Abierto de australia

Duelo español por la final

  • Los españoles Rafa Nadal y Fernando Verdasco se medirán en las semifinales del torneo tras eliminar sin muchos problemas a los franceses Giles Simon y Jo-Wilfred Tsonga, respectivamente.

Comentarios 11

Habrá un finalista español12 años después en el primer Grand Slam de la temporada. Los españolesRafael Nadaly Fernando Verdasco se han clasificado este miércoles para las semifinales del Abierto de Australia y protagonizarán un duelo nacional por un puesto en la final, en la que les esperará el vencedor del cruce entre Federer o Roddick. Un español no llegaba tan lejos en Australia desde que un joven Carlos Moya cayera contra Pete Sampras en 1997.

Tras un agradable comienzo de la mañana con la victoria de Verdasco, Nadal ha cumplido en su enfrentamiento con el francés Giles Simon, al que no ha dado opción tras derrotarlo en tres sets por 6-2, 7-5 y 7-5 para certificar así su pase a semifinales del torneo, eliminatoria que ya disputó el pasado año. Entonces fue eliminado precisamente por el hoy rival de Verdasco, el francésJo-Wilfred Tsonga, al que el héroe de la pasada Copa Davis conseguida por España ante Argentina en Mar de Plata  ha derrotado con contundencia en cuatro sets por 7-6,3-6,6-3 y 6-2.

Demoledor Nadal

El número uno del mundo mostró sus galones desde el principio al prometedor joven francés en un partido en el que Simon tan sólo tuvo opción en la segunda manga, cuando dispuso de una bola de set al resto. 

Y es que de salida, el manacorí saltó muy enchufado a la Rod Laver Arena para romper el saque de su oponente en el primer juego. Un golpe que no encajó nada bien Simon, que cedió un segundo break para propiciar el 4-1. 

Con tanta tierra de por medio, Nadal no tuvo problemas para cerrar el set en un plácido 6-2 después de 33 minutos de acción, en los que el galo se llevó un correctivo mayor del merecido por su juego (nueve 'ganadores').

El segundo parcial tuvo un arranque calcado y el zurdo balear volvió a atrapar el servicio de Simon en el arranque del set. Sin embargo, el número seis del mundo logró igualar la contienda (2-2) para incluso colocarse por delante (3-2). 

En ese momento, ambos jugadores optaron por la calma y afianzaron su saque hasta que Simon dispuso al resto con 5-4 de una bola de set tras conectar un gran revés. Pero, Nadal logró salvarla y darle la vuelta al marcador para cerrar el set (7-5), tras un largo peloteo marrado por Simon, con un juego en blanco sin necesidad de llegar a la lotería de la 'muerte súbita'.  

Con dos sets en contra, prácticamente herido de muerte, Simon volvió a dejarse ir en el inicio del set. Nadal lo asedió desde el fondo de la pista y volvió a cobrar ventaja colocando el 2-1, del que Simon se recuperó para poner el 3-3. 

Cuando la manga parecía encaminada al tie break, de nuevo el primer cabeza de serie del Abierto australiano apretó las tuercas de su rival para colocar el 6-5 aprovechando un 15-40 a su favor. Ahí se acabó el encuentro, el balear no perdonó con su saque y selló su pase a semifinales a la primera por un nuevo 7-5.

Verdasco hereda el papel de Tsonga

Fernando Verdasco, que con la victoria de este miércoles fraguada en dos horas y 48 minutos, aparecerá ya el próximo lunes noveno del mundo por primera vez, ya tiene otro reto más en el bolsillo y camina con paso de gigante destrozando a jugadores que nunca había ganado antes, caso del checo Radek Stepanek o del británico Andy Murray y creyendo más en sí mismo.

La confirmación le ha llegado en el primer enfrentamiento contra Tsonga, finalista el pasado año, que se agarró a la pista con uñas y dientes para defender los puntos obtenidos en el 2008. Fernando no se amilanó ante la beligerante figura del francés, verdugo de Rafael Nadal en las semifinales anteriores, y basando su juego en un servicio excepcional logró su mejor resultado en un Grand Slam.

Fer es ya el sexto español que ha logrado las semifinales en el Abierto de Australia tras Juan Gisbert, Andrés Gimeno, Carlos Moyá, Juan Carlos Ferrero y Rafael Nadal. Los tres primeros han sido los únicos que han alcanzado la final: Gisbert (1968), Gimeno (1969), Moyá (1997).

Mucha culpa de que Verdasco ocupe ahora ya un puesto en semifinales se debió al saque, con el que anotó nueve directos, el último para cerrar el partido. Tsonga solo logró romperle dos veces y tuvo 13 ocasiones, mientras que Verdasco fue más certero, al confirmar cuatro de cuatro.

Con el techo de la central cerrado debido a que se puso en práctica la regla del calor extremo, Verdasco se adaptó perfectamente a esta nueva circunstancia, mientras que Tsonga pareció más dubitativo que el español.

El banquillo del francés tuvo overbooking, con su entrenador Eric Winogradsky y las viejas glorias Guillermo Vilas, Henri Leconte y Manshour Bahrami. Pero los mensajes desde allí no funcionaron para el jugador de Le Mans.

Una rotura de entrada en el cuarto set desahogó el camino de Verdasco, que luego pasó apuros en el sexto. Pero su saque volvió en su auxilio y al confirmar el 4-2 con su sexto directo ya fue más tranquilo hacia la victoria. Una rotura en el 5-2 destrozó a Tsonga, que soñaba con repetir final.

El tercer finalista español de la historia

Del duelo de zurdos entre Nadal y Verdasco saldrá el tercer finalista español en tierras aussies después de Carlos Moyá (1997), Andrés Gimeno (1969) y Juan Gisbert (1968). 

Balear tiene más experiencia en pista rápida (Indian Wells, Miami y Doha), si bien Verdasco se aferrará a su versión más madura y consistente para romper el gafe con Nadal, que le batió por última vez el año pasado en Roland Garros (6-1, 6-0 y 6-2).  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios