Sociedad

Hungría tardará años en recuperarse de la enorme catástrofe ecológica

  • El vertido de lodo rojo en Hungría es de una magnitud sin precedentes en Europa

Cientos de afectados, decenas de hectáreas contaminadas, ríos devastados: el derrame tóxico que ha afectado al suroeste de Hungría se va confirmando como una catástrofe ecológica de enormes dimensiones de la que la naturaleza y la agricultura tardarán años en recuperarse. Una capa de lodo rojo de dos centímetros de espesor, cargada de metales pesados, se extiende por 40 kilómetros cuadrados de humedales y terreno agrícola y seguía avanzando hacia el río Raab, que desemboca en el Danubio.

El secretario de Estado para el Medio Ambiente, Zoltán Illés, ha calificado lo sucedido de "catástrofe ecológica" y ha advertido ya de que habrá que retirar la tierra en la región afectada para que pueda volver a cultivarse, lo que podría llevar al menos un año.

Por su parte, el responsable de WWF-Adena en Hungría, Gabor Figeczky, aseguró a Efe que ésta es la "mayor catástrofe ecológica de la historia de Hungría", y que la naturaleza tardará años en recuperarse.

La rotura de una balsa de acumulación, propiedad de la empresa fabricante de aluminio MAL Zrt, provocó el derrame de un millón de metros cúbicos de lodos altamente tóxicos. Cuatro personas, entre ellas un niño, fallecieron en el accidente y otras seis se encuentran desaparecidas.

Zsolt Szegfalvi, presidente de Greenpeace en Hungría, resaltó que se trata de "la catástrofe más grande de Europa relacionada con el llamado barro rojo", por lo que nadie tiene experiencia sobre cómo tratar la situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios