Provincia

Denuncian una oferta de trabajo fraudulenta como 'au pair' en Inglaterra

  • La familia de una joven de Los Barrios lo ha puesto en conocimiento de la Guardia Civil para su investigación

Una familia de Los Barrios, que ha optado por preservar su identidad, alertó ayer públicamente de la existencia de ofertas de trabajo fraudulentas como au pair -niñera- en Inglaterra, presumiblemente más cercanas a la trata de mujeres que al inocente cuidado de niños. La familia hace un llamamiento a que la búsqueda de trabajos de este tipo se haga a través de agencias especializadas tras sufrir una pesadilla durante el día de Reyes que, afortunadamente, se saldó con final feliz tras varias horas de angustia.

Esta familia expuso la situación vivida por su hija, de 22 años, el pasado 6 de enero. Tras varios contactos a través de internet, viajó ese día desde Gibraltar hasta Londres para cuidar a una niña de nueve años, hija de una madre soltera. Al menos así se describía en la oferta. A su llegada al aeropuerto, la joven -según relata su madre- comenzó a ver que algo no encajaba. La persona que decía ser la madre de la niña no se correspondía con la fotografía que le había mandado por correo -aunque se le parecía- y, además, acudió acompañada de un hombre.

La joven barreña fue llevada a una vivienda del barrio de Hayes, en el extrarradio londinense, donde no había ninguna niña. Le llamó la atención el mal aspecto del entorno y el hecho de que la puerta de la habitación que le habían asignado tuviera un candado por fuera. Al preguntar por la niña que debía cuidar, fue conducida primero a una tienda donde la pareja que la había recogido intercambió una fuerte suma de dinero con otra y, desde ahí, a un segundo domicilio donde le presentaron a una menor. De vuelta al primer domicilio, sin la niña, le obligaron a ponerse un pijama y a tomarse un zumo, sin ofrecerle nada de comer. Sostiene que pidió marcharse y se le negó.

La joven logró llamar a su familia y les alertó de la situación. Éstos, recurriendo a un amigo de origen británico, avisaron a un taxi londinense que se presentó en el lugar; logró sacarla de la vivienda y llevarla de vuelta al aeropuerto. Al día siguiente, 7 de enero, la joven volvió a España.

Los hechos han sido denunciados en la Guardia Civil para su traslado a la Interpol y barajaban informar al Consulado británico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios