Tecnología

Así son los servicios para vehículos electrificados de las apps de Peugeot

  • Peugeot pone en valor las posibilidades que aportan sus aplicaciones para teléfono móvil de cara a aumentar el confort y la facilidad de uso de sus vehículos electrificados.

Así son los servicios para vehículos electrificados de las apps de Peugeot Así son los servicios para vehículos electrificados de las apps de Peugeot

Así son los servicios para vehículos electrificados de las apps de Peugeot

Peugeot fue, en 2020, la segunda marca en ventas de modelos con etiqueta cero -eléctricos con baterías y híbridos enchufables-, con una cuota del 9,8 por ciento del mercado y sólo superada por Mercedes.

Por modelos, el Peugeot e-208 con motor de 136 CV y batería de 50 kWh ocupó el tercer puesto, copando un 7 por ciento de cuota del mercado de vehículos eléctricos; mientras que en los plug-in, el 3008 con sus dos versiones Hybrid, de 225 y 300 CV, fue el segundo modelo más vendido, conquistando un 4,4 por ciento de cuota.

El objetivo de Peugeot para electrificación para la gama, en cuanto a modelos, se cumplió con creces en 2020, toda vez que sobre el 50 por ciento se alcanzó el 60, mientras que está previsto que en 2023 los modelos electrificados sean ya un 80 por ciento y en 2025 haya versiones de cero emisiones en toda la gama.

La aplicación MyPeugeot permite programar tanto carga como climatización desde el móvil. La aplicación MyPeugeot permite programar tanto carga como climatización desde el móvil.

La aplicación MyPeugeot permite programar tanto carga como climatización desde el móvil.

Con este panorama, Peugeot reivindica dos aspectos para sus eléctricos. De un lado, lo ventajoso que resulta el coste total de propiedad (TCO) de sus coches si se emplea como fórmula de pago de uso el renting y, por otro, las ventajas que ofrecen las aplicaciones vinculadas a la electrificación. Es el caso de la app MyPeugeot que, aunque no es exclusiva para coches eléctricos o híbridos enchufables sí tiene funciones específicas para estos, y Free2Move.

La primera ofrece, además de funciones vinculadas a la geolocalización del vehículo como conseguir reservas en distintos establecimientos, citas en concesionarios o muchas más como ubicación en el aparcamiento o datos estadísticos sobre los viajes, dos funciones muy valiosas en el caso de los coches electrificados: el control remoto de la temperatura del habitáculo y el de la carga.

Climatizar y controlar la carga en remoto

Con el primero se puede realizar un preacondicionamiento térmico del habitáculo sin necesidad de estar en su interior. Así, desde el móvil y sin necesidad de estar cerca del vehículo, es posible enfriar o calentar el vehículo puesto que se pone en marcha la climatización siempre a 21ºC, sin posibilidad de regulación de este aspecto.

Sin embargo, ese preacondicionamiento que ofrece el E-Remote Control puede realizarse ya esté o no el coche recargando su batería conectado a la red. Hacerlo durante la conexión puede ser conveniente en tanto que permite contar con más energía almacenada en la batería para mover al coche -la electricidad para activar el climatizador, no obstante, sigue partiendo de la batería, no lo hace del enchufe de carga-, en lugar tener que usar una parte significativa de ella para enfriar o calentar el interior. Este uso es eficiente, por mucho que para el “ajuste fino” de la temperatura que deseamos en el habitáculo o mantener en marcha la climatización ya con el coche en movimiento sea, inexcusablemente, necesario demandar electricidad a la batería.

Poder apoyar el acondicionamiento de la temperatura del habitáculo durante la carga reduce el consumo de electricidad en movimiento. Poder apoyar el acondicionamiento de la temperatura del habitáculo durante la carga reduce el consumo de electricidad en movimiento.

Poder apoyar el acondicionamiento de la temperatura del habitáculo durante la carga reduce el consumo de electricidad en movimiento.

Por otro lado, el control de la carga y la posibilidad de programarla da pie a poder aprovechar la recarga en los tramos horarios más convenientes, por ejemplo, para nuestra economía. En este sentido, recordemos que la tarifa Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) establece una tarifa por horas, con variación en 24 tramos durante el día, de modo que un kilovatio hora (kWh) puede costar 0,0588 euros antes de impuestos y sin contar con el precio del término de potencia, entre las 12 y la 1 de la madrugada y entre 8 y 9 de la tarde estar a 0,1394 euros, más del doble. Poder programar a distancia permite, por tanto, programar el aprovechamiento de la franja horaria valle -por lo general, entre las 12 de la noche y 6 de la madrugada- sin necesidad de trasladarse hasta el coche para definir el proceso.

Con los servicios de la aplicación Free2Move es posible planificar una ruta teniendo en cuenta los puntos de carga necesarios para un coche eléctrico. Con los servicios de la aplicación Free2Move es posible planificar una ruta teniendo en cuenta los puntos de carga necesarios para un coche eléctrico.

Con los servicios de la aplicación Free2Move es posible planificar una ruta teniendo en cuenta los puntos de carga necesarios para un coche eléctrico.

Por otro lado, la aplicación Free2Move ofrece tres funcionalidades útiles para los usuarios de vehículos eléctricos: Charging Pass, que da acceso a los puntos de carga; Trip Planner, con la que se pueden planificar los desplazamientos teniendo en cuenta los puntos de carga y su potencia; y, por último, Mobility Pass, con la que se pueden alquilar vehículos de combustión para, por ejemplo, realizar un largo trayecto… por mucho que un coche eléctrico esté capacitado para recargar el 80 por ciento de su batería en 30 minutos si se aprovecha la máxima potencia que admiten -e-208 o e-2008, por ejemplo, hasta 100 kW-.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios