Mundo

Los enfrentamientos de Estambul se extienden a las calles de Ankara

  • La Policía se enfrenta a unos 10.000 manifestantes que querían protestar frente a la residencia del primer ministro Erdogan El número de detenidos supera el millar en tres días

Por tercer día consecutivo la plaza de Taksim, en el centro de Estambul, se llenó de manifestantes que reclamaban la dimisión del primer ministro del país, el conservador Recep Tayyip Erdogan. La protesta transcurre por ahora de forma pacífica, después de que la policía se retirase el sábado. Miles de manifestantes marcharon por la tarde por la calle Istikal portando banderas y exigiendo la dimisión del Gobierno, informaron algunos testigos. En la plaza de Taksin se habían reunido ya a primera hora del día cientos de personas, en un ambiente tranquilo tras la represión ejercida los días previos por la Policía.

Pese a la tranquilidad de Estambul, las protestas se extendieron en la jornada de ayer a la capital del país, Ankara, La Policía turca intentó ayer desalojar por la fuerza a cerca de 10.000 personas concentradas en una plaza de próxima a la sede de la Jefatura del Gobierno, según constató Efe. Durante las últimas horas, los agentes se habían limitado a impedir que los manifestantes se aproximaran a la sede de la oficina del primer ministro turco, Recep Tayyib Erdogan. Pero en torno a las cinco de la tarde avanzaron hacia la muchedumbre, empleando gas lacrimógeno y chorros de agua a presión, en una intervención que causó numerosos heridos.

La situación se volvió muy tensa, con miles de personas intentando resistir la presión policial, bajo un continuo ir y venir de ambulancias, constató Efe.

En otros puntos de la capital, médicos voluntarios montaron puntos de primeros auxilios para atender a los heridos y los afectados por el masivo empleo de los gases lacrimógenos.

"Hay muchos heridos graves y no todos pueden ser atendidos, aunque hay médicos voluntarios y estudiantes de medicina. Los jóvenes escriben en sus brazos su grupo sanguíneo como precaución", explicó a Efe Ilhan Cihaner, un diputado del Partido Republicano del Pueblo (CHP), en la oposición.

Los manifestantes corearon eslóganes para exigir la dimisión del Gobierno, al que acusaron de emplear métodos dictatoriales. También en Esmirna, la tercera ciudad turca, y en Adana, en el sur de país, se registraron ayer nuevos enfrentamientos con la policía, que, como en Ankara, utilizó abundante material antidisturbios.

Según los datos oficiales, en los disturbios de los últimos días se produjeron 79 heridos y más de un millar de detenidos, que en su mayoría ya han sido puestos en libertad, mientras que otras fuentes, no oficiales, aseguraron que hubo unas 1.500 personas que precisaron asistencia hospitalaria.

Una página web de la oposición aseguró ayer que un manifestante, un hombre de 26 años, falleció por un disparo en la cabeza, aunque su muerte no ha sido confirmada de forma oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios