Semana de la Moda de París Hermès y Vuitton ponen el broche de oro

  • La elegancia pura y el vanguardismo 'vintage' cierran la cita parisina con la moda.

Hermès y Louis Vuitton protagonizaron el sexto y último día de la Semana de la Moda de París. Con el cuero como tejido principal de la colección otoño-invierno 2019/2020, Hermès se mantuvo fiel a su identidad con un sinfín de piezas clásicas con un toque moderno. Sus chaquetas gigantes y sus tonos básicos como el negro, el beige o el blanco, redondearon una colección perfecta para las incondicionales de la elegancia sin estridencias.Con su innegable savoir faire, Nicolas Ghesquière, director creativo de Louis Vuitton, trasladó la estética futurista del Centre Pompidou al corazón del Louvre. Una fusión entre el pasado y el presente que dio lugar a una serie de contrastes que desembocaban en un equilibrio perfecto entre proporciones y color. Cada tono tenía su razón de ser. El rojo para la gente, el amarillo para la electricidad, el azul para el aire. Y así hasta crear una amplia paleta de tonos que se reflejó también en sus prendas. Los estampados jugaron un papel fundamental, desde flores liberty, tartán, rayas, cuadros de colores, hasta dibujos geométricos que parecían sacados de un cuadro de Mondrian. Las siluetas vienen con volúmenes en los hombros para luego ajustarse a la cadera. Los vestidos y faldas midi y los pantalones anchos. El complemento estrella, una vez más en la cabeza, lo concibe en forma de casquete de cuero negro, material que también protagonizó bastantes estilismos, desde pantalones a mangas de chaquetas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios