1 de Mayo

La otra ‘especie’ en extinción

  • Unas 200 personas se manifiestan por el 1 de Mayo convocadas por la CNT y el SAT

Con eso de que este miércoles era festivo nacional, el Zoobotánico de la ciudad llevó a cabo el día del lince ibérico, una especie que se encuentra en peligro de extinción. Sin embargo, la celebración del 1 de Mayo también dejó al descubierto que hay otra ‘especie’ que podría desaparecer. Es la del “trabajador consciente, digno, que pelea en su centro de trabajo por dignificarse. Y ese es el auténtico lince que está en peligro de extinción”, dijo Paco Cuevas, portavoz del sindicato CNT (Confederación Nacional del Trabajo), en el transcurso de la tradicional manifestación por esta jornada, que convocó a unas 200 personas. La mayoría de ellas, jóvenes, que se fueron sumando en el transcurso de la marcha, que se desarrolló desde la avenida Álvaro Domecq hasta alcanzar la plaza del Arenal.

“Lamentablemente –añadió Cuevas– hay gente a la que se le olvida lo que significa este día, incluso se olvidan de que ellos mismos son trabajadores o trabajadoras, y es que la condición de la mayoría de las personas es esa. Nosotros, aunque seamos un grupo pequeño, salimos todos los años, es nuestra obligación, y aprovechamos para hacer nuestras reivindicaciones y recordar las condiciones límite que tiene la clase trabajadora”.

Al respecto, Cuevas destacó que la primera reivindicación “no va dirigida a la clase política sino a la trabajadora, y lo que pedimos es que se movilice, que acuda, que no se vaya a comer la tortilla a la playa o al campo o que no se vaya a celebrar el día del lince ibérico en el Zoo, como así ha pedido nuestro ‘querido’ Ayuntamiento. Este día tiene que ser una jornada de ocupación de las calles, de movilizaciones en las distintas ciudades del país”.

La segunda reivindicación de los manifestantes estuvo dirigida a la clase política y a los empresarios, “y es que ahí hay un grano en el culo enorme que es la reforma laboral, bueno, todas las que ha habido, especialmente la última, ya que desde que se cambió la ley el trabajador está desprotegido. Es el primer paso que debería dar el nuevo gobierno central que se forme, derogar esa reforma que nos está machacando”.

La manifestación, a ritmo de ska (entre otras músicas), se desarrolló bajo altas temperaturas y con lemas como “obrero, si no hay lucha, nadie te escucha”. Una vez en la plaza del Arenal se leyeron una serie de comunicados por parte de distintos colectivos como de la propia CNT y el SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores/as). Asimismo, la ‘kelly’ Manuela Vargas habló de su conflicto con ‘Tierras de Jerez’, hotel frente al que estuvo acampada 142 días hasta que cobró el finiquito que le debía la empresa. Manuela aseguró, micrófono en mano, que fue “la lucha lo que me mantuvo viva, si me hubiera quedado en casa no lo habría conseguido. Así que, a los que pasen por lo que yo pasé, les animo a luchar. Luchar es lo que cuenta. Gracias a todos lo que estuvieron conmigo en este camino”. Asimismo, un ex trabajador de la firma ‘Bida’ expuso su caso, que CNT ha confirmado que apoyará con una campaña. También hubo espacio de expresión para la Red de Apoyo a Inmigrantes de Jerez y las actividades que se desarrolla con este colectivo.

El punto y final a la manifestación lo pusieron las actuaciones en el edificio de los sindicatos con ‘Mollete Chandon’, ‘Txuminos Imberbes’, ‘Yugo’, ‘El domador de medusas’, ‘Komando Garum Band’, ‘Kuarenta y tres hache’ y ‘Bala perdía’. Asimismo, hubo barra de comida y bebida a precios populares.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios