Grupo A

El fútbol hace justicia (1-1)

  • Polonia y Rusia disputan un partido loco con numerosas ocasiones. Se adelantaron los rusos con un gol de Dzagoev y Blaszczykowski puso el empate en el marcador, dejando abierto el grupo A.

Partido que juega la selección rusa en la Eurocopa 2012, partido que se convierte en un espectáculo, ya sea por goles o por ocasiones. Encuentro loco el que jugaron Polonia y Rusia, dos selecciones cuyas aspiraciones en el torneo pasaban por una victoria en Varsovia. El empate no disgusta a nadie pero no sirve a ninguno, pues el resultado deja el grupo A completamente abierto.

Ambas selecciones aportaron intensidad, ganas y numerosas ocasiones en ambas porterías durante un bonito partido que quedó completamente roto desde comienzos de la segunda parte. Cuando dos equipos juegan con un centro del campo prácticamente inexistente, lo más normal es que el partido desemboque en un encuentro de ida y vuelta que haga enfurecer a los entrenadores pero que entretenga a los espectadores.

Arshavin volvió a demostrar que, pese a una irregularidad que ha conseguido dinamitar incluso la eterna paciencia de Wenger, es el jugador con más clase del Grupo A. Polonia, a falta de jugadores determinantes, aportó intensidad y ganas, y apunto estuvo de llevarse la victoria en una trabajada segunda parte en la que  pudo ocurrir de todo.

Polonia comenzó el partido mucho más metida en el partido. Lewandowski era una pesadilla para la zaga rusa, que apenas conseguía sacar algún balón jugado para que los jugadores creativos realizaran tímidos ataques sobre la portería polaca. Pero cuando Polonia disputaba sus mejores minutos, llegó el momento de Arshavin, que renació de entre sus cenizas para confirmarse como jugador determinante y poner una falta medida a la cabeza de Dzagoev, que cabeceó al fondo de la red y se sutuó a la cabeza de los goleadores de la Eurocopa 2012.

No estaba todo dicho en Varsovia. Tras el descanso el guión volvió a ser el mismo del inicio del partido, con una Polonia mucho más entonada que asediaba una y otra vez a la portería de Malafeev. Tras mucho intentarlo, fue Blaszczykowski el que taladrara la defensa rusa con un misil desde la frontal del área que se colaba cerca de la escuadra de la portería rusa y colocaba el empate en el marcador.

A partir de entonces, todo calificativo se queda corto para el partido que Polonia y Rusia brindaron a los espectadores. Ocasiones en ambas porterías, un centro del campo inexistente, intensidad y jugadas de ataque sin descanso marcaron la última media hora de encuentro. El fútbol puso justicia en un partido en el que cualquiera pudo ganar pero que ninguno se lo mereció más que el otro.

Ficha técnica.

1 - Polonia: Tyton; Piszczek, Wasilewski, Perquis, Boenisch; Blaszczykowski (c), Polanski (min. 84, Matuszczyk), Murawski, Dudka (min. 72, Mierzejewski), Obraniak (min. 92, Brozek) y Lewandowski.

1 - Rusia: Malaféev; Anyukov, Ignashévich, Berezutsky, Zhirkov; Shirókov, Denísov, Ziryánov; Dzagóev (min. 79, Izmailov), Arshavin (c) y Kerzhakov (min. 69, Pavlyuchenko).

Goles: 0-1, m.37: Dzagóev; 1-1, m.57: Blaszczykowski.

Arbitro: Wolfgang Stark (colegio alemán). Mostró tarjeta amarilla a los rusos Denishov (m. 60) y Dzagóev (m.75), y a los polacos Lewandowski (m. 60) y Polanski (m. 79).

Incidencias: encuentro correspondiente a la segunda jornada del Grupo A, disputado en el estadio Nacional de Varsovia ante 50.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios