Y todos los grupos se reúnen, mayoritariamente, en las Marismas del Guadalquivir, donde reponen fuerzas para dirigirse luego a sus territorios de cría situados en el resto de España y Europa Occidental. Y algunas, cigüeñas jerezanas, se quedan ya en las torres de sus iglesias ocupando sus nidos. Y no falla, siempre desde mediados de noviembre se empiezan a ver en nuestra ciudad ocupando sus lugares de nidificación.

Como suelen atravesar la ciudad después de las doce de la mañana ya a esa hora se ha rezado el Angelus, en castizo jerezano, "...ya ha bebido El Papa", como me preguntan muchos amigos por la procedencia y destino de los bandos de cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) que se observan por los cielos de nuestra ciudad a partir de media mañana y durante gran parte del otoño e invierno.

Ya hemos comentado en esta misma columna que ese dicho "Por San Blas, (Festividad el 3 de Febrero) las cigüeñas verás", es más una frase literaria que una declaración científica, y que los recientes estudios de fenología se han encargado de desmentir. En efecto: desde octubre empiezan a regresar las que han migrado, porque una fracción importante de la población cigueñil se queda a pasar el periodo no reproductor en España, o sea las que se han ido a pasar un breve periodo de tiempo en sus cuarteles africanos.

Sabemos que cruzan por el Estrecho de Gibraltar, porque al ser especie que usa en sus viajes las corrientes térmicas para desplazarse ahorrando energías y ya que el mar no produce térmicas, el Estrecho es el espacio más corto entre África y Europa. Las que cruzan al caer la tarde se quedan a pasar la noche en los alrededores de Tarifa. Éstas, al levantarse el sol y empezar a calentar la tierra, remontan el vuelo y a una media de 60 Km/hora pasan por Jerez sobre el mediodía. Las que han cruzado a primera hora de la mañana el Estrecho y a esa velocidad media, pasan por nuestros cielos dos o tres horas después de las primeras.

Así que al verlas surcar nuestros cielos, alcemos la copa y demos la bienvenida a tan cercanas y bellas aves. ¡Va por ellas!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios