motociclismo campeonato del mundo motogp

Incógnitas a despejar

  • Solo seis pilotos del Mundial 2018 tienen contrato en MotoGP para 2019

  • Rossi, Pedrosa, Lorenzo y Dovizioso, entre los que todavía no renovaron

De los pilotos del Mundial 2018, a día de hoy solo seis tienen contrato en vigor en MotoGP para 2019: Marc Márquez, recién renovado con Honda hasta 2020; Maverick Viñales, que amplió contrato con Yamaha también hasta 2020; Cal Crutchlow, que firmó dos años con Honda; los debutantes Xavier Simeon (Reale Avintia) y Franco Morbidelli (Estrella Galicia 0,0 Marc VDS), ambos con contratos por dos temporadas; y Pecco Bagnaia, esta temporada en Moto2 y que ha firmado con Ducati para correr dos años con el Alma Pramac Racing.

El resto, entre los que están Valentino Rossi, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Andrea Dovizioso, acaba contrato a finales de 2018. Con el anuncio de la renovación de Márquez se cierran las especulaciones sobre el futuro del actual campeón, que había recibido importantes ofertas de otras marcas, pero todavía hay muchas incógnitas abiertas.

Una de ellas es Valentino Rossi. Con 39 años recién cumplidos, el campeonísimo italiano buscará, un año más, su décimo título mundial, que se le resiste desde 2009, año de su último campeonato del mundo. Lorenzo, Stoner y, sobre todo, Márquez, han impedido que Il Dottore se retire como quiere, por la puerta grande. Pero el propio Rossi se encargó de confirmar ayer que "muy probablemente" correrá las dos próximas temporadas. Eso sí, la pregunta que tenía en vilo al paddock de MotoGP aún no tiene una respuesta definitiva. El italiano habló ayer en Losail en torno a su futuro y descarta además tener el equipo "en 2019 y 2020".

El italiano fue preguntado por el posible futuro de su equipo (el VR46) en Yamaha y lo dejó claro: "No me esperaba que Poncharal dejara Yamaha. Nosotros lo pensamos y podría ser una gran oportunidad, pero en los próximos dos años no tendremos un equipo de MotoGP con Yamaha. Muy probablemente correré en los próximos dos años. Hablaremos en torno al equipo cuando yo pare, pero no en 2019 y 2020".

Sea como fuere y a falta de hacerlo oficial, tanto Honda como Yamaha están pendientes de confirmar un segundo piloto para 2019. En la marca del ala dorada, el futuro de Dani Pedrosa está en el alero como en las anteriores temporadas, en las que acabó renovando. El buen hacer del catalán en el desarrollo de los motores y el buen ambiente dentro del box con Márquez -no parece haber celos al asumir cada piloto con cierta normalidad el rol de primer y segundo espada- han jugado a favor de Pedrosa aunque este año hay un nuevo factor en la ecuación: Alberto Puig, nuevo Team Manager de Honda y que fuese mánager de Pedrosa hasta 2013, cuando cortaron su relación de forma poco amistosa. El morbo está servido...

Así las cosas, las vacantes para 2019 en los equipos oficiales de Honda y Yamaha pueden tener un efecto dominó sobre el resto de equipos. De igual forma, Ducati también tiene pendiente la confirmación de sus pilotos para el próximo año, porque tanto Jorge Lorenzo como Andrea Dovizioso acaban contrato en 2018. Lo que se antoja como más probable es que ambos renueven aunque la fábrica italiana guarda en la recámara la opción de Danilo Petrucci, que días atrás reconocía que en su contrato de renovación existe la posibilidad de pasar a formar parte del equipo oficial Ducati: "Cuando el año pasado firmé la renovación con Ducati, los acuerdos fueron claros. Existe una opción a mi favor que se tiene que aplicar antes del 30 de junio, con la que pasaría a formar parte del equipo oficial. Así que diría que si sigo compitiendo con Ducati la próxima temporada (2019) lo haré en el equipo oficial, de lo contrario no sé qué sucederá".

Hay otro dato a tener en cuenta de cara a la configuración de la parrilla de MotoGP en 2019 y es que para la categoría de Moto2, 2018 es su última temporada con motores Honda obligatorios por reglamento. En 2019 llegará una nueva etapa con los motores británicos de Triumph.

¿En qué afecta a MotoGP? El nuevo motor Triumph cuenta con 765cc y tres cilindros (el actual de Honda es un tetracilíndrico de 600cc), y los pilotos punteros de Moto2 prefieren dar el salto el próximo año a la categoría reina para no verse obligados a readaptarse a la categoría intermedia, porque un motor nuevo y distinto obligará a ello, partiendo prácticamente de cero.

En esta tesitura, Pecco Bagnaia ya se ha asegurado un sillín con la Desmosedici del Alma Pramac Racing y detrás del salto a MotoGP están pilotos como Álex Márquez -en la órbita de Honda-, Miguel Oliveira -con oferta de KTM- y Joan Mir, campeón de Moto3 en 2017, debutante este año en Moto2 y que ya ha dejado claras sus intenciones de llegar cuanto antes a MotoGP.

Y entre los equipos oficiales y los jóvenes que empujan desde Moto2 están los equipos satélites, que andan revueltos tras el anuncio de Tech3 -que apunta a KTM- de no seguir con Yamaha, porque asociarse con la fábrica nipona no es moco de pavo. Y también busca hueco Suzuki, que ya ha anunciado su interés en tener un equipo privado el próximo año. Muchas incógnitas todavía por despejar, entre ellas qué motor llevará el Ángel Nieto Team de Aspar en 2019 si finalmente Suzuki y KTM apuestan por tener un equipo satélite cada uno.

No ha empezado el Mundial 2018 y ya se plantea el de 2019...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios