueno, siempre que se presenta una renovación uno mira muchas cosas y sabe que las cosas pendientes se deben solucionar antes”.

“Si vas a renovar -añadió- tienes que saber cómo va a estar la cosa, son tres años más y uno necesita saber la situación que va a tener el club porque quieras que no es mi futuro. Aquí me quedaría encantadísimo pero hay que amarrar cosas que no se pueden escapar de las manos. Uno no puede seguir peleando con la incertidumbre de qué puede pasar”.

El azulino reconoció que “ofertas en firme no hay. Sí me dijo mi agente que parece haber cierto interés de varios equipos de Primera, pero nunca llegan a hacer ninguna oferta. Sigo trabajando día a día con el Xerez, no tengo otra mentalidad que no sea hacer algo grande aquí y voy a seguir peleando por ello”.

Perico no cree que toda esta situación le termine por pasar factura y comenta que “quizás antes me hubiera perjudicado, pero después de todo lo que he pasado no. Con la experiencia que voy teniendo y los años que he ido pasando aquí, donde he tenido cosas buenas pero también otros momentos muy malos, he aprendido que debo seguir haciendo mi trabajo como hice desde que llegué. Mi conciencia está tranquila y contra la opinión de la gente no se puede hacer nada. Con unos, los que me conocen y saben que soy honesto y sincero, no voy a tener ningún problema, pero siempre hay otros que dirán lo contrario. Estoy tranquilo y siempre he sido muy claro con el club. Lo que tenga que pasar, pasará”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios