ESE es el futuro a corto plazo que nos espera. Si nos damos cuenta estamos casi igual –pero con la situación interiorizada y la vacuna en marcha– que al principio de la pandemia. Evolución descontrolada, contagios y fallecimientos. Con los hospitales cada día más concurridos y con la menos buena previsión de poder colapsarlos de seguir así. Y es que ya estamos casi en febrero y parece que empezamos de nuevo como en marzo del pasado año. Hasta China ya se vuelve a ver en las noticias que está construyendo un “hospital para pasar las cuarentenas”. Alemania disparada. Italia, Portugal… ¿Detrás vamos nosotros? Así que toca apretar los dientes y entre todos minimizar el riesgo. Porque riesgo hay cierto y muy grave. Entre la nueva cepa británica y la evolución que estamos experimentado del virus, lo excepcional va a ser no contagiarse. Así que entre todos debemos cuidarnos y ser muy, muy prudentes y cumplir con rigurosidad extrema las normas establecidas.

Ya vemos que los países del ‘taco’ pueden confinarse porque sus cuentas lo permiten. Si cierran la industria y la hostelería alemana le inyectan ayudas del setenta y cinco por ciento para aguantar el chaparrón pero los ‘tiesos’ parece que no podemos confinarnos. Nos tratan como necios enviando cortinas de humo para mantenernos entretenidos.

‘El coleta’ dice ahora lo contrario de lo que dijo. En su día le pidió a Rajoy que bajara el IVA de la factura de la luz como otros países europeos y ahora no lo pide. Para colmo propone hacer una empresa eléctrica pública y acto seguido le afea el gesto y le desdice la ministra de Exteriores para apagar el fuego que siempre va encendiendo el ‘Marqués de Galapagar’. “¡Qué me gusta ‘Galapagá’!”, diría nuestro querido Tomasito ¿Por qué? “Porque no hay nada mejor para un artista que una gala pagá”. Nuestro Gobierno se emplea en cambiar leyes –véase Educación– y abordar temas que nos afectan y a veces nos perjudican, aprovechando la que nos está cayendo encima en salud y economía –que también mata–. Es bochornoso observar cómo utilizan las desgracias que está ocasionando este virus para utilizarlo en las batallas políticas. Mientas tanto, aquí en Jerez amanecemos perimetralmente confinados porque rebasamos los limites de contagios por habitantes. ¿Nos hemos relajado o habrá mucha cepa británica por aquí? Está la cosa mala con este ‘bicho chungo’ (que dijo el amigo Alfonso ‘Bola’ siendo concejal en la época del resurgiendo Pacheco cuando se estropeo el césped del estadio Chapín). Está la situación más complicada que en la delegación de Captación de Inversiones del Ayuntamiento de Jerez, que para una posible captación que hay, se la lleva El Puerto -Centro logístico de Amazon-. Ciudad y alcalde a quienes felicito por haberla conseguido. A buen seguro será bueno para Jerez, para toda la comarca y vaya usté condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios