Jerez

La Policía Nacional intensifica los controles en San Telmo Nuevo

  • Los vecinos señalan que, de momento, han disminuido las reuniones de menores en la zona, tras sufrir durante meses robos y agresiones por parte de los adolescentes

Vecinos de San Telmo Nuevo denunciaron a mediados de mes la crítica situación que estaban viviendo debido a la concentración de menores en la zona, que se dedicaban a robar e increpar a todo el mundo. Casi dos semanas después de hacer público estos problemas, el panorama parece haber cambiado para fortuna de los afectados. El presidente de Solidaridad y de la asociación vecinal de la barriada, Sebastián Peña, confirma que, en este tiempo, "se ha incrementado la presencia de la Policía Nacional que cada día da vueltas por la zona y parece que ha sido efectivo porque ya no hay tantos menores causando problemas. Otros vecinos me han dicho que también han visto agentes de la Policía Local por el barrio". No obstante, Peña se muestra cauto a la hora de valorar la situación y prefiere no lanzar las campanas al vuelo. De hecho, recuerda que hace dos fines de semana los vecinos de La Cartuja tuvieron también problemas ya que, al parecer de forma intencionada, quemaron seis vehículos en esta barriada de la zona sur.

Aun así, este representante vecinal recalca que "a los vecinos no nos molestan las reuniones de niños en la calle, es un sitio público en el que pueden estar. Lo que ocurría en este caso y en otras barriadas es que estas concentraciones sólo conllevan vandalismo, como hemos sufrido nosotros desde el pasado verano y hasta ahora".

Sebastián Peña alude también a las declaraciones de la delegada de Movilidad, María del Carmen Martínez, que tras conocerse las quejas de los afectados, pidió a los vecinos que "dejasen trabajar a la Policía". Ante esta petición, Peña aclara que en ningún momento se ha entorpecido la labor realizada por los agentes pero, como es lógico, "teníamos que denunciar los hechos porque los insultos que estaban sufriendo las mujeres del barrio ya no era normal y no podíamos permitirlo". Hay que recordar que los afectados denunciaron que menores de edad estaban, a diario, concentrados en San Telmo Nuevo y dedicados básicamente a a causar el "terror" entre los vecinos a los que insultaban y a los comerciantes, que sufrieron numerosos robos. Sin embargo, al ser adolescentes menores de edad, era complicado actuar según explicó la delegada de Movilidad.

Este problema , sin embargo, no es exclusivo de esta barriada, ya que las denuncias en los últimos meses se han multiplicado en otras barriadas. No obstante, en la mayoría de los casos el foco del problema suele estar en reuniones de jóvenes mayores de edad, algo que no ocurre en este caso.

Tras la polémica, además, desde el SIP desmintieron, como dijo la delegada de Movilidad, que se estuviesen realizando controles en la zona en colaboración con la Policía Nacional. En concreto, alegaron que la falta de medios imposibilitaba poder cubrir toda la ciudad.

Desde la barriada de La Cartuja, su presidenta Pepa Aguilar confirma también que la situación parece haberse calmado en la zona tras denunciar públicamente la situación que estaban sufriendo de abandono. Como responsable vecinal señala que "también el mal tiempo ha beneficiado que estemos gozando de más calma en la zona porque en estos días a nadie le apetece salir a la calle". Aun así reconoce que han notado más presencia policial en sus calles y eso beneficia a los vecinos. De momento, siguen sin saber qué ocurrió hace dos fines de semana "porque lo último que me han dicho es que siguen investigando si fue vandalismo, como creemos, o si un accidente provocó el fuego. Los afectados, desde luego, no han tenido más noticas que estas".

Aguilar se muestra optimista de que la calma siga siendo la protagonista de la barriada, aunque confirma que todos los vecinos estarán atentos porque no pueden permitir que el asunto se les vaya de la mano de nuevo. "Esperemos que las cosas se mantengan así. Parece que la normalidad ha regresado a nuestras calles, pero tenemos que estar atentos para que no ocurra nada", explica.

Así las cosas, habrá que esperar a las próximas semanas para comprobar que, de verdad, el refuerzo de la presencia policial en la zona sur ha disipado los problemas de vandalismo en estos barrios ya que, como denunciaron los vecinos y como dijo la delegada de Seguridad, el hecho de que sean menores los presuntos causantes de los problemas hace que se más complicado actuar y tomar cartas en el asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios