España

Gobierno y partidos restan valor a la promesa de ETA de que sellará sus armas

  • El Ejecutivo central y el vasco insisten en reclamar a la banda el desarme total y su disolución. Los nacionalistas ven el último comunicado como un paso más hacia el final de los terroristas.

El Gobierno y los partidos mayoritarios (PP, PSOE, IU y UPyD) han restado importancia al comunicado de ETA en el que se compromete a "llevar hasta el final" el sellado de sus armas y han coincidido en señalar que lo que debe hacer la banda es dejarse de "teatro" y disolverse. Una semana después de la inutilización de algunas armas escenificada ante un grupo de verificadores, la organización terrorista ha hecho público un comunicado de seis puntos en el que asegura que sellará "hasta el último arsenal", pero advierte de que cualquier "ataque" u "obstáculo" a ese proceso puede condicionar su viabilidad.

"Más teatro y más de lo mismo", ha sido la respuesta del Gobierno, en boca de su secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, al undécimo comunicado de la banda, que trata a su juicio de "convencer, con muy poco éxito", de que la sociedad tiene que entrar en "una especie de proceso de transición hacia otra cosa". Sin embargo, para el Gobierno no caben "ni transiciones ni transacciones, lo que hace falta es su disolución", especialmente tras el "extraordinario ridículo" que hizo ante los "verificadores" en lo que constituyó, ha opinado, una situación "humillante" para las víctimas.

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, ha avisado de que no reaccionará ante ningún otro comunicado que no sea el de disolución porque éste es "más de lo mismo". "No hace falta que cada cuatro o cinco días nos saquen una tontería nueva", ha dicho.

El desarme total de ETA es también lo que, según el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, debe hacer la banda "cuanto antes", de forma unilateral y "sin condiciones", y aunque ha matizado que el comunicado "apunta en la buena dirección", ha agregado que "no es suficiente".

Los partidos mayoritarios también han coincidido en la necesidad de que la banda se disuelva definitivamente, empezando por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, para quien ETA debe de dejar de hacer "teatro" y desaparecer "de una vez". El Partido Socialista de Euskadi ha reclamado, en un comunicado, que el grupo pase de "los anuncios a los hechos" y anuncie su extinción, y ha añadido que para su desarme "no se necesitan procesos ni una sucesión sin fin de anuncios que dilaten". En opinión de los socialistas, ETA "no puede esperar que la sociedad vasca aplauda y viva pendiente de cada una de sus manifestaciones públicas".

Más crítica con la actuación del Gobierno se ha mostrado Izquierda Unida, cuyo portavoz de Interior, Ricardo Sixto, ha emplazado al ejecutivo a dar los pasos necesarios en favor del proceso de paz, aunque la banda debe, por su parte, dejar de poner "excusas" al desarme y al fin de la violencia. Para UPyD, el último comunicado de ETA es "pura propaganda" para "hacer perder el tiempo" y "chantajear" a los demócratas, por lo que la única respuesta a los terroristas pasa, según el portavoz del partido en el País Vasco, Gorka Maneiro, por detener a todos sus miembros.

Los partidos nacionalistas han hecho una lectura más positiva del documento, empezando por el portavoz del PNV Joseba Egibar, quien cree que la nota confirma su camino emprendido para inutilizar las armas, una tarea que, ha destacado, no es "técnicamente fácil". Para la coalición abertzale EH Bildu, ETA ratifica con el comunicado -que ha calificado de declaración positiva, proactiva y constructiva- la necesidad de elaborar un inventario de armamento para avanzar en el sellado, y ha considerado que ahora "la pelota está en el tejado del Gobierno español". El coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, lo ha calificado de "buena noticia" y ha considerado que se trata de un "desarme unilateral" que le otorga "un valor añadido tremendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios