Sucesos

Así se estafa en Jerez por Internet

  • La instalación de cámaras y la falsa transferencia, entre los últimos métodos detectados

Un agente de la Policía Nacional de Jerez, haciendo un seguimiento por la red. Un agente de la Policía Nacional de Jerez, haciendo un seguimiento por la red.

Un agente de la Policía Nacional de Jerez, haciendo un seguimiento por la red. / Manuel Aranda

La Policía Nacional ha informado de las características básicas de algunos tipos de delitos de los que se ha detectado un fuerte incremento durante la presente crisis del Covid en Jerez. Se trata de ciberdelitos, estafas, timos, engaños y de la difusión de virus informáticos que se han reproducido en Internet utilizando en su mayoría como vía de difusión el correo electrónico pero también aplicaciones de mensajería instantánea.

Según se apunta desde la comisaría de Jerez, “estos delitos consisten en que los delincuentes suplantan la identidad corporativa de entidades públicas como el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, entre otras, así como entidades privadas tales como empresas de telefonía, empresas de suministros, etc, y realizan un envío masivo de e-mails haciéndose pasar por estas instituciones con la intención de engañar a los destinatarios para obtener sus datos personales y bancarios”.

Estos envíos masivos afectan en mayor medida a empresas, empresarios, autónomos, profesionales liberales de todo tipo, tanto en sus e-mails de empresa como personales y privados.

También afecta a otros ciudadanos particulares de todo ámbito. “El engaño siempre consiste en asustar o amenazar velada o abiertamente al destinatario con situaciones o problemas irreales, por ejemplo, el bloqueo de cuentas bancarias por error o deuda de la víctima o supuestas deudas con Hacienda”.

En la gran mayoría de los casos incluyen un mail malicioso con un enlace 'link' (texto azul que permite redireccionar a otra página) con tan sólo la intención de descargar software malicioso (malware) o llevan a páginas donde piden rellenar datos personales o bancarios.

Para evitarlo, desde la comisaría de Jerez se recomienda “no creer estas comunicaciones, pues ninguna empresa pública o privada pedirá jamás datos personales o de la empresa a través de medios informáticos o telefónicos".

Para detectar estas comunicaciones maliciosas “hay que hacerse varias preguntas”, tales como “¿esperaba un mail de esa entidad?, compruebe que el mail corresponde con esa entidad, ¿es un tema impactante o alarmante?. Si es así desconfíe, la mayoría de estas estafas usan temas muy llamativos para captar la atención de sus víctimas”.

La Policía Nacional pide que “jamás se aporten datos, ni personales ni del banco”

El objetivo del correo es crear urgencia o mostrar ofertas muy atractivas de las que hay que desconfiar. “También hay que fijarse en la redacción. Si observa faltas ortográficas o gramaticales, mala sintaxis o forma de componer las frases que no corresponde con el español, también fíjese den las instituciones que menciona pues en no pocas ocasiones éstas no existen, como es por ejemplo cuando suplantan a la DGT y se refieren a un tribunal de faltas que no existe en España”. Igualmente se recomienda poner el cursor sobre el link (texto azul) sin pinchar en ningún momento. En ese momento se puede ver la dirección a la que nos van a mandar y que no corresponde ni mucho menos con la que nos han señalado.

Una de las estafas más llamativas de las que ha tenido constancia la Policía Nacional en las últimas semanas en Jerez y sui área de influencia hace referencia a la falsa instalación de sistemas de cámaras de seguridad en la sede las empresas.

Ésta consiste en la siguiente. Los delincuentes recaban en Internet los datos de los directores, consejeros delegados o gerentes de la empresa que pretenden atacar. “Se está dando mucha incidencia en hoteles, clínicas médicas, clínicas dentales, despachos de abogados y cadenas de supermercados”.

Una vez que los delincuentes conocen el nombre y apellidos de los responsables de la empresa realizan una llamada al departamento de atención al público, departamento económico o a la recepción en el caso de los hoteles. “En ella alegan ser una empresa de seguridad que tienen que hacer una urgente instalación de cámaras de seguridad, que este servicio ya ha sido autorizado y contratado por el responsable de la empresa y utilizan los datos recabados para convencer al empleado”.

“Con gran habilidad y argumentando que si no se hace de forma inmediata se perderá un importante descuento convencen al empleado de que la operación está aprobada por su jefe y que para proceder a la operación se les debe hacer de forma inmediata una transferencia de un tercio del importe total. El empleado, normalmente un cargo intermedio, accede a realizar la transferencia a una cuenta bancaria donde el montante desaparece a los pocos minutos”. Para evitarlo desde la comisaría de Jerez recomiendan que “se implementen en las empresas políticas de precaución a la hora de publicar datos de los responsables en Internet, así como establecer procedimientos claros de control antes de realizar ningún tipo de pago a terceros”, así como mejorar los canales de comunicación internos.

Otra estafa a través de Internet de la que la Policía ha tenido constancia en Jerez es la de “la llamada de un falso servicio técnico por problema de seguridad en el sistema informático”.

Igualmente recaban los datos de los de particulares o trabajadores y sus teléfonos de contacto. “Indican falsamente que son técnicos de empresas muy conocidas, como Google, Microsoft, Intel, y señalan que han detectado un grave problema de seguridad en el sistema”. Como es fácil imaginar, para arreglar el problema inexistente hay que hacerles una transferencia. “Hay que evitar colgar datos personales en la red y, sobre todo, no creer en este tipo de llamadas pues ningún servicio técnico se pondrá en comunicación con un usuario de esta manera”. Es esencial “no facilitar nunca la IP del ordenador ni las claves de internet en la red ya sea doméstica o profesional”.

Otro clásico que persiste es la estafa en webs de compraventa de artículos entre particulares. En ella los delincuentes se muestra interesados en el producto que se vende pero solicitan “algún tipo de adelanto previo para gastos de gestiones mediante transferencia bancaria”.

En otras ocasiones hacen la transferencia pero la anulan de inmediato. “Eso les permite tener un justificante de transferencia que envían a la víctima para que crea que el dinero ha llegado a su cuenta”. Es evidente que “siempre hay que comprobar que el dinero ha sido debidamente ingresado, así como no dar por bueno un simple justificante”.

Otra estafa en boga en la zona de Jerez, se apunta desde la Policía Nacional, es “la falsa intermediación entre particulares por parte de empresas de paquetería y de envío”. En la misma los ciberdelincuentes llaman telefónicamente a la persona que ha colgado en páginas web de compraventa artículos que quieren vender. “Usurpan la identidad corporativa de grandes empresas del sector, como SEUR o UPS entre otras” y dicen que en una nueva vertiente de negocio ejercen una intermediación entre compradores y que ya han encontrado una persona interesada. “Para llevar a cabo esta supuesta intermediación, por la que no cobran nada, piden a la víctima los datos bancarios o una tarjeta de crédito o débito o un número de cuenta bancaria. Además piden los datos necesarios para hacer cargos ilícitos, es decir, en el caso de la cuenta bancaria las claves de acceso a la banca on-line y en el caso de las tarjetas las fecha de caducidad uy el número de control de seguridad que aparece en la parte posterior”. Con estos datos lo que hacen en vez de una transferencia, es comenzar inmediatamente a realizar cargos a esas personas, “cargos que se realizan a través de una página extranjera de envío de dinero”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios