Sociedad

España tendrá en 10 años 49 millones de habitantes y menos inmigrantes

  • La población extranjera se reducirá a más de la mitad en los próximos tres años y para 2018 será inferior a los cinco millones · La esperanza de vida será de 2 años más para los hombres y de 1,5 más para las mujeres

La población residente en España superará los 49 millones en 2018, pese a que habrá una desaceleración del crecimiento demográfico, y los inmigrantes se reducirán más de la mitad en los próximos tres años, según las proyecciones del Instituto Nacional de estadísticas (INE) hechas públicas ayer.

De esta manera, si durante el periodo 2002-2008 la población creció a un ritmo anual medio de 720.000 habitantes, en los próximos diez años se prevé un incremento medio en torno a los 380.000.

Además, los nacimientos alcanzarán un máximo en 2009, por encima del medio millón anual, y a partir de 2010 se prevé un descenso paulatino del número de nacidos.

A uno de enero de 2008, la población residente en España se situó en 45,2 millones de personas, de las que en torno al 10% eran inmigrantes.

Si la inmigración ha sido el factor clave del crecimiento en los últimos años, esta proyección estima que el número de extranjeros registrados se reducirá de los 958.000 inmigrantes durante 2007 hasta los 442.000 en 2010.

El INE calcula que las llegadas a España durante la próxima década serán inferiores a los cinco millones de inmigrantes.

Aún así, el saldo migratorio exterior continuará teniendo un impacto positivo en todas las comunidades durante la próxima década, sobre todo en Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana, que acogerán a más de la mitad (el 54%) de este colectivo.

Así, de los 4,9 millones de inmigrantes que se espera que lleguen desde este año hasta 2018, más de un millón elegirá Cataluña, más de 900.000, Madrid, y en torno a los 710.000 optará por la Comunidad Valenciana. Además, se estima que Andalucía reciba en torno a 630.000 inmigrantes, seguida de Canarias, con 239.737, y Castilla-La Mancha, con 209.707.

Por el contrario, en la próxima década dos millones de españoles emigrarán a otros países y de ellos casi 690.000 lo harán desde Cataluña, a mucha distancia de los 296.000 residentes en Madrid y de los 240.000 de la Comunidad Valenciana.

Las comunidades autónomas que experimentarán un crecimiento demográfico relativo más intenso serán Castilla-La Mancha (17,5%), Murcia (16,6%), Baleares (15,9%) y Comunidad Valenciana (14,4%). Por el contrario, la población decrecerá en Asturias (1,7%), País Vasco (1,3%) y Galicia (1,2%),

Con todo, España es, con Holanda, Irlanda, Chipre y Luxemburgo, uno de los pocos países europeos que continuarán creciendo en población, pese al previsto descenso de nacimientos y aumento de defunciones en el caso español, según explicó ayer el subdirector de Estadísticas de Población del INE, Ignacio Duque.

Tampoco registrará un crecimiento vegetativo -diferencia entre nacimientos y defunciones- negativo, al contrario de lo que ocurre en muchas naciones del entorno.

El proyectado incremento poblacional durante la próxima década, según las proyecciones del INE, sería incluso superior al de países como Francia y Gran Bretaña.

Según el subdirector de Población, la tasa de fecundidad aumentará ligeramente de 1,39 hijos por mujer en 2007 a 1,46 en 2016, pero al mismo tiempo y aunque parezca paradójico, la cifra de natalicios disminuirá.

Ello es así debido a que las mujeres que entren en las edades centrales de fecundidad van a ser menos que en las generaciones precedentes.

Esta leve disminución situará la tasa de natalidad en el segundo máximo histórico, "un poco más allá de los 500.000 nacimientos este año y quizás el próximo, momento a partir del cual empezarán a bajar", añadió Duque.

Por otro lado, señaló que pese a que la esperanza de vida crece -dos años para ellos y uno y medio para ellas-, el número de defunciones se incrementará.

Así, el crecimiento vegetativo se espera que se ralentice en el país, al pasar de las 120.000 muertes anuales actuales a 40.000 en 2010.

En cuanto al descenso previsto de la llegada de inmigrantes a España, Duque aclaró que es un reajuste también esperado.

En este contexto recordó que el país tuvo un "extraordinario crecimiento" en los últimos años y "lógicamente" ahora se ha producido una bajada de estas cifras. Salvo Estados Unidos, ningún país del mundo ha registrado saldos migratorios como España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios