Economía

Banesto reduce su beneficio un 25% en el último trimestre

  • La entidad asegura encontrarse en un contexto "difícil" que se ha visto incrementado por el aumento de la morosidad y las tensiones en los mercados.

Banesto ha obtenido beneficios en este trimestre de hasta 286,8 millones de euros netos, pero descendiendo un 24,9% en cuanto al mismo periodo del ejercicio anterior. Durante el primer semestre del año, el banco aumentó su ratio de core capital hasta el 8,8% de forma orgánica, con el objetivo de llegar al 9% a finales de 2011. 

Según informó este martes la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el primer periodo del año se ha desarrollado en un contexto "difícil", con tensiones en los mercados y persistencia de la debilidad económica. Además, Banesto realizó dotaciones brutas adicionales por 77 millones de euros, de las que 28 millones se han destinado a provisiones por prejubilaciones y el resto a reforzar la cobertura con provisiones de los activos inmobiliarios adquiridos. 

En cuanto a la tasa de morosidad, aumentó hasta el 4,39%, frente al 4,15% de marzo, un aumento que se debe al menor volumen de inversión total mantenido al cierre del segundo trimestre del año, aunque según la entidad se mantiene "por debajo" del sector.

El margen de intereses alcanzó 769,4 millones, un 10,9% menos que en el primer semestre de 2010, aunque mejora respecto a trimestres anteriores. Las comisiones por servicios ascendieron a 269,9 millones, un 3,05% más, avance conseguido gracias al aumento de la transaccionalidad y de la utilización de servicios de valor añadido.

Los resultados de operaciones financieras alcanzaron 77,7 millones de euros, sustentados en la distribución de productos de tesorería a clientes y un elevado grado de diversificación que favorece la recurrencia de los mismos. El margen bruto generado se situó en 1.184,1 millones, un 8,1% menos que el mismo semestre del año anterior. Por áreas de negocio, los ingresos de la banca doméstica se situaron en 1.059,6 millones, un 7,8% menos, y suponen el 89,5% del margen bruto del grupo.

El banco destacó que la disciplina en el control de los gastos permitió cerrar el primer semestre con unos costes de explotación de 489,5 millones, un 1,5% inferiores a los registrados el año pasado. El ratio de eficiencia se situó en el 41,1%. Con respecto al margen neto de explotación, alcanzó 694,6 millones de euros, un 12,3% menos que en igual periodo de 2010, pero mejorando respecto a trimestres anteriores.  

Asimismo, la captación y vinculación de clientes siguió siendo una de las prioridades de gestión en 2011, aunque al cierre del semestre los recursos del sector privado residente se situaron en 55.667 millones de euros, un 5,1% menos de los que hace un año. No obstante, excluyendo el plan especial de captación del segundo trimestre, se registró un aumento interanual del 3,3%.  Por su parte, la inversión crediticia se situó en 71.978 millones de euros, un 5,7% menos que al cierre de junio de 2010, por la menor demanda del crédito, según la entidad.

El nivel de capitalización del banco siguió mejorando de manera orgánica y se situó muy por encima de los mínimos exigidos, con un exceso de más de 1.750 millones de euros.  Al cierre del primer semestre de 2011 el ratio BIS se situó en el 10,8%, con un Tier I del 9,7% y un core capital del 8,8%, lo que supone un incremento de 80 puntos porcentuales desde hace un año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios