Los debates del CEHJ

Un encuentro histórico que no dejará indiferente

  • Una charla reunirá a los “tres primeros historiadores del arte” de Jerez

  • Un día en el que se pondrán “los puntos sobre las íes”

Los historiadores Fernando Aroca, Esperanza de los Ríos y Jesús Caballero Ragel días atrás en ‘ArteaDiario’. Los historiadores Fernando Aroca, Esperanza de los Ríos y Jesús Caballero Ragel días atrás en ‘ArteaDiario’.

Los historiadores Fernando Aroca, Esperanza de los Ríos y Jesús Caballero Ragel días atrás en ‘ArteaDiario’. / Vanesa Lobo (Jerez)

Sin intención de levantar ampollas, Fernando Aroca, Esperanza de los Ríos y Jesús Caballero Ragel “son las primeras personas que hicieron de verdad Historia del Arte en Jerez”, asegura el también historiador Fernando López Vargas-Machuca.

“Pero hay que dejar muy claro –añade– que esto no significa ningunear a los que vinieron antes, porque hubo una serie de personas que hicieron cosas muy importantes en Jerez a este respecto, pero no de manera sistemática y dedicándole la mayor parte de su actividad al arte”. Desde el Centro de Estudios Históricos Jerezanos (CEHJ) se apoyan en que estos tres nombres se han dedicado a esta disciplina “de manera sistemática, científica por completo y planificada”.

En el caso de Esperanza de los Ríos, siglos XVI y XVII fundamentalmente; Fernando Aroca, siglo XVIII y la arquitectura de las bodegas del XIX, y Jesús Caballero, el XIX. “Ellos acudieron a los archivos, a las fuentes primarias, revisaron la bibliografía de manera crítica y además hicieron estudios morfológicos de lo que se encontraban, tanto de arquitectura como de escultura, de tal manera que todos los historiadores del arte de Jerez que hemos venido luego estamos en deuda con ellos porque abrieron el camino”, subraya Machuca.

Porque es un lujo tenerlos juntos y porque “Jerez está en deuda con ellos”, Vargas-Machuca moderará una mesa redonda en la que estos tres expertos hablarán de los que les precedieron, de sus propias experiencias, de las dificultades que se encontraron y de todas sus vivencias”. Será 7 de marzo, a las 19,30 horas, en los Claustros, con entrada libre, una tercera jornada de los debates del CEHJ, en las que ya se ha hablado de la problemática de los conventos y de los orígenes de Jerez y habrá un cuarto dedicado al futuro del libro.

“Al principio, nos encontramos con un campo que estaba abonado a medias, si bien no hay que ningunear a los que nos precedieron, como Hipólito Sancho, Manuel Esteve, Muñoz y Gómez...”, dice Aroca. “Entre la muerte de Hipólito Sancho y mis primeras investigaciones habían pasado 25 años en los que no había ningún historiador que volviera a abrir el sello del archivo de protocolos notariales de Jerez. Ni siquiera estaba al uso público. Yo tenía que ir a recoger el tomo al IARA y luego consultarlo en notaría. Un nido de polvo que me llevaba en el pelo y en la ropa a mi casa”, cuenta De los Ríos.

Al respecto, Aroca recalca que el Archivo Municipal “nunca ha sido de interés para los políticos. A Pacheco le dio por muchas cosas pero nunca por tener un Archivo en condiciones. Es deficiente en instalaciones, no en personal que es amabilísimo y esto suple otras carencias. Los tomos se deshacen”.

Jesús Caballero, destaca que ha publicado “un 10% de lo que tengo trabajado. No hay entidades culturales que publiquen. Los tres compartimos además amistad. Yo en el año 1988 entro a trabajar en el Archivo Municipal y ellos iban allí a hacer sus tesis, entre otros investigadores. Al ver los legajos me entra el gusanillo de la historia y comienzo a investigar. El Archivo es el gran dejado y habría que digitalizar lo más antiguo. Es prioritario”.

Asimismo, Vargas-Machuca apunta que el Ayuntamiento “tiene en gran dejadez todo lo que es el patrimonio documental. No lo atiende lo suficiente, Hay que denunciar a los diferentes gobiernos municipales por ello”.

“Otro factor en contra al principio era la falta de relación de esta ciudad con la universidad (hoy ya no). Muchos de los que se dedicaban a la Historia del Arte no provenían de la universidad, sino que eran más bien aficionados, eruditos locales”. Aunque sin embargo aseguran que Jerez “nunca ha tenido el volumen de historiadores en cantidad y en calidad que tiene hoy”.

Una mesa redonda en la que no faltarán las reivindicaciones, “porque ninguno de los tres somos calladitos (ríen). Así que pondremos los puntos sobre las íes. Hablaremos de lo bueno y de lo malo. Nadie se lo puede perder”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios