Cultura

La enorme capacidad de disfrutar y emocionar bailando

  • La compañía de José Galán se gana el calor del público de Villamarta en una noche completa

Con los ojos vendados aparecieron sobre el escenario los seis bailarines de la obra 'Con-capacidad diferente' que actuaron en el Teatro Villamarta el viernes pasado.

El teatro estaba bastante vacío, pero aquellos que acudieron interactuaron desde el principio y aplaudieron cada vez que alguno de los bailarines acababa su actuación.

Los artistas con discapacidad intelectual sorprendieron por su enorme destreza con un baile tan complicado de mezcla de clásico con flamenco. Junto con sus maestros, José Galán y Vanesa Aibar, cada uno desarrolló una coreografía diferente. Primero un bailarín síndrome de down fue quitando las vendas de los ojos a los demás y tras esto realizó junto a otra bailarina vestida de rosa con tutú un baile clásico. Hubo de todo, desde danza con cinta hasta baile flamenco con mantón incluido, zapateo, ballet y música en directo. El forillo comenzó siendo negro pero según el tipo de actuación fue cambiando de color, amarillo como un atardecer o azul del mar. Entre lo bello del espectáculo también estuvo la maravillosa voz de Inma 'La Carbonera', que envolvía los fabulosos bailes que con gran proeza iban realizando los artistas y en el que ella misma también participó bailando. Junto a ella le acompañaban otros músicos a la batería, guitarra flamenca y violín. De este modo, todas las partes que conformaban el espectáculo quedaron perfectamente ensambladas.

La actuación duró una hora, resultó amena y encantó. El público, aparte de sus aplausos espontáneos durante el espectáculo, aplaudió sin parar al finalizar, los artistas salieron una segunda vez a saludar y se mantuvieron en el escenario hasta que la ovación acabó.

A pesar de que la Compañía José Galán ya actuó en el festival de Jerez y por lo tanto es conocido su trabajo en la ciudad, en esta segunda jornada del I Encuentro de Coreografía y Danza en Jerez, el resultado final no podemos decir que fue un éxito porque el público era muy reducido, incluso más que en el primer espectáculo, pero sí que tuvo muy buena acogida. Al menos la expectación se hace mayor al comprobar que a los pocos presentes, lo que se hizo gustó. Las actuaciones continuarán con más danza española, danza clásica y danza contemporánea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios