Cultura

Programas de las XVIII Jornadas de Historia de Jerez, 'Jerez y el 12'

CATEDRÁTICO de Geografía e Historia en las universidades de Alicante y Zaragoza, y doctorado en Teología por la de Salamanca, Luis Barbastro Gil forma con el profesor Artola la pareja de historiadores que, sin la menor duda, han tratado el tema del afrancesamiento con mayor rigor, profundidad y honradez, de cuantos han investigado sobre el tema.

Como Miguel Artola, Barbastro ha plasmado el resultado de sus investigaciones, en una muy completa obra, que, como la ya comentada recibe el nombre de 'Los Afrancesados: La primera emigración política del siglo XIX', editada por el Instituto de Cultura 'Juan Gil Albert', y es en esta segunda obra en la que encontramos nuevos datos para sustentar nuestra afirmación.

Con la colaboración de importantes historiadores e hispanistas franceses y tomando como principales fuentes de su información los archivos parisienses: Archives Nacionales, Archives du Ministère des Affaires Etrangerès y Archives de l´Armée, la monografía del P. Barbastro, tras hacer referencia a las vicisitudes seguidas los por afrancesados que se exiliaron a Francia, acompañando a las tropas del Emperador, hace un detenido estudio de la extracción social de aquel grupo de españoles que, merecieron tal denominación con cuanto de difamante arrastraba en la época.

Coincidiendo en el número de doce mil que señala Artola, don Luis los clasifica en las siguientes clases: políticos y funcionarios civiles; aristócratas; militares; hombres de letras; eclesiásticos; negociantes y propietarios.

Y cuando entra a estudiar el grupo de los aristócratas, lo hace comparando el número de éstos con el de eclesiásticos, que les han precedido en su estudio, y entre los que hubo bastantes más afrancesados que entre la nobleza.

Según todos los datos que aporta, don Luis mantiene que la gran mayoría de la nobleza española no se mostró nunca partidaria de los planes del Emperador, antes por el contrario fueron bastantes numerosos los que desde la fatídica derrota de Ocaña, cuando realmente nace en todo su vigor el movimiento guerrillero, capitanearon, bien es verdad que, mano a mano con el sector reaccionario del clero, la oposición abiertamente manifestada por las clases más populares.

Más adelante, algunas de las inoportunas medidas del gobierno bonapartista y en particular las relativas a la supresión de los señoríos, aunque no fueron más allá de la pura teoría, si que acabaron por decantar la total voluntad de los aristócratas que se posesionaron contra el gobierno del rey José.

Después de otras consideraciones de la misma índole, concreta el P. Barbastro:

"No es de extrañar, en consecuencia, que los representantes de la nobleza en el exilio no sean, pues, los grandes terrateniente de Castilla, Andalucía, Extremadura y Aragón, sino, con algunas excepciones, aristócratas de segundo orden".

No más allá de cuarenta son los aristócratas españoles, prácticamente la mitad de ellos pertenecientes a la Casa Real de José I, que se contabilizan entre los exiliados que en 1813 se encuentran ya avecindados en distintas localidades francesas, entre los que como se ha visto no se contabiliza ninguno de los grandes títulos andaluces.

Podría esgrimirse que, sin ser nobles reglados, otros aristócratas jerezanos ocuparon cargos en el cabildo local, participando de sus planes de gobierno, pero afortunadamente también tenemos un trabajo, escrito con tanto rigor y profesionalidad, como los dos en que nos hemos apoyado hasta el momento, y que se debe a una jerezana, que ha estudiado como nadie la prefectura de la que el gobierno del 'rey intruso' hizo capital a nuestra ciudad de Xerez de la Frontera.

Carmen Muñoz de Romero Bustillo, tristemente fallecida en marzo del pasado 2010, doctora en Derecho y profesora titular de la Historia del Derecho en la Universidad de Sevilla, entre otros diversos trabajos sobre temas jurídicos publicó en 1991, el titulado 'Bayona en Andalucía. El Estado Bonapartista en la prefectura de Xerez', en el que estudia con todo detalle el fenómeno del afrancesamiento y su incidencia en nuestra ciudad y su zona de influencia.

Una vez que ha realizado en detenido examen de los nuevos órganos de gobierno que impone el sistema francés, así como el plan de administración territorial, los programas financieros previstos y la organización del sistema judicial, doña Carmen hace un minucioso análisis de la ciudad y la prefectura de la que fue capital.

Los nuevos cargos de comisario regio, prefecto y subprefecto, sus atribuciones, dependencias, responsabilidades, relaciones con las autoridades militares de ocupación etc., son objeto del detenido estudio de la autora que seguidamente pasa a considerar la nueva composición y funciones del gobierno municipal, y personas que desempeñaron tales funciones, para llegar a ciertas conclusiones que le permiten realizar afirmaciones tan rotundas como esclarecedoras:

"La personas que ocuparon cargos en las municipalidades josefistas de la Prefectura jerezana no pueden ser considerados, salvo excepciones difíciles de demostrar, más que como JURAMENTADOS".

Probada la forzada obligación de prestar el juramento, automáticamente queda extinguida la posible responsabilidad del jurante, al que sólo la amenaza y el chantaje impulsaron a realizarlo.

Una nueva aclaración parece que deja absolutamente clara la postura de los regidores jerezanos de la época, n la que salvo a las raras excepciones que admite Dña, Carmen, no fueron para nada colaboradores decididos y voluntarios del nuevo y fugaz soberano, antes por el contrario pusieron cuantas trabas les fue posible como lo demuestra esta nueva afirmación de la autora:

"La resistencia pasiva por parte de los empleados municipales, y más en concreto los encargados del gobierno municipal, a prestar el correspondiente juramento se hace más intensa cuanto más sólida es la nueva estructura administrativa".

15 de mayo de 2012. Consejo Regulador

19:30 - 20:00. Entrega de documentación.

20:00 - 20:30. Acto de apertura.

20:30 - 22:00. Conferencia inaugural: 'Un novelista en las Cortes de Cádiz de 1812', a cargo del escritor Jesús Maeso, premio de la crítica de novela histórica Ciudad de Cartagena 2011 y Premio a las letras 2012.

16 de mayo de 2012. Consejo Regulador

19:00 - 20:00. Proyección de un audiovisual sobre el Jerez de 1812.

20:00 - 21:30. Conferencia: 'Los diputados andaluces en las Cortes de Cádiz: perfiles biográficos e ideológicos', a cargo de Diego Caro Cancela, catedrático de la UCA.

17 de mayo de 2012. Biblioteca Municipal Central y Consejo Regulador

19:00 - 20:00. Visita guiada a la Exposición de fondos bibliográficos y documentales de la Biblioteca Pública de Jerez, en su sede central de la plaza del Banco, organizada bajo el título: 'De la Revolución a la Constitución de Cádiz de 1812'.

20:00 - 21:30. Conferencia: 'El marqués de Villapanés en la prensa del Cádiz de las Cortes', a cargo de Fernando Durán López, profesor titular del Departamento de Literatura de la UCA.

18 de mayo de 2012. Consejo Regulador

20:00 - 21:30. Conferencia: 'Recorrido por los vestigios en el patrimonio del Jerez de la prefectura', a cargo de Juan Luis Sánchez Villanueva, Doctor en Historia.

21:30 Acto de clausura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios