Conil-Guadalcacín | Crónica Sobró la segunda mitad (5-0)

  • El Guadalcacín aguanta la primera parte hasta el gol de Cuenca en el minuto 39 pero se hunde en la reanudación tras el segundo tanto del Conil y acaba encajando una 'manita'

Veteranos y noveles: Beni y Diego Galiano tratan de impedir el avance de Javi Navarro. Veteranos y noveles: Beni y Diego Galiano tratan de impedir el avance de Javi Navarro.

Veteranos y noveles: Beni y Diego Galiano tratan de impedir el avance de Javi Navarro. / Aragón Pina

El Guadalcacín aguantó la primera mitad en el Pérez Ureba de Conil pero tras el 2-0 bajó los brazos y fue incapaz de encontrar soluciones ante un conjunto local que dió un paso adelante para salir airoso del partido.

El Conil sabía que dormirse en los laureles podría dar motivación al equipo foráneo tras la victoria del Guada ante el Betis Deportivo y supo maniobrar y leer el partido de inicio al fin para llevarse el gato al agua. Comenzó el Guada con dos llegadas sin mucho peligro pero con intenciones de preocupar al equipo de Cortijo, sobre todo una de Juanma Carrasco que recibía solo pero Álex Cortijo le obligó a tirar mal y Jaime estuvo atento a la situación.

Luego llegaron varias jugadas claras de peligro del Conil que no consiguieron materializar los locales. La más clara fue una de Mario, el mejor del partido, que remató de cabeza un centro que impactó en el larguero tan fuerte que Lebrón sólo pudo mirarla.

Pasada la media hora, el Conil buscaba ese tanto de tranquilidad para ver el juego con otra perspectiva. Y llegó en el minuto 39, cuando Mario se quedó solo ante Lebrón y dejó el balón a Cuenca que, con la zurda, metió su primer gol del partido. Conseguiría tres.

Era el inicio de la escabechina. El Guada esperaba alguna jugada aislada para igualar la contienda, pero el Conil no lo permitió. Así se llegó al descanso con un resultado corto, y esperando a ver qué podría pasar durante la segunda mitad.

En la reanudación, el Guada debía asumir el rol con el gol en contra. Pero las soluciones del banquillo no parecían las adecuadas, una situación complicada para un equipo de la Tercera División. Mendoza sabía que debía hacer gestiones para mejorar, pero no era posible con chavales juveniles y con el cadete Beni ya en el campo.

Casi no dió tiempo a la gente a llegar a su localidad cuando, de nuevo, Cuenca libre de marca tras un pase de Mario, alejó el resultado a favor de los de Cortijo y ya dio la sensación que ahí acababa el partido. Diego Galiano y Luis Castillo pedían colaboración con la gente de dentro, pero el aspecto anímico estaba por los suelos. Así llegó el tercero, de Mario, tras un robo en la zona media. Javi Navarro, en el 83', tras una gran jugada individual, anotó el cuarto. Y finalmente, Cuenca firmó su hat-trick a poco del final del partido, con un disparo que no logró atajar Lebrón por escasos centímetros.

El Conil, con este resultado, respira un poco más. Y el Guada, que en la segunda parte bajó los brazos, seguirá tratando de finalizar el curso con la mayor dignidad posible sabiendo que la gestión llevada a cabo desde el inicio de la temporada ha llevado a confirmar lo que ya se olía desde el pasado mes de agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios