fútbol tercera división

Jorge Herrero, un gladiador con galones

  • El centrocampista del Xerez DFC, "orgulloso" de ser el autor del primer gol de la historia de la entidad en 3ª

Jorge Herrero, centrocampista del XDFC, celebra su gol al San Roque, el primero en Tercera del equipo. Jorge Herrero, centrocampista del XDFC, celebra su gol al San Roque, el primero en Tercera del equipo.

Jorge Herrero, centrocampista del XDFC, celebra su gol al San Roque, el primero en Tercera del equipo. / xerezdeportivofc.com

El primer gol y el primer triunfo del Xerez Deportivo FC en Tercera División se hicieron esperar. Los azulinos consiguieron su primera victoria en la tercera jornada de competición y tardaron en ver puerta 191 minutos. No mojaron ni ante el Sevilla C en casa en el estreno, ni frente al Utrera en el San Juan Bosco en la segunda cita pero sólo necesitaron menos de un cuarto de hora de su enfrentamiento ante el San Roque de Lepe para hacer historia en categoría nacional.

Ese privilegio lo tuvo uno de los pesos pesados del equipo y uno de los jugadores más queridos y valorados por la afición tanto por su comportamiento dentro del campo como por ser ejemplar en el vestuario y fuera de él. Es de los veteranos, lleva galones sin ser capitán y los hace valer siempre. Es el jerezano Jorge Herrero.

"La alegría por marcar fue doble, el golito sirvió para lograr el primer triunfo, que nos hacía mucha falta"

El medio, como la ocasión requería, anotó un golazo y no oculta la alegría doble que le produjo: "Estoy muy contento por los tres puntos porque los necesitábamos ya, los queríamos y era importante jugar un partido bueno en casa y ganar. Era vital seguir avanzando y que nuestra afición se marchara satisfecha de Chapín. Personalmente, también estoy contento por el golito, que nos ha ayudado a conseguir la victoria. Conseguir el primer gol de la historia del club en Tercera también me hace sentirme orgulloso por lo que significa".

El xerecista anotó un tanto pero pudo redondear la tarde con tres, ya que estrelló un balón en el poste y el portero Álvaro Robles le hizo una buena parada. "Para este partido, el míster realizó algunas variantes en el sistema y me tocó jugar un poquito más avanzado porque Adri estaba por detrás. Lo noté, pisé más área pero estuve muy cómodo, el año pasado ya jugué muchos partidos ahí, me gusta y se nota. Me gusta llegar desde la segunda línea. La verdad es que anoté un gol pero estuve cerca de marcar alguno más".

En cuanto a esa primera victoria de la temporada, la cataloga de "sufrida. El partido tuvo dos fases, salimos bastante enchufados y luego huno un punto de inflexión. No fue como en Utrera, allí no conseguimos ubicarnos en el terreno de juego durante todo el partido. La primera parte fue bastante buena, el equipo estuvo cómodo, controlamos el juego e hicimos lo que teníamos pensado y lo que habíamos trabajado durante toda la semana. Con la expulsión, lo hicimos bien hasta el final del primer tiempo. En el segundo, no sé cómo explicarlo, nos desdibujamos un poco y atacamos mal. Eso suele pasar cuando tienes superioridad numérica, el rival con uno menos y poco que perder se envalentonó y nosotros teníamos miedo de perder los tres puntos. Pudimos matar el partido en varias ocasiones claras pero no lo hicimos y al final nos tocó sufrir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios