POR bulerías y con esa letra me felicitaba el nuevo año 2022 nuestro querido Luis Lara ‘Comandante Lara’ y finalizaba la felicitación maldiciendo, pero con mucho arte, al murciélago que dicen originó esta calamidad: “Ese bicho-un murciélago- no es flamenco, ese bicho que ha traído el virus, si es que lo ha traído, tiene muy poquita gracia y no tiene hechuras flamencas ni arte ninguno. A ver si se va ya esta maldita pandemia y nos deja vivir tranquilos... con cuántas...”.

Decía eso y algunos detalles más que quedarán en el más absoluto secreto y se irán conmigo a la tumba pero me harté de reír y llorar de risa de la gracia que tuvo “maldiciendo al virus y al murciélago”.

Comenzamos así un año 2022 con muchas expectativas pero con la prudencia y reservas que merece la situación. Si queremos mirar por los ojos de los que nos manejan podemos acudir a un indicador que siempre va por delante de todo y son las previsiones económicas que se basan también en la situación social.

En este sentido, y según los manuales especializados consultados, a fecha de junio del 21, la reactivación mundial toda vez que han ido “mejorando” las previsiones de la situación ha sido sólida pero con mucha desigualdad debido a que en los países en desarrollo siguen combatiendo los efectos perdurables de la pandemia.

La vacunación está siendo muy desigual entre los países desarrollados y los que están en desarrollo. Esta desigualdad está influyendo en la recuperación de la pandemia por el ritmo de vacunación. Hemos podido ver en los indicadores que después del batacazo del 2020, para el año 2021 la previsión de expansión de la economía mundial fue de un 5,6 %. Esto supone el ritmo de recuperación posterior a una recesión más sólido de los últimos 80 años. Como decíamos antes, una recuperación de forma muy desigual porque ha habido fuertes repuntes en varias de las principales economías, pero en muchos mercados emergentes y economías en desarrollo, las dificultades que se presentan en cuanto a la vacunación siguen afectando la actividad y por tanto a la recuperación económica.

Las previsiones para el “tuenti tú” o año 2022, se calculan teniendo en cuenta las pérdidas de ingresos “por cabeza” que se produjeron en el último año, sabiendo que no se habrán recuperado por completo al estar concentrados en los mercados emergentes y economías que están en vías de desarrollo.

Todas estas predicciones son mundiales pero no olvidemos que Jerez es parte del mundo aunque a veces se nos escape... Y estas expectativas de las que formamos parte están vinculadas al riesgo de que pueda complicarse la situación: una de las posibilidades es que haya nuevas olas de Covid y esto genere tensiones financieras en medio de los niveles tan altos de endeudamiento de los mercados y economías más comprometidos.

Aquí es donde nuestros amados y queridos gobernantes deben activar herramientas políticas para buscar y encontrar si o sí un equilibrio para gestionar con éxito la recuperación. “Cogerle las vueltas al virus”, que dirían nuestros abuelos..., y de este modo poder proteger en paralelo la estabilidad de los precios que tanto nos están crujiendo. Todo orientado a conseguir una propicia ‘sostenibilidad fiscal’ que dicen los eruditos en la materia. En este escenario nuestros políticos deben seguir trabajando para seguir incentivando , promoviendo ideas e iniciativas que busquen y consoliden el crecimiento porque de lo contrario en el 2022 o “tuenti tú”, como decía Luis Lara , seguiremos pasándolas “canutas” y vaya usté condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios