41º aniversario de la Constitución José Pacheco: "La Constitución nos ha traído los mejores 41 años de la historia de España"

  • El subdelegado del Gobierno en Cádiz destaca el espíritu conciliador de la Carta Magna

  • "No necesitamos mártires ni violentos, sino personas sosegadas y cabezas pensantes que busquen el bienestar de todos", dice Pacheco sobre la cuestión territorial

José Pacheco, subdelegado del Gobierno, en el acto institucional celebrado en el Parador. José Pacheco, subdelegado del Gobierno, en el acto institucional celebrado en el Parador.

José Pacheco, subdelegado del Gobierno, en el acto institucional celebrado en el Parador. / Lourdes de Vicente

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, cerró el acto institucional por la conmemoración del 41º aniversario de la Constitución española con una intervención en la que elogió la Carta Magna como norma suprema que "garantiza la convivencia democrática", "consolida el Estado de Derecho" y "protege a todos los españoles en el ejercicio de los derechos humanos".

"El 6 de diciembre celebramos el consenso de una sociedad que quiso avanzar para dejar a las futuras generaciones un país mejor que el que tenían. En circunstancias muy difíciles, personas de muy diferentes ideologías y, en muchos casos, con importantes y trágicas vivencias personales de enfrentamiento, lograron elevarse, apartando las cuestiones personales y las cortas miras, para conseguir un marco donde toda la sociedad se viera reconocida y fueran posibles sus anhelos de progreso", subrayó Pacheco, que también quiso recordar "a una de las personas que contribuyeron de manera decisiva a este logro, a uno de los padres de la Constitución, a un gaditano, José Pedro Pérez-Llorca, que nos dejó este año, pero que su trayectoria y contribución a esta Nación permanecerá en la historia de España". 

El subdelegado del Gobierno no tuvo dudas a la hora de hablar del "milagro del 78". Según manifestó, "la actual Constitución nos ha traído los mejores 41 años de la historia de España, en avances, bienestar social y amplitud de derechos y libertades". 

Ese "milagro del 78" evocó a José Pacheco tres imágenes. En primer lugar, la imagen de un puente, "que a nosotros nos sirvió para cruzar desde la dictadura hasta la democracia". La segunda, un ascensor "que nos elevó como Nación al selecto club de las democracias plenas". Y la tercera, un cuadro, "una pintura inacabada que se va dibujando poco a poco, día a día, año a año, por todos los españoles. Y a color, donde encontramos el rojo y el amarillo de nuestra bandera. Y mucho colores más, porque España es diversa y alegre". 

El subdelegado del Gobierno en Cádiz también abordó "la cuestión territorial", que "tantas tensiones" está suponiendo. Para Pacheco, este conflicto "es fruto de la necesidad de completar el desarrollo constitucional del Estado de las autonomías. Una fórmula que nos ha permitido altas cotas de autogobierno de las nacionalidades y regiones que integran la indisoluble Nación española, pero que debe actualizarse y completarse". 

Para ello, afirmó el subdelegado, "no necesitamos mártires ni violentos, sino personas sosegadas y cabezas pensantes que busquen la concordia y el bienestar de todos, sin exclusiones ni barreras, en todos los ámbitos".

Ni un paso atrás

José Pacheco no quiso terminar su intervención si poner la lupa en dos grandes retos "con los que me siento especialmente identificados y que en estos días vemos que vuelven a estar seriamente amenazados: la igualdad de género y la diversidad"

Sobre la igualdad, el subdelegado recordó que hace 15 años se aprobó, por unanimidad, la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. "Fue un hito que marcó un antes y un después, ya que por primera vez se consideraba la desigualdad entre hombres y mujeres como una cuestión de Estado. Hoy se ha avanzado bastante, nos hemos dotado de un Pacto de Estado contra la Violencia de Género y somos referente para otros países europeos, pero debemos seguir creciendo, no dar ni un paso atrás y continuar implementando políticas de igualdad hasta que ni una mujer muera asesinada por el mero hecho de serlo", sentenció.

En cuanto a la diversidad, Pacheco indicó que España es "un referente" en esta materia. "En 2005, nuestro país se convertía en el tercero del mundo en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Era el primer paso de muchos otros que nos han llevado a sentirnos orgullosos de vivir en un país espacio de normalización y visibilidad, de convivencia pacífica donde cada persona pueda amar y expresar su identidad de género libremente. Tenemos el reto de seguir avanzando, luchar contra las fobias y no retroceder en la consecución de derechos y protección de personas que aún se siguen sintiendo sin derecho a amar y a ser como son".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios