Desconfinamiento en Cádiz Sanidad levanta el veto a la entrada del 'Allure of the Seas' en el astillero de Cádiz

  • El crucero tiene previsto llegar este fin de semana a Cádiz tras transbordar parte de su tripulación a otro buque de Royal Caribbean en Gibraltar

El 'Allure of the Seas', durante la reparación realizada en Navantia Cádiz en 2015. El 'Allure of the Seas', durante la reparación realizada en Navantia Cádiz en 2015.

El 'Allure of the Seas', durante la reparación realizada en Navantia Cádiz en 2015. / Julio González

Cambio de guión en menos de doce horas. El Ministerio de Sanidad ha levantado el veto a la entrada del crucero 'Allure of the Seas' en el astillero de Navantia, donde se va a realizar parte de la reforma aplazada el pasado mes de marzo. El buque de Royal Caribbean llegará en los próximos días procedente de Gibraltar, donde se encuentra fondeado para transbordar a parte de su tripulación a otro crucero de la misma naviera, el 'Jewel of the Seas', para reducir el número de personas a bordo antes de entrar en Cádiz.

En la resolución inicial del Ministerio de Sanidad, firmada por el subdirector general de Sanidad Exterior, Fernando Carreras Vaquer, el Gobierno recuerda que por la orden TMA/330/220 del 8 de abril se prorrogaba la prohibición de entrada de buques de pasaje procedentes de la República de Italia y de cruceros de cualquier origen con destino a otros puertos, para limitar la propagación y el contagio de COVID-19.

En su artículo único se establecía la prohibición expresa de la entrada a puertos españoles de los buques de pasaje tipo crucero procedentes de cualquier origen, aunque se contemplaba la posibilidad de hacer excepciones que permitirían levantar las prohibiciones a los buques, que deberán ser autorizados. Ésta era la cláusula alegada por el armador para traer el buque a la Bahía. No obstante, según la resolución, "no procede levantar la prohibición de entrada del buque Allure of the Seas en el puerto de Cádiz".

La administración central argumentaba que la tripulación excedía el tope estipulado de 40 tripulantes por la legislación del estado de alarma. Sin embargo, la consignataria BC Tours, encargada de realizar las gestiones, ha alegado que con ese número tan reducido es imposible operar un barco de las dimensiones del 'Allure of the Seas', uno de los mayores del mundo. Finalmente, y tras la mediación de Puertos del Estado, Marina Mercante  y la Asociación Española de Consignatarios, Sanidad Exterior ha autorizado la entrada del crucero en el astillero con una tripulación de 300 personas, aunque todavía quedan por cerrar flecos como la autorización a la entrada en España por vía aérea de unos 300 técnicos extranjeros para trabajar en la varada, según fuentes de la BC Tours.

El presidente del comité de empresa de Navantia Cádiz, José Gallardo, ha confirmado que el crucero llegará a Cádiz el sábado, aunque la entrada en el dique seco se podría demorar unas 48 horas por las condiciones meteorológicas. Aunque la relación de trabajos a efectuar aún no está cerrada, la reparación del 'Allure of the Seas' podría emplear a unos 800 trabajadores de Navantia y de la industria auxiliar y se prolongará durante un mes, según las previsiones de Gallardo.

Tras semanas de incertidumbre sobre esta importante obra, Royal Caribbean confirmó la pasada semana su intención de ejecutar la reforma en el astillero de Cádiz, lo que supone un espaldarazo a la industria del metal de la Bahía en un momento de gran incertidumbre económica. El Allure of the Seas es un viejo conocido del astillero, ya que Navantia Cádiz realizó hace cinco años una revisión a fondo que implicó la sustitución de una de sus hélices, entre otros elementos.

Aunque el planteamiento previo a la pandemia era una reforma similar a la ejecutada en otoño en el Oasis of the Seas, el armador ha decidido aplazar la renovación de las cabinas y centrarse en los elementos de propulsión y navegación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios