economía

El 96% de las empresas no prevé nuevos contratos, según el Observatorio GEM

  • El estudio analiza las consecuencias del Covid-19 en el tejido emprendedor de la provincia 

Un 66% de los consultados temía que su actividad no pudiera superar un periodo largo de aislamiento. Un 66% de los consultados temía que su actividad no pudiera superar un periodo largo de aislamiento.

Un 66% de los consultados temía que su actividad no pudiera superar un periodo largo de aislamiento. / Lourdes de Vicente

Tras los resultados relativos a España y Andalucía, el Observatorio GEM Andalucía y la Cátedra e Emprendedores de la UCA analizan en un informe el efecto del Covid-19 en el emprendimiento en la provincia de Cádiz, con los datos procedentes de una encuesta en la que han participado, a nivel comarcal, 195 personas involucradas en el proceso emprendedor, y que se realizó entre los pasados 20 y 30 de abril.

Así, cerca del 56% de los emprendedores gaditanos consultados opina que los efectos del Covid-19 serán muy negativos para sus proyectos empresariales. Para algo más del 5% será algo positivo y para casi el 30% algo negativo. En Cádiz, la situación más frecuente durante el periodo analizado ha sido el cierre temporal (casi el 55% de los casos) mientras que en Andalucía y España fue el teletrabajo. Esta situación tiene relación con la opinión dada por los encuestados sobre si el grado de digitalización de las empresas ha sido fundamental para las decisiones tomadas. Así, en España y Andalucía contestan afirmativamente alrededor del 70% de los consultados, mientras que en Cádiz baja al 66%.

En relación a las ayudas públicas, un 21% estaba recibiéndolas: un porcentaje similar al obtenido en Andalucía y algo superior al de España; mientras que no han solicitado ayudas públicas casi un 33% de los encuestados, cifra por debajo de la andaluza (38%) y bastante por debajo de la nacional (44%). Cerca del 80% de los encuestados declaran haber perdido completamente su demanda o haber sufrido una reducción notable de la misma. A esta situación, se ha respondido principalmente con ERTES en el 30% de los casos (casi 7 puntos más que en Andalucía).

Entre otras cuestiones tratadas en el informe, a la mayor parte de los contactados les preocupa que su actividad no pueda superar un periodo largo de aislamiento (a un 66.2%, frente al 49% del porcentaje nacional) y no poder mantener a sus empleados (a un 32,8%). Preguntados sobre las opciones que podría tomar la administración para facilitar el desempeño empresarial a medio plazo, los encuestados apostaron en gran medida, al igual que a nivel autonómico y nacional, por eliminar trabas burocráticas (68.7%), así como las cuotas de autónomos y el impuesto de actividades económicas durante un año (68.3%). Sin embargo, los emprendedores gaditanos le dan más importancia a reducir la seguridad social a los trabajadores (60.5% frente a los porcentajes andaluz y nacional, un 57.7 y un 55.9 %, respectivamente).

Sin embargo, la inmensa mayoría no va a aprovechar para invertir en infraestructura tecnológica (83.4%) ni en lanzar nuevos productos o servicios (68.4%) ni en buscar inversores (80.3%), aunque a lo largo del próximo año, un 36% cree que tendrá que reducir personal y casi la totalidad (96%) da por hecho que no contratará a nadie.

Como conclusión, el informe señalan que las “consecuencias de la crisis son particularmente importantes para la provincia”, golpeando de forma especial a “mujeres, jóvenes y personas con menos formación y con contratos temporales”.

“El aumento del desempleo –indican– requerirá de medidas de apoyo y de una mejora de la formación profesional orientadas a las nuevas tecnologías”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios