Salud y Bienestar

La apuesta masculina para el bienestar a cualquier edad

  • Seguir la dieta mediterránea, hacer deporte, evitar sustancias tóxicas y gestionar el estrés son, junto a la atención médica, herramientas que permiten mantener la calidad de vida en el hombre pasada la cincuentena y aumentar su longevidad

Si bien la esperanza de vida ha aumentado para el ser humano, y que la brecha en la expectativa de longevidad entre los hombres y mujeres (77 y 84 años respectivamente) va disminuyendo, los especialistas coinciden en que los hombres aún tienen que prestarles más atención a sus cuerpos. Fumar, beber, no buscar atención médica, definirse a sí mismo a través del trabajo dando como resultado el estrés... son algunos de los hábitos a evitar para mantenerse saludable a cualquier edad. Además, también existen padecimientos de la salud que afectan solamente a los hombres, como lo es el cáncer de próstata y bajos niveles de testosterona. Muchos de los principales riesgos contra la salud, a los cuales se enfrentan ellos --cáncer del colon o enfermedades cardiacas- pueden prevenirse y tratarse con un diagnóstico anticipado.

Según, Jesús Castiñeira, jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario Virgen Macarena, "uno de los tumores más prevalentes en el hombre es el de vejiga cuya causa es perfectamente clara, el tabaco. Los metabolitos de la nicotina pasan de la saliva a la sangre, y de ésta a la vejiga". El principal síntoma de esta afección es la hematuria (sangre en orina). Sobre el cáncer de próstata, que es el más frecuente en el varón tras el cáncer de pulmón, el especialista apunta que los factores epidemiológicos que pueden provocarlo son la herencia genético (los hijos y nietos de un paciente tienen más probabilidad de padecerlo), el racial (incide más sobre la raza negra que sobre la caucásica) y la alimentación. Miguel Luque tiene 52 años y debido a que su padre sufrió cáncer de próstata desde la cincuentena se realiza anualmente la prueba de Antígeno Específico de Próstata (PSA). "Es una proteína producida en la próstata que puede elevarse cuando el cáncer está presente", describe Manuel que es electricista. Este seguimiento también debe realizarlo a partir de los 50 años el hombre de raza negra o el varón con algún síntoma urinario.

Según el doctor Castiñeria, la alimentación rica en soja y vegetales y pobre en grasas animales ayuda a prevenir la aparición del tumor de próstata. Si a ello se suma el hábito de beber dos litros de líquidos al día, preferiblemente agua, se previene la litiasis (cálculos o piedras en el aparato urinario).

La dieta mediterránea también es una apuesta segura que hace el doctor Miguel Ángel Ulecia, presidente de la Asociación Andaluza de Cardiología (SAC), con el fin de evitar las enfermedades cardiovasculares," primera causa de muerte en la población masculina en prácticamente todos los países del mundo", destaca. La enfermedad isquémica del corazón (el infarto a angina de pecho), las enfermedades cerebro cardiovasculares (ictus) o la insuficiencia cardíaca son las que causan mas morbimortalidad en los varones. Andalucía es la comunidad autónoma de España, junto a las Islas Canaria, con más incidencia de diabetes, síndrome metabólico, hipertensión y dislipenia, factores de riesgo que en conjunto forma la enfermedad arteriosclerótica. "Los profesionales médicos estamos viendo a varones de menos de 40 años que sufren un infarto y eso es alarmante", dice el presidente de la SAC. Junto al equilibrio dietético, dejar de fumar, beber con moderación y gestionar el estrés son los hábitos estandartes del bienestar cardiovascular con independecia del sexo y la edad. Máxima que a modo de refrán supone "más suela y menos cazuela" y que, según el doctor Ulecia, hay que fomentar desde la infancia.

En esta dirección, Prudencio Martínez-Franco es ejemplo de hombre saludable en el siglo XXI. Él es abogado, padre de familia y ha encontrado la ecuación que concilia tiempo profesional, familiar y ocio. "No fumo, no bebo salvo casos puntuales y hago deporte de cuatro a cinco veces por semana: tenis, natación y atletismo. Normalmente quedo con mis amigos para practicarlos al final de la tarde pues ellos también son amantes del deporte. Incluso, en invierno, aprovechamos la parada laboral del mediodía para jugar al tenis", explica Prudencio quien además inculca a sus hijos la importancia del ejercicio físico para la salud física y psíquica. "Tienen 13 y 10 años y realizan tenis y equitación".

A partir de los 45 ó 50 años en el hombre puede aparecer lo que se conoce por andropausia (se deriva de la comparación con el proceso que ocurre en el la mujer denominada menopausia), un proceso por el cual las capacidades sexuales pueden mermar con la edad resultado de los bajos niveles de testosterona en el organismo. Pese a los cambios biofisológicos y psicoemocionales, el doctor Casitiñeira, enfatiza que afortunadamente "disponemos de procedimientos para abordar estos cambios y mantener la calidad de vida en el hombre hasta su senectud".

Pepe Montero tiene 62 años y está jubilado, además de su adhesión a la dieta mediterránea, una vida activa y los paseos en bicicleta narra que para su bienestar ha interiorizado la premisa de afrontar los acontecimientos con serenidad. "Si partes de la calma y el sosiego es más fácil mantenerse bien el resto del día. Cuando advierto un problema me tomo el tiempo necesario para detectarlo y buscar la solución adecuada, intento no precipitarme", expone.

En conjunto, dedicar tiempo al mundo que les rodea pero también pararse para dedicarselo a ellos mismos es la fórmula de la salud física y mental por la que apuestan estos hombres .

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios