Provincia

PP, PSOE y PA validan el plan que prevé urbanizar en Valdevaqueros

  • IU se opone y ULT decide abstenerse en la votación del trámite que supone un paso más hacia la construcción de 350 apartamentos y 1.400 plazas hoteleras frente a la playa de Tarifa

Comentarios 5

La aprobación definitiva del texto refundido del Plan Parcial SL1 Valdevaqueros, donde el grupo GMT planifica la construcción de 350 apartamentos y más de 1.400 plazas hoteleras, salió anoche adelante en su trámite ante el Pleno de Tarifa con los votos favorables del gobierno local del PP y PA. Y obtuvo también el voto afirmativo del PSOE como partido que en su día inició el expediente. IU cumplió su anuncio de votar en contra y los independientes de ULT recularon al optar finalmente por la abstención “hasta no tener más información del proyecto” aunque habían votado a favor en la junta de portavoces previa.

La sesión estuvo marcada por el surgimiento en apenas horas y a través de las redes sociales de un movimiento ciudadano en favor de preservar la zona de Valdevaqueros. Llegó a ser trending topic (tema más comentado) en Twitter durante la mañana y  organizó una protesta a las puertas del Ayuntamiento que logró reunir a unas 150 personas, por lo que la entrada de los munícipes fue de lo más tensa, avivado el fuego por un cruce de palabras en directo entre la cabeza visible del movimiento, Noelia Jurado, y el alcalde, Juan Andrés Gil, en una emisora de radio. El clima de protestas se trasladó al interior del salón del Ayuntamiento y el salón de sesiones.

En cuanto a las posturas, el PSOE aludió al proceso largo y riguroso de los trámites administrativos del expediente y lo catalogó de “turístico, de desarrollo y necesario para la creación de empleo”. Señalaron, no obstante, que su apoyo no es un voto en blanco: “Estaremos vigilantes en la realización del proyecto de urbanización”, dijo el portavoz socialista, Sebastián Galindo, entre los abucheos del público presente.

El portavoz de Unión Liberal por Tarifa (ULT), Carlos Núñez, manifestó que ante la alarma social generada se abstenía hasta conocer en mayor profundidad el expediente.

El portavoz de IU, apuntó las dudas sobre la urgencia de aprobar un punto que se lleva tramitando años y señaló que el expediente adolece de información relevante. “La sostenibilidad no se trata de aprovechar algo que está por venir, sino de aprovechar los recursos existentes”, manifestó Ezequiel Andreu, que auguró a nuevos problemas de saneamiento y medioambientales de llevarse a efecto la urbanización.

La edil andalucista Teresa Vaca dio su apoyo porque “estamos a favor sobre todo del desarrollo de los tarifeños y este proyecto es beneficioso para ello”. La edil dejó la palabra al alcalde quien calificó el proyecto de “solución a los problemas medioambientales” y subrayó la baja edificabilidad y la creación de numerosos puestos de trabajo.

El proyecto de desarrollo urbanístico nació en los 90, fue reiniciado en 2005 y aún distará tiempo antes de avistar las plazas hoteleras anunciadas. Pero su salto a la escena nacional también levantó reacciones en contra. Las primeras, las de Greenpeace. “No existe ninguna justificación para destruir gratuitamente el medio ambiente mientras se vuelve a reavivar el modelo del ladrillazo en la costa que tantos quebraderos de cabeza nos está dando”, declaró Pilar Marcos, responsable de la campaña de costas de Greenpeace.

A éstas se sumó el partido ecologista Equo, quien dijo comprender la situación económica y social de Tarifa pero recordó que  “la apuesta por el ladrillo es lo que ha provocado la actual situación de precariedad laboral, paro y crisis económica”. La formación de vocación ecologista dijo apostar por proyectos alternativos que generen riqueza preservando una zona, como Valdevaqueros, que actualmente es prácticamente virgen y con alto valor ecológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios