España

Blanco exime de responsabilidad a Zapatero y justifica su apoyo a Jiménez

  • El ministro de Fomento no se presentaría para suceder a Zapatero como candidato y dice que la hipótesis de que lo haga Rubalcaba tampoco se ha planteado.

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha subrayado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no tiene responsabilidad alguna en el resultado de las primarias del PSM y, además, ha justificado su propia decisión de apoyar inicialmente a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, porque "intuía" y tenía "datos" que hacían pensar que sería mejor candidata contra la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre.

En declaraciones a Antena 3, Blanco ha recordado que Zapatero ha ganado todas las elecciones a las que se ha presentado, y que su responsabilidad es en las generales. "Siempre hay una tendencia natural a responsabilizarle a él del resultado de las elecciones a las que no se presenta", ha ironizado.

Además, ha señalado que, aunque a algunos les guste hablar de postzapaterismo, o puedan creer que la forma de actuar desde el año 2000 "no ha sido la más adecuada", él piensa que su proyecto está "en la mitad del camino" y que la posibilidad de que Zapatero no se presente en 2012 "no es una hipótesis". 

En todo caso, ha dejado claro "para que no haya ninguna ambigüedad", que él no aspiraría a suceder a Zapatero como candidato a la presidencia del Gobierno y que tampoco se ha planteado la opción de que lo haga el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. "No es una hipótesis planteada y no hablaré de hipótesis no planteadas", ha remachado.

El ministro de Fomento no aventura qué estará pensando Zapatero sobre su propia candidatura, pero opina que "él escuchará a los socialistas, y la inmensa mayoría de los socialistas, la unanimidad prácticamente, están convencidos de que Zapatero debe ser el próximo candidato a la presidencia del Gobierno". 

Así, ha hecho hincapié en que el PSOE "tiene el mejor liderazgo" para dar "un impulso renovador al país" frente al presidente del PP, Mariano Rajoy, al que considera "cualquier cosa menos una perspectiva estimulante de futuro". 

"En la medida en que superemos las dificultades, la gente va a volver a confiar en quien fue capaz de plantear reformas", argumenta Blanco, insistiendo en que el PP no ofrece nada y "la gente no vota tirándose al precipicio". Es más, ha dicho que le gustaría que el presidente del PP, Mariano Rajoy, se sometiera a unas primarias "para que supiera de verdad lo que piensan los militantes sobre su liderazgo"

No cree en las encuestas lejos de las elecciones

Por eso, preguntado por la encuesta publicada este fin de semana, que auguraba una ventaja de 14 puntos del PP sobre el PSOE, ha replicado que "las encuestas fuera de tiempo electoral no tienen el sentido de lo que va a expresar el ciudadano" y ve lógico que, en este momento, los españoles expresen un "descontento" ante los recortes.

Las encuestas fueron precisamente lo que llevó a Blanco y a Zapatero a impulsar la candidatura de Trinidad Jiménez frente a Tomás Gómez en Madrid. Este martes, Blanco ha justificado que él intuía "avalado por algunos datos", que "había alguna posibilidad de un mejor resultado en torno a la candidatura de Trinidad Jiménez".

"Yo nunca estoy de brazos cruzados, ni en mi responsabilidad como ministro ni como dirigente del partido, y como dirigente tengo la responsabilidad de trabajar para que el partido sea competitivo", argumenta Blanco. "Yo no soy una persona a quien le guste hacer huelga, a diferencia de Rajoy que hace huelga de propuestas", ha añadido.

Pone su experiencia a disposición de Gómez

Blanco ha incidido en que todo eso "es el pasado ya" y ha puesto "a disposición de Tomás Gómez" su experiencia en planificar y coordinar campañas electorales y su responsabilidad como 'número dos' del partido.

A su juicio, después de las primarias, "el partido socialista está en mejores condiciones de competir y de ganar", porque el PSM "ha vencido la resignación" y Gómez "ha crecido" y en "liderazgo, conocimiento y empatía". Preguntado por la encuesta publicada este martes, que apunta a que Gómez perdería contra Aguirre, ha insistido en que el PSOE está hoy en condiciones de "competir y de ganar".

La derecha atacará a Gómez

De hecho, ha vaticinado que "los creadores de opinión cercanos a la derecha que alababan tanto a Tomás Gómez van a dejar de alabarlo", porque "van a empezar a ver un peligro para el Gobierno de Esperanza Aguirre". 

"(Gómez) ha crecido e incluso estoy viendo como algunos que le han apoyado con entusiasmo ahora ya están diciendo que van a dar marcha atrás, no vaya a ser que lo que iba a ser un problema para el PSOE al final se acabe convirtiendo en un problema para el PP", ha sostenido Blanco. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios