Cultura

Descarnada estética social

EL Campo de Gibraltar y, sobre todo, La Línea es toda una auténtica factoría de artistas. Eso, a estas alturas, todo buen aficionado lo tiene muy claro. Manolo Alés, en su momento, fue el impulsor de un estamento cultural y artístico tan productivo que generó un apasionante dinamismo de incalculable valor. Ahora, Macarena, su hija, ha seguido con aquel entusiasmo y ella es la artífice de que la zona campogibraltareña mantenga tan determinante status artístico. Macarela Alés es la verdadera impulsora de un grupo de artistas que ven su obra perfectamente canalizada gracias a una esclarecedora motivación y a la búsqueda de unos medios adecuados para que la realidad artística de estos autores no se quede estancada y tenga su adecuada difusión y trascendencia.

El grupo de Macarena es amplio y con gran potencia creativa. Aurelio Argüez, Alberto Ceballos, Carlos Orta, Carola Santos, Francisco Galeote, Fram Ramírez, Fátima Conesa, Paco Conti, Mon López, Sergio Rojas, Pepe Cano, Sylvain Marc… crean un organismo vivo que se hace presente en las muchas de las actividades artísticas que tienen lugar en los circuitos de la plástica contemporánea de la provincia y de zonas limítrofes. Autor de gran empuje en este grupo es Sergio Tejedor, artista linense que, desde los determinantes espacios del diseño, ha accedido a una dimensión pictórica más extensa y que ha creado inmensas expectativas mucho más abiertas.

Sergio Tejedor presenta su trabajo en las bellas estancias de la Galería Municipal Luis Ortega Bru de San Roque; un trabajo que nos conduce en fondo y forma por los argumentos de una obra socialmente comprometida y que nos sitúa en unas coordenadas donde continente y contenido s aúnan para desentrañar episodios inmediatos de una sociedad en decadencia. La obra de Tejedor no es una obra con referencias bélicas, sería demasiado sencillo y recurrente; patrocina una realidad que mucho más allá que la ilustración de un conflicto. Su trabajo se basa en algunos de los episodios trágicos que se generan por el espíritu dominador de unos pocos. Es un canto metafórico, un trágico poema visual donde se pone de manifiesto una realidad demasiado cercana por conocida, relatada y, desgraciadamente, aceptada. Aspectos de una sociedad con excesivos desajustes y en manos de cualquier lunático que, por muy poco, te puede poner en el máximo peligro - "Warning", el nombre de la exposición que el propio autor traduce como "Peligro de guerra"-.

La muestra presenta imágenes que yuxtaponen ilustraciones de elementos sacados del entorno social, de la publicidad, de las publicaciones periodísticas con otras extraídas de las propias circunstancias de la guerra y de sus descarnados relatos. Se trata de una nueva estética pop protagonizada por un mundo lleno de oscuras y trágicas realidades.

Muy importantes esta exposición que encontramos en la sala que lleva el nombre del escultor sanluqueño y que nos transporta a un arte de índole social y que pone de manifiesto, con muy buenos argumentos plásticos, los desenlaces angustiosos de una sociedad con muchas esquivas circunstancias.

Sergio Tejedor, un artista de la factoría artística del Campo de Gibraltar, esa que tan acertadamente da vida Macarena Alés, nos introduce en una estética desgarrada pero absolutamente convincente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios