Navidad Cumpleaños infeliz

  • La zambomba cumple hoy el quinto aniversario de su declaración como Bien de Interés Cultural pero en silencio, sin poder celebrarse como tradicionalmente por las restricciones sanitarias

Una zambomba solitaria en el Centro Cultural Flamenco Don Antonio Chacón. Una zambomba solitaria en el Centro Cultural Flamenco Don Antonio Chacón.

Una zambomba solitaria en el Centro Cultural Flamenco Don Antonio Chacón. / Manuel Aranda

La zambomba celebra hoy el quinto aniversario de su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), acuerdo de la Junta de Andalucía del 9 diciembre 2015, pero es un cumpleaños infeliz porque la pandemia de coronavirus ha silenciado casi por completo esta singular expresión popular que se propaga por todo Jerez cuando se acerca la Navidad contagiando de alegría y ambiente festero a toda la ciudad. 

En efecto, los tradicionales villancicos y romances se han quedado aparcados en un segundo plano por las restricciones sanitarias. La zambomba es colectividad y participación, gente cantando alrededor de una candela y eso, a día de hoy, con numerus clausus en las reuniones para divertirse, impide que el carrizo contagie alegría por toda la ciudad, porque las zambombas en Jerez son multitudinarias; tampoco ayuda el toque de queda para las actividades consideradas no esenciales, que esperan que mañana la Junta levante un poco las restricciones.

Como la necesidad agudiza el ingenio y a falta de zambombas 'de verdad' porque no puede haber aglomeraciones de personas ni grandes coros actuando por aquello de la distancia social, sí que se han montado y se preparan fiestas flamencas navideñas, al estilo de las que estaban anunciadas en el Teatro Villamarta y que finalmente fueron suspendidas: el espectáculo de 'La Macanita', 'Así Canta Jerez en Navidad' de Luis de Perikín, 'Suena Jerez en Navidad' de Pepe del Morao, la zambomba de la Federación Local de Peñas Flamencas y 'Nochebuena de los Grandes en Jerez' de Antonio Malena.

"Se están tomando estas alternativas porque las empresas tienen que subsistir y conseguir algunos ingresos aunque sea con una pegada infinitamente menor", exponía a Efe Antonio Mariscal, presidente del clúster turístico Destino Jerez, que subraya que en los últimos años la Navidad en Jerez se ha convertido en "temporada alta" para el turismo: "En estos años hemos tenido un crecimiento tremendo en Navidad, que antes pasaba mucho más desapercibida a nivel turístico pero que se ha convertido en un revulsivo, en un caramelo". Ahora, el impacto de la suspensión de las zambombas va a ser importante y afectará, según Mariscal, a empresas del sector, a la restauración y la hostelería, como ya se ha podido comprobar en el puente de la Inmaculada.

Así, algunos empresarios apuestan por actuaciones lo más parecidas a las zambombas pero con aforo reducido y limitado, todos sentados y con mascarillas, una estampa bien diferente a la de años anteriores. Como bien distinta fue la zambomba de los vecinos de El Almendral, celebrada el pasado domingo desde los balcones; como distinta es la zambomba de este año de Down Jerez Aspanido, que se celebra de forma virtual este sábado a partir de las 12:00 horas en Facebook y Youtube

También este sábado será protagonista la zambomba de Jerez en toda España ya que el décimo de la Lotería Nacional estará dedicado a la zambomba el 12 de diciembre, fecha instaurada por el Ayuntamiento como el Día de la Zambomba. "Aunque no haya zambombas este año, las vamos a seguir promocionando", explicaba la alcaldesa en su día en la presentación del décimo.

Zambombas distintas para una Navidad diferente que se vivirá de otra manera, nada tradicional y lejos de lo acostumbrado, en todo el mundo en general y en Jerez en particular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios