Ciudad Dos años de... ¿Museo del Flamenco?

  • Veinticuatro meses después de su anuncio oficial en Jerez, el proyecto es una incógnita

  • El traslado o no del CADF, una de las cuestiones que deben modificar o no el planteamiento inicial

Una imagen del proyecto del Museo del Flamenco de Andalucía. Una imagen del proyecto del Museo del Flamenco de Andalucía.

Una imagen del proyecto del Museo del Flamenco de Andalucía.

El 12 de mayo de 2017, justo hace dos años hoy, Ayuntamiento de Jerez y Junta de Andalucía presentaron oficialmente el proyecto del Museo Flamenco de Andalucía. El acto, celebrado en el Museo del Enganche de la Real Escuela de Arte Ecuestre, congregó, al margen de Mamen Sánchez, como alcaldesa de la ciudad, y Rosa Aguilar como consejera de Cultura, a numerosas personalidades del mundo político y artístico de la zona. También acudió Rosario Flores, en representación de la familia Flores, dado que dentro del proyecto se anunciaba la creación del futuro Museo de Lola Flores, cuya ubicación sería la Nave del Aceite.

La presentación oficializó también dos datos llamativos, en primer lugar, que el Museo del Flamenco de Andalucía ocuparía el espacio que actualmente ostenta el Zoco de Artesanía en la Plaza Belén, y en segundo lugar, que el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco (CADF) abandonaría su sede del Palacio Pemartín para formar parte del mismo edificio en el zoco.

Precisamente, esta decisión motivó, en los meses venideros, un amplio debate entre Junta y Ayuntamiento, decididos a cambiarlo de sitio amparándose en una mejora tecnológica, y un numeroso grupo de críticos y autoridades dentro del mundo del flamenco, que no entendían dicha modificación. A esta corriente crítica se sumaron algunos partidos políticos de la ciudad, pues tanto Izquierda Unida, Ciudadanos y Partido Popular hacen público, a través de sus portavoces, su desacuerdo con la propuesta.

Con polémica incluida, lo cierto es que justo dos meses después de la presentación, la Junta da el primer paso para establecer las bases de dicho museo. Para ello, congrega en Jerez a una comisión o mesa técnica que se encargará de esbozar su estructura y contenidos. Ésta estuvo presidida por Miguel Ángel Vázquez, consejero de Cultura, y Mamen Sánchez, y a nivel institucional contará también con la presencia de la viceconsejera de Cultura, Marta Alonso Lappí, la directora general del Instituto Andaluz de Flamenco, María de los Ángeles Carrasco, el delegado territorial de Cultura en Cádiz, Daniel Moreno López, la delegada territorial de Educación, Remedios Palma, y el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Juan Luis Belizón.

La parte de la cultura estará representada por José Lebrero, director del Museo Picasso de Málaga, Juan Antonio Álvarez Reyes, director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Juan Alonso de la Sierra, director del Museo de Cádiz, Francisco Perujo, en representación de la UCA, Ana Tenorio, como miembro del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco, Isamay Benavente, directora del Teatro Villamarta, y Rafael Infante, profesor de la Universidad de Sevilla. También estuvieron presentes investigadoras como Ángeles Cruzado, Rosalía Gómez y Carmen Pulpón.

Inicialmente, al menos así se reconoce en el acto de presentación, la financiación del proyecto estaba sustentada por Fondos ITI con una partida de 2,5 millones de euros. Esta cuantía se modificó en los meses posteriores, concretamente en julio, cuando se hace pública que el presupuesto final alcanzará los 9,5 millones de euros.

Antes, en una visita de Mamen Sánchez a las obras de la Plaza Belén, la alcaldesa informa de una modificación en el proyecto inicial, incorporando un solar existente entre la calle Barranco y Doctor Lillo, aquel que Pedro Pacheco quiso convertir también en el Centro Internacional de Español, y la exclusión de una vivienda colindante a la Nave del Aceite, al tener que someter a ésta a un proceso de expropiación que se prolongaría en el tiempo.

El 27 de julio, Junta y Ayuntamiento presentaron en Jerez, concretamente en el mismo Zoco de Artesanía, el proyecto definitivo, con la presencia del vicepresidente autonómico Manuel Jiménez Barrios. En ella, nombran, por primera vez, fechas concretas, situando el comienzo de las obras en agosto de 2019 y barajando octubre del 2021 para su finalización.

En su discurso, Jiménez Barrios hablará de los ya conocidos 3.000 metros cuadrados y avanza varios detalles. Entre ellos que la entrada principal se hará por la calle Barranco, “que permitirá el desarrollo turístico natural de la ciudad”, aunque el acceso a las zonas internas (administración, almacén y talleres) se hará por doctor Lillo”. Asimismo, se avanza que el auditorio previsto tendrá un aforo para unas 100 personas y que existirá una sala de exposiciones temporales, con 157 metros cuadrados de superficie.

Sin embargo, y pese a las críticas del mundo del flamenco, la Junta persevera en el cambio de sede del CADF, que deberá abandonar Pemartín. El propiovicepresidente explica que de los 457 metros cuadrados que consta el palacio se pasará a una superficie de 703 metros cuadrados. “Tiene la oportunidad de crecer, mejorar y prestar un servicio más completo a la ciudadanía. Se situará en el edificio de las antiguas Carnicerías, con acceso desde la plaza Peones, y contará con infraestructuras propias de un Centro de Documentación del siglo XXI y garantizar así la conservación de unos fondos que son un auténtico tesoro”.

El final de 2018 provoca un nuevo vuelco al proyecto, primero con la salida del gobierno socialista de la Junta, que hasta ahora había llevado todo el proceso, algo que abre cierta incertidumbre, sobre todo en el planteamiento inicial.

Tres días después, el pleno del Ayuntamiento da luz verde a la cesión de titularidad de las fincas municipales situadas en las calles Doctor Lillo 8 duplicado; Doctor Lillo 8; Rompechapines 1; Rompechapines 3 y Rompechapines 5; Doctor Lillo 8 Triplicado; Doctor Lillo 10; Barrancos 6 y 8; Cl. Doctor Lillo 3 y Doctor Lillo 4.

El siguiente paso es que la Junta de Andalucía acepte los bienes inmuebles ofrecidos, una circunstancia que a día de hoy, con elecciones nacionales y con las municipales a la vuelta de la esquina, aún no se ha analizado del consejo de gobierno.

Lo que sí se consolida, algo que se rubrica el día 14 de diciembre con el gobierno de la Junta en funciones, es el convenio para la ejecución del Museo del Flamenco de Andalucía. Lo firmarán en el Ayuntamiento la alcaldesa Mamen Sánchez y el todavía consejero Miguel Ángel Vázquez.

En dicho documento se amplía el plazo de presentación del proyecto de ejecución del museo, que de haberlo tenido que entregar a finales de enero, pasará ahora al 30 de abril.

Si el gobierno andaluz insiste en no trasladar el CADF, habrá que modificar el proyecto

Justo antes de finalizar 2018, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publica el decreto con la prórroga del presupuesto de la Junta de Andalucía, un presupuesto en el que se destina una partida de 509.641 euros para lo que denomina ‘Centro de interpretación del flamenco’, una iniciativa adscrita a los proyectos ITI Cádiz. Estipula, además, quepara 2020 el presupuesto será de dos millones para una inversión total de 2,5 millones.

Con el nuevo año, la situación tampoco termina de avanzar, es más, el martes 26 de febrero, la nueva consejera de Cultura, Patricia del Pozo, acusa en el Parlamento a su antecesor de “deslealtad institucional”.

Del Pozo alerta que el convenio firmado en diciembre entre Junta y Ayuntamiento se hizo “sin un informe de la asesoría jurídica”, una circunstancia que, a su entender, podría poner en riesgo los fondos europeos con los que se pretende construir— procederá de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) de la provincia—. Además, reconoce que las fincas cedidas por el Ayuntamiento “están con cargas”.

Pese a todo, la consejera reconoció que “no voy a condicionar un proyecto bueno para esta tierra por cuestiones partidistas. El Museo del Flamenco es bueno, es un buen proyecto, es precioso y tiene respaldo presupuestario. Es bueno para Jerez”. El pasado 24 de abril, en último pleno municipal, el gobierno local sacó adelante, por unanimidad, la cesión gratuita a favor de la Junta de fincas de titularidad municipal para la construcción e implantación del Museo del Flamenco y del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco.

No obstante, en dicho pleno se insistió, por parte de la oposición, en respaldar el proyecto del Museo del Flamenco de Andalucía, aunque no así, tal y como habían reconocido meses antes, el traslado del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco.

A 12 de mayo de 2019, dos años después del anuncio del proyecto, la situación no ha cambiado nada con relación a los últimos meses. La única novedad es que el pasado 30 de abril se hizo entrega del anteproyecto del Museo del Flamenco de Andalucía.

Ahora, una vez entregada la documentación la Junta deberá cotejar el expediente de cesión de las fincas con el anteproyecto para establecer un proyecto final y sacarlo a licitación.

No obstante, antes deberá decidir, tal y como han venido insistiendo Partido Popular y Ciudadanos, si mantienen la idea de no trasladar el CADF. Si como se espera la decisión no cambia, el anteproyecto presentado deberá ser modificado, ya que en los planos entregados, se ubica el centro de documentación en el antiguo Zoco, al que se le destinan 603 metros útiles. De ser así, tendría que realizarse una redistribución de los espacios y destinar para esta zona otra función.

La comisión técnica no se reúne desde el 6 de julio de 2018

La comisión técnica encargada de llevar todo el proceso de preparación de los contenidos museísticos del proyecto del futuro museo no se reúne desde el pasado 6 de julio de 2018. Casi un año ha pasado desde la última reunión celebrada en Sevilla, un dato que para algunos resulta llamativo.

Esta comisión estaba compuesta por expertos y representantes de la administración pública y su misión fundamental era redactar las bases del Museo del Flamenco de Andalucía, una tarea especialmente complicada, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos hablando de aglutinar en un mismo espacio a dos siglos de flamenco. Desde que se reunieran por primera vez, en julio de 2017, varios han sido los encuentros que han llevado a cabo enSevilla esta comisión. Algunas de las voces consultadas por este Diario no entienden dicho parón, sobre todo en el otoño, ya que a partir de diciembre, con el cambio de gobierno en Andalucía, algunos consideran “normal que todo se haya paralizado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios