Sociedad

Evoluciona favorablemente un bebé al que le sellaron un aneurisma con pegamento

  • Con un micro catéter a través del cerebro de la pequeña, de cuatro semanas, pusieron el pegamento en el vaso sanguíneo afectado. El compuesto se secó en pocos segundos y creó un soporte interno que lo selló.

La niña a la que un grupo de cirujanos en Kansas (Estados Unidos) selló un aneurisma cerebral con pegamento se recupera muy bien y pronto será dada de alta, dijo una portavoz del hospital. "Ashlyn (Julian) está en buenas condiciones", dijo en conversación telefónica Jill Chadwick, del Hospital de la Universidad de Kansas, en Kansas City. "En realidad tuvo dos derrames, y aunque quedaron suturados, lleva un tiempo para que el cuerpo reabsorba la sangre", agregó la fuente. Es la primera vez, según las fuentes hospitalarias, que se usa en un recién nacido. "Es probable que en uno o dos días la lleven al Hospital Mercy para Niños, para observación y luego se irá a casa", dijo la portavoz.

El miércoles pasado, la niña de cuatro semanas sufrió un aneurisma en el cerebro y los cirujanos del Hospital Universitario, encabezados por Koji Ebersole, recurrieron a la aplicación del cianoacrilato. El pegamento utilizado "es el mismo compuesto que puede comprarse en cualquier tienda, pero para uso quirúrgico está esterilizado", señaló Chadwick. El pegamento es transparente y para poder observarlo con rayos X los cirujanos lo "colorean", es decir, lo tornan turbio añadiéndole aceite de semillas de amapola, explicó Chadwick.

La niña nació sin complicaciones el 16 de mayo y fue llevada a su casa en Olathe, pero en las semanas siguientes sufrió vómitos. Su padre y su madre la llevaron al menos una vez al Hospital Mercy y la madre dijo que allí una resonancia magnética señaló que tenía un aneurisma del tamaño de una aceituna. Los aneurismas cerebrales son muy raros en niños pequeños porque, habitualmente, tardan años en desarrollarse. Debido a que las hemorragias cerebrales son tan raras en los bebés ni siquiera hay instrumentos pediátricos para el procedimiento. En este caso, los cirujanos primero insertaron un catéter en un vaso sanguíneo en la cadera derecha de la niña y luego lo llevaron por las vías sanguíneas hasta el cuello. Con la ayuda de una avanzada máquina de imágenes cerebrales que muestra los vasos sanguíneos cerebrales desde dos ángulos, Ebersole y su equipo llevaron el micro catéter a través del cerebro de Ashlyn hasta aproximarlo al aneurisma mismo. Allí Ebersole pudo depositar el super pegamento en el vaso sanguíneo afectado. El compuesto se secó en pocos segundos y creó un soporte interno que selló el vaso sanguíneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios