Xerez CD

Mendoza pide compromiso hasta el final

  • El capitán admite que la permanencia está "complicadísima" y que "hay que ser más agresivos y autoexigirnos más"

Jesús Mendoza volvió al equipo titular el pasado domingo ante el Espanyol después de muchas jornadas sin jugar. El capitán azulino no oculta su alegría y destaca que "estoy muy contento y, la verdad, me encontré mejor de lo que esperaba porque en cuatro meses sólo había jugado un partido. De todos modos, la imagen del equipo no fue todo el mundo queremos ver y por eso estoy más decepcionado. Fue una pena porque teníamos depositadas muchas esperanzas en este partido y no conseguimos ganar, nos tuvimos que conformar con el empate".

En su vuelta, estuvo a punto de marcar con un tiro desde el borde del área y lamenta que el balón "no entrase porque la enganché bien. Kameni hizo una buena parada, pero luego marcamos en el saque de esquina y empatamos. El equipo lo intentó, hizo un gran esfuerzo pero no pudimos".

Además, admite que "el partido de La Coruña fue parecido, no estamos teniendo calidad con el balón y tenemos que dar más de sí todos, debemos ser autoexigentes. Nos está faltando un poco de todo, lo hemos hablado entre nosotros y con el entrenador y a ver si en Málaga podemos ofrecer el nivel que todos esperamos".

Y sobre el rival, advierte: "Es un buen equipo, va en línea ascendente, tiene muchísima confianza, cuenta con buenos jugadores y se encuentra en un buen estado de forma. Va a ser complicado, aquí ya no hay partidos fáciles. Ellos mantienen una buena base de temporadas anteriores y arriba cuenta con jugadores desequilibrantes, que te crean peligro en cualquier acción".

La permanencia no oculta que a estas alturas "está complicadísima, hay que ser realistas. Hay que ir partido a partido y nada más. Debemos hacer las cosas bien, estar comprometidos, salir al campo a dar lo máximo y a cometer el menor número de errores posibles porque ya sabemos lo que pasa en Primera, si fallas, te la hacen porque hay jugadores de mucha calidad".

Las ganas de ganar y la ansiedad están pasando factura a un equipo novato en la categoría y él lo sabe. "La cosa está muy complicada y todo influye, en muchas fases de los partidos hay precipitación y eso nos lleva a cometer errores. Cuando hay fallos son de todos, de los delanteros y de los defensas. Tenemos que ser más agresivos, hay que estar más encima del rival, debemos autoexigirnos un poco más".

Francis ya está disponible y él no teme perder la titularidad. "El míster es el que manda, me dio confianza el otro día, creo que me vio bien y espero tener continuidad, no creo que el regreso de Francis tenga nada que ver".

Ya tiene olvidado el pasado, cuando en el mercado de invierno "pedí marcharme porque estaba acostumbrado a jugar y no estaba teniendo minutos. Ahora, todo ha cambiado tengo un año más de contrato y, a cumplirlo. Yo no me planteo ahora mismo marcharme. El míster todavía no me ha dicho si cuenta conmigo o no. De todos modos, si no cuento, no pasa nada, en el fútbol suceden estas cosas. Es una situación rara porque sólo hay dos jugadores con contrato, a ver si se hacen las cosas bien de cara al futuro".

Por último, también quiso mandar sus condolencias a los familiares del socio azulino Juan Del Valle, fallecido en Chapín el domingo durante el partido. "Es una pena que pasara lo que pasó. Todo fallecimiento es triste y toda la plantilla queremos darle el pésame a toda su familia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios