Sociedad

"Nunca pensé que pudiera conducir"

  • La Once y la Asociación Comarcal de Autoescuelas se unen en una jornada en el circuito para 25 afiliados

  • La iniciativa permitió que muchos se pusieran al volante del coche por primera vez

Pequeños gestos cambian el mundo, llenan las maletas de recuerdos y la memoria de sonrisas. A las puertas del Circuito, un grupo de 25 afiliados de la Once -ciegos totales o con discapacidad visual grave- se pusieron ayer delante de un volante. Algunos recordando cómo era conducir antes de perder la visión y otros acelerando por primera vez. Lo imposible se hizo posible gracias a la colaboración de la Once con la Asociación Comarcal de Autoescuelas.

"Los que están disfrutando muchísimo son los que nunca imaginaron que pudieran conducir, algunos de ellos ciegos totales de nacimiento. Estamos siendo felices, no sabemos cómo vamos a agradecer a estos profesionales el día de hoy", declaró ayer el presidente de la Once, Cristino Ortuno. La entidad reconoció que la actividad 'Al volante a ciegas' estaba pendiente de realizar en Jerez desde hace varios años, tras celebrarse en 2015 en Puerto Real y en la Línea en 2010.

El presidente de la asociación de autoescuelas, Antonio Herrera, recordó que "hace un par de meses desde la Once nos pidieron una reunión, nos plantearon esta actividad cuyo objetivo lo resumieron en dos palabras: hacernos felices". La asociación puso a disposición de la Once 12 vehículos desde las 10.30 horas hasta las 13.30 horas en un circuito cerrado. "Los vehículos tienen doble mando y son profesores especializados. Espero que tengamos más jornadas de colaboración porque tenemos mucho que aprender de ellos", subrayó Herrera, quien añadió que "si se trata de hacerles felices venimos las veces que haga falta, es muy gratificante para nosotros. Por la rutina a veces olvidamos los pequeños grandes matices que tiene la vida y éste es uno de ellos".

Luis Carlos Sáez, ciego total, disfrutó mucho de la conducción y señaló que "es una maravilla. Claro que repetiré, pero vamos, que yo quiero conducir un autobús. Es una experiencia muy interesante". A sus 21 años, Claudia Barba arrancó por primera vez un coche y era evidente su felicidad tras un primer recorrido. "Ha sido muy excitante, yo nunca había conducido. Tuve un cáncer en la cabeza y me afectó al nervio óptico, así que nunca pensé que pudiera ponerme delante de un volante. Nervios no he tenido porque me siento segura, pero sí mucha ilusión. Muchísima ilusión", declaró la joven.

"Acabamos de salir de la semana de la Once con muchas actividades, pero el evento de hoy lo teníamos pendiente. Te aseguro que lo de hoy lo vamos a recordar durante muchísimo tiempo porque quizás es algo que no podamos hacer nunca más", subrayó el presidente de la Once, a lo que Antonio Herrera apostilló: "¡Cómo que no! El año que viene repetimos y con un camión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios