Voces empresariales

Cambiemos nuestra mirada

HAY una canción preciosa de Maná y Juan Luis Guerra que dice "Bendita la luz de tu mirada". Una frase que he oído en ocasiones muy distintas y que siempre me ha llenado e inspirado a pensar: ¿Por qué no podremos de vez en cuando cambiar nuestra mirada? Intentar ver las cosas desde otro prisma, desde otra perspectiva.

Siempre tendemos a mirarlo todo con nuestros ojos, pero qué enriquecedor sería ver la misma situación con los ojos del que tenemos enfrente. Ahora que estrenamos nuevo gobierno, ¿no sería estupendo si nuestra nueva clase política empezara a mirar con los ojos del ciudadano y que los ciudadanos intentáramos ponernos en la difícil situación a la que se enfrentan nuestros dirigentes? Que el padre escuchara a su hijo con la mentalidad de un niño, y que el niño viviera, por tan solo un minuto, las peripecias que a veces tenemos que hacer los padres para conciliar todas nuestras vidas. Que el trabajador se pusiera en la piel del empresario (¡a final de mes!) y que éste sintiera las preocupaciones del trabajador, que muchas veces ya lo hace porque coincide que son la misma persona ya que vivimos en un país de Pymes y autónomos.

Estaría bien probar a hacer el ejercicio de dejar de separarlo todo: lo masculino de lo femenino, lo de izquierda y lo de derecha, lo profesional de lo personal…. Quizás entonces podríamos encontrar lo que nos une y no lo que nos separa.

Puede que desde ahí podamos intentar construir un futuro mejor. Desde la unión y no desde la separación. Y puede que desde ahí nos sea más fácil cambiar nuestra mirada.

En este año 2012 en el que acabamos de entrar, me propongo intentar cambiar un poco la mirada. Estrenar 'gafas' cada vez que vaya a mirar cualquier situación y no solo ver la realidad con mis ojos, sino intentar verla con los de la persona que tengo enfrente.

Estamos en la era del compartir, de unir, de sumar, de colaborar, de empatizar. Quizás así, entre todos, podamos salir adelante y sentirnos mejor con nosotros mismos y con los de nuestro entorno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios