La fundación del mar

La historia que les traigo tiene visos de verídica. Durante años no la conté, por algo así como un temor a que se pensara que yo me reía, en vez de admirar, a quien estrena una porción de mundo. Érase una vez un hombre al que mi padre acompañó fortuitamente en su primera visita al mar. El personaje de este cuento está inspirado en José Medrano. Su mirada clara y su palabra al bies dan para un libro de relatos. Murió de súbito, currando, cuando pelaba papas en una caseta de feria. Su hijo -y ahijado mío- ha heredado sus ojos vivos. Sea este cuento mi sentido homenaje.

Replicantes

El futuro fue ayer. Bienvenido al posfuturo, donde las asistentes virtuales cuentan chistes o te cortan el rollo si les vacilas. La tecnología nos ha situado en un entorno en el que el Big Data y los algoritmos colindan con el mundo del inconsciente, cambian hábitos y adicciones, y hacen peligrar derechos y libertades mientras concedemos el control a terceros sin rostro. El otro día dejé mi móvil activado sobre la mesa. Ese fue el motivo por el que Siri logró contactar con Cortana, la asistente de otro móvil que estaba allí. Esto fue lo que hablaron.