Andalucía

Imputan 12 delitos de abusos sexuales al ex director de los Salesianos de Cádiz

  • El juez también incluye cargos por lesiones producidas a los menores que lo denunciaron en 2013

El ex director del colegio Salesianos de Cádiz, el sacerdote Francisco Javier López Luna, ha sido imputado por el juez Miguel Ángel López Marchena en relación con la denuncia que realizaron 27 menores en 2013. El auto del magistrado incluye dos delitos continuados de abusos sexuales a menores de 13 años, siete delitos continuados de delitos sexuales a mayores de 13 años, 23 faltas continuadas de lesiones y cuatro faltas de lesiones.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) hizo público ayer el auto de instrucción, en el que López Marchena también ordena que sigan las actuaciones contra López Luna por el trámite de procedimiento abreviado "por su presunta participación en los delitos y faltas cometidos, presuntamente, en relación con 27 menores". El juez ordena que se dé traslado de las diligencias al Ministerio Fiscal y a las acusaciones para que estas soliciten la apertura del juicio oral formulando escrito de acusación, o el sobreseimiento de la causa.

La calificación de la Fiscalía no tendrá lugar al menos hasta el mes de enero, cuando se conocerá la pena que podría solicitar para el imputado.

El caso estalló en julio de 2013, cuando Verónica Vázquez Bernal, madre de un menor de 13 años y que era alumno del colegio Salesiano, interceptó unos whatsapp entre su hijo y López Luna. El testimonio del menor, que aseguraba que el director lo llamaba de forma reiterada a su despacho, donde supuestamente se producían tocamientos y golpes violentos, hizo que su madre se decidiera a denunciar los hechos.

La Policía tomó declaración al niño, que en todo momento mantuvo la versión de los hechos. Esto, y el hecho de que pronto otras muchas declaraciones de menores fueran coincidentes, reconociendo haber sido víctimas de abusos similares y golpes por parte del ex director del colegio, llevó a la detención del cura, que permaneció en situación de prisión preventiva en Puerto II durante un mes, concretamente hasta el 14 de agosto de ese mismo año, partiendo luego hacia la Inspectoría de los Salesianos en Sevilla, donde continúa todavía.

Según el relato de los alumnos, "Don Javier" los sacaba de las clases y les hacía ir al colegio por las tardes o los fines de semana. Supuestamente dentro del despacho del director se produjeron los abusos y las agresiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios