España

El 'Govern' mantiene su hoja de ruta y el PP lo insta a cumplir la ley

  • Munté ataca al Ejecutivo por "obstruir" los viajes de la Generalitat al extranjero y Maíllo remarca que "asuman su fracaso"

Neus Munté y Carles Puigdemont charlan durante la reunión del 'Govern'. Neus Munté y Carles Puigdemont charlan durante la reunión  del 'Govern'.

Neus Munté y Carles Puigdemont charlan durante la reunión del 'Govern'. / Efe

La consellera de la Presidencia, Neus Munté, afirmó ayer que "el Plan A y B" del Govern sigue siendo celebrar el referéndum, aunque haya organizaciones soberanistas que prevean una declaración unilateral de independencia, y destacó que el Ejecutivo catalán seguirá buscando un acuerdo con el Estado.

Munté confirmó que el Govern prevé plantear al Ejecutivo de Rajoy "una oferta" para sentarse "en una mesa y hablar sobre el referéndum, que es algo que genera un amplio consenso en Cataluña". No hay todavía concreción de cuándo y cómo será planteada esta oferta, reconoció, pero la organización del referéndum "sigue siendo nuestro plan A y B, y lo que nos gustaría es poderlo realizar de forma acordada, algo que no es de extrañar, y más cuando hay otros actores como el Pacto Nacional por el Referéndum, que están trabajando en esto y recogiendo firmas".

"Habrá que ver cómo (la oferta de negociación) la consensuamos con otros actores pero, en cualquier caso, la mantenemos abierta", y "no dejamos de evidenciar esta voluntad de dialogar y de alcanzar un acuerdo, lo que nos asemejaría a otros países democráticos en los que el referéndum ha sido pactado", afirmó la consellera, quien comentó ahora "no hay ningún indicio" de un próximo encuentro entre los presidentes Rajoy y Puigdemont: "No hay ninguna novedad".

Asimismo, advirtió que "la obstrucción" y las "trabas" que la diplomacia española puso ante el viaje que tenía previsto realizar Puigdemont a Marruecos "a quien más ha perjudicado es a las empresas". El president suspendió el 28 de abril la misión comercial conjunta que tenía previsto realizar con el ministro-presidente de Flandes, Geert Bourgeois, del 7 al 9 de mayo en Marruecos, al ser informados de que no podrían ser recibidos por las autoridades marroquíes, algo que el Govern atribuye a las "presiones diplomáticas españolas".

Mientras, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, criticó ayer en la sede de los populares en Barcelona que el Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) quiera preguntar a los catalanes en un sondeo hasta qué punto es importante cumplir la ley, y avisó de que "el cumplimiento de la ley no es opcional". Dijo que el Govern defiende "la democracia selectiva, aquella que cumple a su conveniencia", y subrayó que la pregunta del CEO es ofensiva. Asimismo, tanto Maíllo como el presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, instaron a Puigdemont y al vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, a "asumir su fracaso" en la búsqueda de actores internacionales que avalen el proceso soberanista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios