Rocío Ruiz | Consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía "En la política falta que pensemos más en el futuro aunque con eso no podamos comprar votos"

  • "La educación es la vacuna más potente contra la violencia de género"

  • "Una sociedad digna no puede tener personas viviendo y muriendo en las calles"

  • "Con los recursos que hemos movilizado, al menos las necesidades básicas están atendidas"

Rocío Ruiz, consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, en su visita a Diario de Jerez. Rocío Ruiz, consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, en su visita a Diario de Jerez.

Rocío Ruiz, consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, en su visita a Diario de Jerez. / Vanesa Lobo

Rocío Ruiz, consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, propone un pacto de Estado para blindar la dependencia, habla de todos los asuntos de su competencia "con vehemencia porque yo lo vivo" y apuesta por mirar al futuro con planes a medio y largo plazo pero que den resultados en vez de buscar parches puntuales.

-La Consejería ha hecho una importante inversión en la residencia de La Granja...

-Nosotros apostamos por un modelo de residencia y un modelo de atención en general desde personas dependientes centrado en la persona, en sus necesidades. Seguiremos haciendo obras: tenemos en toda Andalucía ahora mismo una inversión en las residencias públicas, que son muy pocas, tengo que decirlo: de las 665 residencias de mayores, solamente 14 son públicas. Por lo tanto, hace falta invertir, nosotros apostamos por el servicio público, por la mejora de la calidad, queremos seguir invirtiendo en mejoras, como en La Granja: mejora de las instalaciones, de la eficiencia energética, de la seguridad, pero además queremos apostar por servicios públicos integrales que atienden a las personas en toda su dimensión: en residencias, centros de día, ayuda a domicilio, y también por recursos de proximidad, para que las personas que quieran permanecer en su hogar el máximo tiempo posible lo hagan con todas las garantías y con la mejor calidad y atención. Ese es el proyecto. Seguiremos invirtiendo, esperemos que con los fondos europeos muchos de los proyectos que hemos presentado puedan hacerse realidad porque van enfocados en esa línea, en ese modelo de cuidados.

-¿Esas inversiones se han visto frenadas por la pandemia al tener que destinar más recursos a personal?

-Estos recursos están absolutamente blindados; es decir, durante el año pasado, con la pandemia, mantuvimos todas las inversiones que íbamos a realizar en las residencias, en el aumento de plazas, y doy un dato: por ejemplo, en estos dos años hemos incrementado en 765 las plazas para personas dependientes, mayores o de discapacidad. Y un dato para que sea significativa la diferencia, en la anterior legislatura fueron 43 plazas las que crecieron. Aquí en Cádiz por ejemplo hemos tenido residencias como la de gravemente afectados de Espera, que llevaba ocho años sin ni una sola plaza concertada. Nosotros le hemos concertado plazas, 46 plazas en total en la provincia de Cádiz. Vamos a incrementar este año en otras 250 plazas más pero seguimos incrementando también la ayuda a domicilio, que para nosotros es un recurso fundamental. Hay que mejorar las condiciones de las trabajadoras, subimos el coste hora. Y también los centros de día, recursos también de proximidad que lo que hemos hecho para promocionar y para que puedan acudir nuestros mayores es bajar el copago, la parte que paga la familia, del 40 al 25%, es un ahorro de casi mil euros para la familia, los usuarios.

-Aumentan entonces las ayudas para la dependencia... 

-Hablando de dependencia, lo que hemos luchado y hemos liderado desde Andalucía es el pacto de Estado: seguimos insistiendo en un pacto de Estado porque las personas dependientes tienen el derecho a tener recursos y servicios a su disposición, no es algo coyuntural, de un plan de choque como el que propone el Gobierno de Sánchez. Tiene que haber cambios estructurales y una financiación justa y equilibrada que blinde los sistemas de dependencia y que por fin hablemos de una política de Estado de todas las comunidades en igualdad de condiciones para todos los españoles nazcan donde nazcan. Un sistema blindado, que sepamos que si tenemos una persona con discapacidad, si llegamos a mayores como esperamos llegar todos, tengamos asegurados nuestra calidad de vida y nuestros servicios. Eso yo creo que cualquier sociedad digna, democrática, que cuide por el bienestar, debe garantizarlo.

-Es un pacto complicado de conseguir viendo cómo se las gastan en el Congreso...

-Es complicado. Nosotros en Andalucía conseguimos que estuviera refrendado en febrero por todo el Parlamento andaluz. Se lideró desde esta Consejería, nos reunimos con todo el sector de la dependencia, con todos los sindicatos y nos apoyaron. También fui a Madrid y también fuimos apoyados por gran parte de los partidos políticos, por todo el sector de la dependencia. Yo lo que le pido al Ministerio y se lo pido siempre es que nos sentemos, que hablemos de modelos de atención como el que acabo de comentar, que no solo es financiación, que podemos hacer un calendario. Creo que se lo debemos a las personas más vulnerables de nuestra sociedad.

-En Jerez el PSOE aseguraba no hace mucho que había dos mil solicitudes en la ciudad sin resolver...

-El problema de las listas de espera es un problema estructural, no coyuntural. Evidentemente viene de mucho tiempo atrás porque la Ley de Dependencia nació infrafinanciada, esa es una realidad, en 2010. No solamente tenemos listas de espera en Andalucía sino en toda España y es una de las cuestiones que tendremos que resolver con una política de Estado, no se resuelve con un plan de choque que es el que propone el Gobierno, el Ministerio del señor Iglesias. Nosotros hemos apostado este año por una financiación de la dependencia que es la mayor de la historia, son 1.609 millones de euros. Si podemos seguir avanzando en ese pacto realmente podríamos acabar con las listas de espera, imagínese lo que podríamos hacer con una financiación 50 / 50 que es lo que recoge la Ley de Dependencia. Sabemos que no se puede hacer en un año pero deberíamos avanzar en ese sentido.

La consejera, durante la entrevista en Diario de Jerez. La consejera, durante la entrevista en Diario de Jerez.

La consejera, durante la entrevista en Diario de Jerez. / Vanesa Lobo

-¿Cómo está la situación en Andalucía? 

-Lo que hemos hecho porque la realidad manda es, primero, tener muchísimas más plazas porque si no tienes servicios, plazas residenciales o plazas en centros de día evidentemente es absurdo que se sigan haciendo valoraciones si no vas a poder ofrecer un recurso. Hemos sacado esas 765 plazas, hemos aumentado el servicio a domicilio pero además hemos hecho varios planes de choque desde que llegamos al Gobierno hace dos años. Le puedo decir que el incremento ha sido en más de 200 millones expresamente para planes de choque y en el último que hicimos, cuando terminamos el confinamiento, desde septiembre hemos conseguido tramitar expedientes un 27% más porque hemos priorizado sectores mucho más vulnerables y le digo de uno muy importante: los mayores que viven solos. Saben que el primer estudio que hicimos de soledad no deseada en Andalucía, el año pasado, daba una cifra realmente vergonzosa para todos nosotros que es más del 47% de andaluces y andaluzas viven en una sensación de soledad no deseada, absolutamente solos. Eso no lo podemos permitir. Entonces, hemos priorizado esas personas, igual que las personas grandes dependientes, con un plan de choque que vamos a hacer este año para unificar el criterio y hacerlo mucho más ágil. Vamos en esa línea de trabajo y creo que se agilizará, pero no podemos acabar nunca, no quiero hacer una promesa que no es real, si no se financia por el Gobierno de España como marca la ley, al 50 / 50.

-Los ayuntamientos, como el de Jerez, piden más dinero para la ayuda a domicilio...

-En ayuda a domicilio son 9,8 millones para el Ayuntamiento de Jerez y después de 10 años congelado hemos subido el precio ahora, y además vamos a mejorar las condiciones de vida de las trabajadoras, y digo trabajadoras porque la mayoría son mujeres, con una orden donde se contemplan mejoras en los convenios, en las cláusulas sociales que vamos a negociar con los sindicatos porque para nosotros contar con los ayuntamientos es fundamental. No tenemos que olvidar que nosotros proporcionamos la inversión económica pero lo gestionan los ayuntamientos y las diputaciones. Tenemos que trabajar de la mano para mejorar las condiciones de trabajo y la calidad de este servicio, ayuda a domicilio, que es fundamental.

-Entidades conveniadas con la Junta como Aspanido, Autismo Cádiz, Cedown y Upacesur, están teniendo muchas dificultades con la pandemia para conseguir ingresos y mantener los servicios que prestan... 

-Este año pasado, por ejemplo, las subvenciones para entidades de personas con discapacidad, que insisto no es un servicio público; después de 37 años de socialismo, que defiende tanto los servicios públicos, solamente existe una residencia pública para personas con discapacidad en Andalucía, son todos centros concertados. Nosotros concertamos las plazas y hemos incrementado el año pasado 20 millones, un 6%, para el incremento del precio / plaza, que va también a la calidad de los trabajadores y al servicio. Hemos sacado unas subvenciones con el mismo importe, no se ha rebajado nada las condiciones con la pandemia, para las entidades de personas con discapacidad con cinco millones y medio. Nuestra apuesta es seguir incrementando el precio / plaza porque el incremento para dependencia en el presupuesto 2021 son 1.600 millones, una subida de casi 94 millones que va dirigida a todas estas mejoras. Seguiremos apostando por los conciertos de las entidades con discapacidad que son los que atienden a nuestras personas con discapacidad, los cuidaremos.

Zonas desfavorecidas

-Hay en Jerez tres zonas catalogadas como desfavorecidas: Distrito Oeste, Picadueñas y Distrito Sur. ¿Cómo son las líneas de actuación de la Consejería?

-Para las zonas desfavorecidas trabajamos con el proyecto Eracis, cofinanciado con fondos europeos. El año pasado fue una inversión importante, seguimos avanzando, pero queremos ir más allá de proyectos puntuales porque en Andalucía durante estos 37 años de democracia parece increíble que todavía existan 99 zonas en Andalucía de las más pobres de Europa, que están financiadas con estos proyectos europeos pero no se ve avance. De los 12 barrios más pobres de España, 11 están en Andalucía. ¿Por qué no han funcionado estas políticas contra la pobreza y la exclusión? Tenemos que hacer un análisis real y lo que vamos a hacer este año es establecer una estrategia importante, sobre todo pensando en la infancia, en la pobreza infantil. Quiero decir un dato que es estremecedor: son 3 millones de personas en situación de pobreza y exclusión y de ellos, 800.000 son niños y niñas. Nuestra estrategia es pensar en políticas transversales pero no planes de choque cortoplacistas ni promesas electorales, sino que vamos a establecer un plan serio, a medio plazo, donde primen sobre todo los planes de intervención social, contextualizados en los sitios, también de inclusión social y laboral.

-¿Cómo se articula eso?

-Planes conveniados con Educación, Empleo, Salud, Vivienda... Políticas transversales, serias y rigurosas partiendo de un análisis y un diagnóstico, reforzando los servicios sociales comunitarios que tiene que hacer toda esa labor porque no es cuestión de dar una subvención, es cuestión de dar un proyecto de vida, de formación, empleo, para salir de esa situación de exclusión social. Siempre digo que vengo del ámbito de la educación, que no podremos romper la espiral de la pobreza si no conseguimos que niños y niñas no abandonen la escuela, el sistema educativo. Y ese es el enfoque con el que vamos a empezar a trabajar este año. 

-Ofrecer un proyecto de futuro también es fundamental para los menores extranjeros no acompañados (Menas) cuando cumplen 18 años...

-Cádiz es una zona de acogida de muchísimos niños menores no acompañados junto con Granada y Almería. En Cádiz este año hemos acogido a más de 500 niños, menores no acompañados inmigrantes, y no ha habido ningún problema estos dos años ni de masificación ni de otro tipo porque hemos creado un modelo pionero en España, y digo bien porque el Ministerio nos ha felicitado por ello. Es un modelo de atención integral donde los niños están estudiando o en un proceso de inserción laboral, y cuando salen, todos los extutelados de nuestros centros de menores tienen estos programas de mayoría de edad y hemos duplicado las plazas, hemos pasado de unas 300 a más de 700 plazas de extutelados. Pero aquí tenemos un problema con los niños menores no acompañados inmigrantes, problema que yo planteo también como política de Estado: ¿Cómo podemos tratar el problema de la inmigración como si los niños que llegan a Andalucía no fueran un problema de España o de Europa? O los que llegan a Canarias, o a Ceuta y Melilla. Luego pasa lo que pasa... Nosotros hemos propuesto al Ministerio una política de Estado porque esta atención de estos niños la hemos hecho a pulmón estos dos años en Andalucía, no ha habido ninguna sola aportación ni ayuda del Estado, y que seamos la frontera sur de Europa no implica que estos niños sean solamente de nuestra responsabilidad.

Rocío Ruiz aboga por un pacto de Estado por la inmigración. Rocío Ruiz aboga por un pacto de Estado por la inmigración.

Rocío Ruiz aboga por un pacto de Estado por la inmigración. / Vanesa Lobo

-Es un problema de todos, no solo de la zona donde llegan...

-Estamos hablando de reparto solidario, de ayuda, de programas reales de inserción, y estamos hablando también de políticas  como la Ley de Extranjería del Ministerio del Interior para llegar a acuerdos, porque la mayoría de estos menores lo que no tienen después es documentación para poder insertarse en el mundo laboral. Entonces, son políticas integrales que exceden nuestras competencias autonómicas y que es necesario plantear. En el último consejo con el Ministerio de Asuntos Sociales lo volví a plantear, porque ahora solamente quieren solucionar el problema de Canarias, que ha explotado, pero el problema de Canarias no se soluciona montando 2.500 inmigrantes en aviones como lo han hecho de forma irregular y repartiéndolos por España. Me parece impresentable, la verdad. Vamos a tratar el problema con seriedad. Tenemos 3.000 menores no acompañados que han llegado a nuestras costas, están perfectamente atendidos, queremos que se integren porque la solución de los niños menores es la integración, de toda inmigración es la integración, pero con políticas serias y consensuadas con todas las comunidades autónomas.

-Entonces, cuando los menores cumplen los 18 y dejan de ser menores ¿Siguen tutelados?

-Son programas con pisos tutelados, centros de inserción social y laboral en los que hemos incrementado las plazas pero supone un esfuerzo económico importante. Y doy otro dato: el Ingreso Mínimo Vital, que iba a ser la panacea de la lucha contra la pobreza, no lo ha sido, ha sido desgraciadamente otro fiasco y lo lamento, porque confiábamos mucho y teníamos muchas expectativas pero ha chocado con lo que choca todo cuando se hacen políticas populistas, apresuradas, sin medios técnicos y humanos, al final no funcionan, como pasó con la renta mínima. El Ingreso Mínimo Vital no contempla como un colectivo que pueda recibir este ingreso a los extutelados de 18 a 23 años. Nosotros sí lo vamos a contemplar en el decreto que tenemos preparado de complementación de este ingreso, que esperemos que pueda llegar lo antes posible a muchas familias andaluzas que lo necesitan, porque no está llegando. Pero mientras el Ingreso Mínimo Vital no llega, nosotros seguimos trabajando en la renta mínima. Un dato de diciembre: 135 millones ejecutados de renta mínima andaluza, y para que vean la diferencia, 35 millones en 2018. 100 millones más que en 2018. Seguimos trabajando con lealtad, hacen falta los ingresos mínimos y todos esos planes de inclusión, porque el Ingreso Mínimo Vital tampoco recoge planes de inclusión social y laboral. Nosotros vamos a complementar los colectivos a los que no llega el ingreso y vamos a realizar los planes de inclusión, y estamos tendiendo la mano al Ministerio par ver cómo podemos relanzar e impulsar el ingreso mínimo para poder complementarlo con las ayudas autonómicas.

-Hablando de centros de acogida, estará satisfecha con el archivo de la causa abierta a la directora del centro de menores ubicado en el antiguo Hotel Ávila por abandono...

-Sí. Nosotros lo que queremos siempre es la protección y que estén lo mejor posible. Y hemos disminuido el nivel de abandono en un 70%. En 2018 nos encontramos con un nivel de abandono importante pero ahora no se van porque están estudiando, en un programa de inserción y están muy bien integrados en la zona. Nosotros no apostamos por grandes centros sino por centros pequeños que están integrados en las comunidades, que participen en las actividades de la comunidad, estudiando en el instituto, haciendo programas de Formación Profesional... Ese es el futuro. Pero para eso necesitamos presupuesto, sigo insistiendo que tenemos que ir de la mano del Ministerio.

-¿Cuál es el plan para integrar a los inmigrantes?

-El enfoque de la integración es centros integrados en los barrios, en los pueblos, las comunidades, que participen en la vida. Estos niños que he visitado van a las actividades deportivas, de teatro, del ayuntamiento... Es eso, estamos en contra de la creación de guetos, y aquí se han creado guetos de todo tipo de pobreza y eso nunca va a funcionar en una sociedad. Al final eso crea marginalidad, crea delincuencia. Si sabemos que eso no ha funcionado, tenemos que cambiar el modelo y eso es lo que hemos procurado por ejemplo con respecto a los menores no acompañados, que las zonas de exclusión sean zonas de transformación social para que estén integrados y que en una plazo de 6, 10 años tengamos unos resultados.

-Habla de transformar los barrios y darles contenido con planes sociales...

-Sobre todo continuidad. Cuando hablas con los profesionales, yo he trabajado siete años en un barrio de exclusión en Huelva, no se puede hablar de proyectos a corto plazo y de impacto, simplemente para vender. Tenemos que hablar de continuidad porque los proyectos, si no tienen una continuidad, no tienen  resultados. Son colectivos muy complicados para que puedan tener esa transformación, es una situación difícil. Entonces, tienen que trabajar profesionales a largo plazo, los mismos y con los mismos proyectos para ver resultados, pero se ha pensado muchas veces más en el impacto político y en la venta que en la transformación.

-La educación es fundamental porque es la base...

-Si permitimos y no ponemos todos los medios a nuestro alcance para que un niño no abandone el sistema educativo, está abocado a la pobreza y a la exclusión irremediablemente. Esa pobreza es una espiral de padres a hijos, eso se ha mantenido y no han funcionado los programas que existían, esa es la realidad. Vamos a cambiar el enfoque, la metodología, la forma, vamos a pensar en que esto no es cuestión de votos o de políticos; yo estaré o no estaré, da igual, pero es un legado que tenemos que dejar por responsabilidad y creo que eso falta en la política, que pensemos más en el futuro aunque no podamos comprar votos con eso.

Juan Marín

-Hablando de futuro ¿Qué tal con Juan Marín?

-Bien. Es un compañero y estamos trabajando juntos en un proyecto que para mí es fundamental. Tuvimos un tropezón importante en las elecciones generales pero nos estamos recuperando, y siempre digo de Ciudadanos que es un proyecto único, imprescindible y distinto, diferente, que no nos confundan. No somos conservadores ni socialdemócratas, y creo que es importante un proyecto de este tipo en España porque rompes el frentismo, el bipartidismo y das la opción a otras personas que tienen otro punto de vista. Somos liberales en lo económico y progresistas en lo social y lo estamos demostrando con las políticas de esta Consejería, progresista total y absolutamente en defensa del bienestar y de los derechos sociales de las personas más vulnerables, defensa de la igualdad de hombres y mujeres sin cortapisas, lucha contra la violencia de género, y en ese sentido es un partido que además sabe pactar, que puede llegar a consensos, y Arrimadas lo ha demostrado. Creo que es muy importante que sigamos fuertes porque hemos dado estabilidad en Andalucía como hemos demostrado y en la pandemia hemos estado a la altura a pesar de las dificultades, ha sido la prueba de fuego para cualquier gobierno pero dentro de las dificultades creo que hay unos resultados satisfactorios.

-Lo decía por el encontronazo que tuvo el mes pasado con Juan Marín...

-Esto no es una secta, nosotros tenemos puntos de vista a veces diferentes y yo lo comparto con él, lo hablamos todo y llegamos a acuerdos, que es como debe ser. Somos personas críticas, exponemos nuestras ideas y llegamos a acuerdos y en ese sentido no pasa nada.

-Hablaba antes de violencia de género. ¿Con el confinamiento han aumentado los casos, han estado más preocupados?

-Ha habido casos curiosos porque durante el confinamiento temíamos mucho por las mujeres, imagínate lo que es una mujer encerrada con su maltratador, eso es una situación inimaginable de miedo y de terror. Todos los dispositivos estaban en marcha, 24 horas el teléfono, y curiosamente fueron muchísimas llamadas, tuvimos un pico de llamadas al teléfono de atención y seguimos teniendo. Aquí precisamente en Jerez y en Cádiz ha habido el doble con respecto a 2019, pero para nosotros eso no es una mala señal, es una buena señal: siempre decimos que las mujeres no denunciaban, muchas de las mujeres asesinadas no habían denunciado, y nosotros queremos que aflore esa violencia callada del terror, que no se atreven a dar el paso adelante, para que lo den y esa cantidad de llamadas, casi el 20% más aquí en la provincia de Cádiz y el doble de mujeres atendidas, es que están saliendo. Que confíen en los recursos que están a su disposición.

-No se puede bajar la guardia...

-Hemos blindado las políticas de igualdad, se ha incrementado el presupuesto del Instituto Andaluz de la Mujer, incrementado por diez veces el teléfono de información a la mujer, el 900 200 999 es un teléfono que en 2018 te atendía la telefonista de Salud Responde, a una mujer que en ese momento podían estar intentando asesinarla o estar en una situación de terror... No era lo más adecuado. Pues de cien mil euros hemos pasado a un millón de euros porque hemos invertido en personal experto en psicología, juristas... Te atiende un experto o una experta y han salvado muchas vidas, y también durante el confinamiento, situaciones límite que nos han contado de estar dos horas hasta poder rescatar a una mujer para que no fuera asesinada, situaciones muy graves, pero lo ha conseguido una experta en psicología. Esa inversión es la mejor que hemos podido hacer porque salvamos vidas. Hemos hecho una inversión importante en los centros de acogida, centros de información a la mujer, 24 millones para que haya en cualquier pueblo de Andalucía una puerta abierta para una mujer que necesita asesoramiento o acompañamiento.

-Aquí además no valen medias tintas, hay que ir todos a una... 

-Eso es lo que procuramos, por eso nos sorprende mucho cuando salen noticias con un matiz absolutamente ideológico que busca confrontación, división, incluso bulos de la política de la Consejería en temas de violencia de género y a mí me preocupa porque siempre estoy pidiendo unidad. El único pacto, y mira que pido pactos, que ha habido de Estado ha sido precisamente por la violencia de género. Si hemos conseguido un pacto y unión, no busquemos la confrontación porque eso al final lo que hace es crear dudas a las mujeres, crea confusión, y nosotros queremos dar seguridad de que la administración está su servicio, que no están solas. Pido responsabilidad en ciertas noticias, en ciertas opiniones que no se basan en datos reales, quiero ir de la mano de la sociedad y de los partido políticos y pido por favor que no hagan ese tipo de declaraciones que hacen mucho daño.

-En este tema también es fundamental la educación desde pequeños... 

-Vuelvo a la educación, que es la vacuna más potente contra la violencia de género. Si somos capaces de educar a nuestros niños en igualdad y en valores podemos dar un paso, es sembrar. Hemos tenido más de 17.000 proyectos en centros educativos, esa es la base. Hablo de esto con vehemencia porque yo lo vivo, es una responsabilidad total. Es que es muy duro cuando te llaman para decirte, como el otro día esa atrocidad que hicieron con estas chicas... Y escuchar comentarios de partidos políticos que lo que buscan es decir que nosotros estamos en contra de la lucha contra la violencia me parece tan gratuito e irresponsable que no lo admito, no lo puedo tolerar.

La consejera apuesta por la educación para acabar con la violencia de género y la marginalidad. La consejera apuesta por la educación para acabar con la violencia de género y la marginalidad.

La consejera apuesta por la educación para acabar con la violencia de género y la marginalidad. / Vanesa Lobo

-Han ampliado el presupuesto de diferentes partidas pero en estos asuntos nunca es suficiente...

-Siempre falta. Tenemos un presupuesto de 40 mil millones de euros y en mi Consejería más de 2.500 millones pero nunca es suficiente y ahora menos. Durante el confinamiento y toda esta pandemia hemos movilizado de forma urgente y prioritaria más de cien millones para ayudas familiares, la tarjeta monedero, hace poco dos millones para Cáritas, para pagar un alquiler o simplemente la luz, que ya está bien, lo de la luz es otro tema increíble y muchas familias no puede tener calefacción con esos recibos que son inaceptables. Y ahora hemos sacado otros cinco millones para personas sin hogar, des que con este frío y con este temporal, que estén las personas en la calle, muriéndose... Voy a visitar todos los centros que cuidan a las personas más vulnerables y siempre acabo con el corazón encogido porque necesitan más, y siempre les digo que yo coy a seguir luchando por sacar dinero entre las piedras, siempre lo digo. Son situaciones de emergencia pero es verdad que hay que pensar con visión, un proyecto que tenemos de Sinhogarismo, no atenderlas en una situación coyuntural como la ola de frío; si trabajamos con estas personas con una estrategia de proyecto de vida, de formación  e inserción, podemos sacarlas de la calle y tenemos que hacerlo, es un deber moral. Una sociedad digna no puede tener personas viviendo y muriendo en las calles. En Córdoba conocí una fundación subvencionada por esta Consejería que recogía a personas que estaban con enfermedades terminales en la calle. ¿Hay algo más triste que morir solo en la calle? Eso tenemos que replantearlo.

-De lo mejor de esta pandemia sin duda ha sido el voluntariado...

-Andalucía es que es una tierra solidaria de verdad y lo digo de corazón porque es increíble. Hicimos una plataforma para organizar el voluntariado, fue increíble lo que se movilizó en muy poco tiempo: de teléfono de atención a personas que tenían miedo, que no sabían qué hacer, dónde ir; personas que llevaban medicamentos, comida, la compra; o simplemente personas al otro lado de un teléfono para charlar, porque por este estudio que comentaba de ese 47% de personas que viven solas en teleasistencia hemos incrementado en más de 200 personas para acompañamiento de esas personas que tengan esa soledad, para charlar con ellos. El servicio de teleasistencia es maravilloso. Yo al final no puedo más que agradecer. Incluso a profesionales: recuerdo cuando llamaba a los colegios de psicólogos de Andalucía, que se ofrecieron también para una línea de atención psicológica, porque no hay que olvidar que la salud mental va a ser uno de los problemas que cuando pase la social y la económica vamos a tener que atender de forma más urgente. Ha habido muchas pérdidas, muchos fallecimientos en soledad, muchas personas que no han podido despedirse de sus seres queridos y muchas personas que han perdido un trabajo y que lo han perdido todo, y también hay que cuidar a esas personas. Nosotros vamos a poner todos los medios psicológicos y de atención social.

-En las colas de los bancos de alimentos se está viendo a gente que no hace mucho parecía que tenía la vida resuelta...  

-Hay una nueva pobreza, personas que nunca habían tenido que recurrir a estos servicios... Incrementamos el Banco de Alimentos con 3,5 millones más el millón que hicimos; los comedores sociales... Es que hay que pensar que hay personas que se han quedado sin nada, la crisis social en la que estamos inmersa y la que se avecina va a ser tremenda pero nosotros no nos vamos a rendir ni desfallecemos, tenemos muchos proyectos, tenemos presupuesto y si hace falta más, lo buscaremos, se lo puedo asegurar. Con los recursos que hemos movilizado, lo que sí puedo decir es que al menos, las necesidades básicas están atendidas. Sé que con los recursos que hemos puesto en banco de alimentos, casi cinco millones; tres millones y medio para los comedores sociales; 24 millones de la tarjeta monedero, por lo menos llenar la cesta de la compra... Las necesidades básicas están atendidas; el trabajo llegará cuando podamos volver a las calles. 

En su visita a Diario de Jerez, Rocío Ruiz firmó en el Libro de Honor del periódico. En la imagen, la consejera firmando junto a Rafael Navas, director del Diario. En su visita a Diario de Jerez, Rocío Ruiz firmó en el Libro de Honor del periódico. En la imagen, la consejera firmando junto a Rafael Navas, director del Diario.

En su visita a Diario de Jerez, Rocío Ruiz firmó en el Libro de Honor del periódico. En la imagen, la consejera firmando junto a Rafael Navas, director del Diario. / Vanesa Lobo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios