Atlético Espeleño-Xerez DFC | Crónica El Xerez DFC sigue acelerando hacia el 'play-off' (0-2)

  • Un gol de Javi Casares en el minuto 6 y otro de Juan Gómez en el 90 sellan en Espiel un nuevo triunfo de los azulinos

Javi Casares, celebrando el 0-1 en el Municipal de Espiel junto a Marcelo. Javi Casares, celebrando el 0-1 en el Municipal de Espiel junto a Marcelo.

Javi Casares, celebrando el 0-1 en el Municipal de Espiel junto a Marcelo. / Xerezdeportivofc.com

Justa victoria del Xerez Deportivo FC en el valle del Guadiato, en tierras cordobesas de Espiel, ante un Atlético Espeleño al borde del descenso que encajó un gol tempranero antes de llegar al minuto diez y que a partir de ahí se sintió siempre muy incómodo. Por contra, los de Andrés García Tébar ofrecieron la imagen habitual de la segunda vuelta del campeonato y gracias a su orden y seriedad controlaron más y mejor la pelota, aunque les faltó pegada para sentenciar antes porque el segundo llegó justo al final.

Tanto locales como visitantes comenzaron el choque con las fuerzas muy igualadas, con los dos tratando de hacerse con el control del juego pero sin que ninguno lograra imponer entre tanta igualdad. El inicio estaba ajustado pero todo cambió de golpe en la primera aproximación peligrosa de los visitantes, no habían pasado ni diez minutos cuando Alberto Heredia progresa muy bien por banda derecha para encontrarse con un Lucena al que supera con solvencia en el uno para uno y meter seguidamente un balón muy peligroso al interior de la cocina que Javi Casares, llegando con fuerza desde atrás, sin marca alguna y en el interior del área chica, remata de cabeza a bocajarro a la red. No se cumplía el minuto siete y los visitantes se adelantaban en el marcador.

El gol no le sentó nada bien a los cordobeses y poco más tarde en otro balón colgado desde un costado, esta vez de Juan Gómez, primero Adrián Gallardo y segundo el goleador Casares en el segundo palo, están a punto de rematarlo a puerta, lo que prácticamente hubiera significado el segundo para los jerezanos. El gol y el susto provocaron que los visitantes pasaran a mandar de forma clara, teniendo más la pelota y haciendo retroceder a su oponente merced a su constante verticalidad, pues las llegadas se irían sucediendo en los siguientes minutos.

Pero no durante demasiado tiempo porque la gasolina que había aportado el gol dio para un fuerte empujón y después, sin el fútbol que lo secundara, los cordobeses se soltaron mucho más y comenzaron a ganarle metros al campo de césped artifical del Municipal y minutos a la posesión del cuero. El juego se equilibró y llegados al ecuador del primer periodo los locales ya habían inquietado un par de veces por el costado de un activo Samu.

Pero tampoco los locales lograrían el control ni hacer sufrir a un Xerez Deportivo FC que jugaba cómodo en defensa y se proyectaba en ataque con mucha rápidez. De hecho, en la parte final de la primera mitad jugó más tiempo en campo del rival y bien pudo hacer otro gol, especialmente en una ocasión muy clara en la que Marcelo apareció en ataque y metió un gran centro atrás que Juan Gómez mandó alto con todo a favor.

En el reinicio, el Atlético Espeleño salió mordiendo y en cuestión de minutos generó tres llegadas peligrosas. La primera cuando Sergio Ortíz se gira en la media luna del área y manda un misil directo a la escuadra derecha de un Juan Flere que mete un mano prodigiosa y lo saca a la esquina. Un córner olímpico del propio Sergio Ortiz que se encontraría otra vez con una gran intervención del cancerbero xerecista. Al poco sería Samu quien desde muy lejos no logró sorprender a un Juan Flere ya protagonista absoluto.

Estas acciones obligaron a los jerezanos a replegarse y durante la siguiente fase básicamente se dedicarían a defender, y no sin apuros porque su rival apretó duro. Pero el empate no llegó y con el correr del reloj el Xerez DFC fue deshaciendo el nudo que lo oprimía. Así, superado el cuarto de hora, Juan Gómez rozó madera en una jugada a pelota parada desde buena situación y seguidamente Marcelo volvió a ganar su banda y su centro sólo lo pudo rozar Álex Colorado para que después Adrián Gallardo no remachara por centímetros.

El duelo entró en combustión y la tensión aumentó de forma considerable tanto en la grada como en el césped, donde el colegiado tuvo que actuar en no pocas decisiones. Pero los visitantes ahora dejaban mejores sensaciones y rozando el setenta hubo una gran jugada colectiva donde Alberto Heredia se va por la derecha, cede a Javi Casares y este a un Antonio Jesús que está a punto de marcar. Y antes del ochenta otra mejor, cuando en una contra Adri Domínguez deja solo en el interior del área al goleador Adrián Gallardo, pero este cruza en exceso y la pelota sale rozando el poste.

Así, se llegó a la parte final con un Atlético Espeleño obligado a marcar gol pues estaba al borde del descenso de categoría, pero sin capacidad suficiente incluso para defenderse de un rival que lo agobiaba sin tregua con numerosas llegadas. Como una a cinco de la conclusión, tras una contra montada a partir de un córner favorable a los locales en la que Javi Tamayo no supo superar en el mano a mano al portero Gonzalo.

Finalmente la sentencia llegó tras un robo en la salida de pelota rival de Marcelo, que de primeras dejó solo a un Juan Gómez que esta vez sí acertó con la red. El goleador se emocionó tanto con su primer tanto en Liga que se quitó la camiseta para celebrarlo y fue amonestado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios