Jerez

Cruz Roja pone en marcha un servicio para la localización de niños perdidos

  • Se trata de una pulsera identificativa con un código que está asociado al número de teléfono del familiar

Cruz Roja pondrá en marcha por primera vez en esta edición de la Feria del Caballo un nuevo servicio que ya se ha estrenado con un importante éxito en la Feria de Sevilla y en varias playas de la provincia durante el verano. Se trata, según explicó ayer la presidenta de Cruz Roja, Salve Pomar, de un sistema para la localización principalmente de niños perdidos de uno a doce años, pero que se extiende también a personas mayores con problemas de desorientación o con alguna discapacidad. Los padres o familiares podrán acudir al módulo asistencial que Cruz Roja instalará en la Feria, donde se les ofrecerá gratuitamente unas pulseras identificativas para los niños y que también se podrán obtener por el recinto ferial a través de los voluntarios. La pulsera tiene un código asociado al número de teléfono del familiar que permite respetar la privacidad de los datos tanto del menor como de los familiares. De esta forma, quien encuentre a un niño perdido con la pulsera deberá llevarlo al módulo de Cruz Roja, junto a la Policía Local, donde se localizará de manera inmediata a sus padres, con lo que se acorta el tiempo de angustia tanto de los menores como de sus familias. Las pulseras son blancas y llevan el distintivo de Cruz Roja Española y además el uso de rotulador indeleble en las mismas permite que puedan mojarse sin que se deteriore su código.

No es la única novedad que introducirá Cruz Roja en esta edición, en la que prestará más servicios que los que requería el pliego de condiciones que estableció el Ayuntamiento. Así por ejemplo, también ofrecerá apoyo psicosocial a través de un equipo operativo provincial, que estará en alerta las 24 horas, de forma que asume el compromiso de intervención en un tiempo máximo de dos horas si ocurre algún incidente grave tanto en la Feria como en las pruebas hípicas. Estos equipos tienen un carácter multidisciplinar y están compuestos por un jefe de equipo, psicólogos, enfermeros, trabajadores sociales y auxiliares de acompañamiento. Cruz Roja ya utilizó estos equipos hace más de un año para prestar apoyo sicológico a los familiares del buzo jerezano que desapareció en Cabo Trafalgar, durante la trágica espera hasta que se encontró el cadáver.

Con el dispositivo asistencial y sanitario ya preparado, Cruz Roja hace frente a una nueva Feria en la que participarán más de 150 voluntarios. Sus módulos del González Hontoria permanecerán abiertos las 24 horas del día, desde el domingo, día 10, a las ocho de la noche hasta las doce de la noche del último domingo de Feria. Además de los recursos humanos, entre los que hay médicos, enfermeros, auxiliares sanitarios, técnicos sanitarios y conductores, Cruz Roja dispondrá en el Real de una UVI móvil y una ambulancia de soporte vital básico, que cubrirán tanto el recinto ferial como las pruebas hípicas.

La experiencia de la institución en la Feria es larga; de hecho ha prestado la cobertura de atención sanitaria en la mayoría de las ediciones y sus voluntarios tienen un amplio conocimiento de las situaciones de riesgo a las que se deben dedicar una mayor atención, según afirman desde la organización. Las cifras hablan por sí solas: En la pasada edición, sus voluntarios prestaron alrededor de 1.200 asistencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios