DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Territorios Solidarios de BBVA apoya a la Federación gaditana de discapacitados

Integración escolar en movimiento

  • En los colegios de la provincia de Cádiz hay más de 1.400 niños con discapacidad que necesitan ayuda para su pleno desarrollo educativo. Un proyecto de Fegadi apoyado por BBVA refuerza el nexo de unión entre afectados, familiares y profesorado

EL problema que queda oculto difícilmente encuentra respuesta. Por eso es tan importante para Fegadi (Federación Gaditana de Personascon Discapacidad Física y Orgánica) indagar en la inmersión escolar de niños y niñas discapacitados, detectar los elementos que puedan impedir su plena integración e implantar recursos para hacerla efectiva. Y, más aún; consolidar estos trabajos en el tiempo demodo que la entrada en el mundo laboral y el desarrollo profesional se realice con normalidad.

Esta labor la viene realizando Fegadi (constituida en 1986) desde hace años. Sin embargo, losmiembros de la asociación detectaron la necesidad de contar con un psicólogo que realizara la función de mediador entre todos los actores del proceso formativo de estos niños, es decir, el profesorado y las familias. De ahí nació el proyecto IFAM: intermediación y familia, premiado por el concurso Territorios Solidarios de BBVA, que ha ayudado a la contratación de personal especializado para el análisis del entorno de los escolares con discapacidad y la coordinación entre las personas que lo conforman. Jaime Cánovas, director comercial en la oficina Jerez Empresas de BBVA, apadrina esta iniciativa que ha permitido trazar líneas de actuación eficaces para la integración de unos 150 escolares de 30 colegios de la provincia.

Esta ayuda económica es importante dado que “lasmayores necesidades de este colectivo son de tipo económico”, asegura Jaime Cánovas, quien explica que “asociaciones como Fegadi dependen en más de un 80% de los ingresos de la Administración Pública. Ellos cuentan con plena capacidad técnica y humana para desempeñar su trabajo, con el apoyo de las familias y del personal docente, pero por desgracia también son dependientes en lo económico para poder realizar proyectos de este tipo. Aunque ya venían trabajando en IFAM con personal propio antes de presentarlo a Territorios Solidarios, uno de los objetivos era obtener apoyo económico para poder contratar a un técnico cualificado que coordinase todas las fases del proyecto, mejorarando el día a día de las familias”.

El papel de los monitores. En la provincia de Cádiz hay unos 1.000 niños y niñas con n.e.a.e (“necesidades educativas de apoyo específico”) que estudian en centros especiales y otros 400 en colegios convencionales, con los apoyos necesarios a nivel educativo. Sin embargo, desde la Federación  se estima que la cifra de estudiantes que requieren de ayuda esmayor, aunque esta necesidad no haya sido detectada. En este sentido, Miguel Ángel de la Torre, técnico del departamento de Educación de Fegadi, lamenta que “hay un gran porcentaje de niños con discapacidad no diagnosticada y cuyas necesidades no son detectadas por los Equipos de Valoración y Orientación de Discapacidades dependientes de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía. Esta situación es un gran hándicap para alcanzar los recursos y beneficios que supone la condición de “discapacidad” y en gran parte se debe a la negativa de los padres y madres de estos alumnos a no reconocer la situación de su hijo o hija”.

En su día a día en la escuela, los pequeños encuentran dificultades en varios ámbitos donde la presencia del monitor –miembro de Fegadi asignado por los Servicios Educativos de la Junta– es fundamental. Sus funciones son especialmente asistenciales. Facilitan la “movilidad por el centro en las distintas actividades escolares, desarrollan labores de apoyo para el control de esfínteres y actividades orientadas a su aseo personal y facilitan la asistencia de este alumnado a las actividades extraescolares y complementarias que ofertan los distintos centros escolares”, cuenta Miguel Ángel de la Torre. Pero, además, es la figura que hace de enlace con las familias, “una pieza fundamental para que el centro pueda funcionar lo mejor posible a nivel de desarrollo del currículum”, añade.

De ahí la importancia de reforzar esta coordinación y detectar impedimentos para que sea fluida y efectiva, permitiendo así que la asociación alcance su logro final: “la plena consecución de los derechos como ciudadanos de las personas con discapacidad física y orgánica de la provincia de Cádiz”, asegura Francisco José Márquez, presidente ejecutivo de Fegadi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios