Fútbol | Tercera División

Iván Ares, manos y cabeza para el Xerez CD

  • El portero cumple con nota en su debut en la primera plantilla en el Municipal de Lebrija, su 'otra casa' durante cinco campañas

  • Transmite confianza y seguridad y asegura que "los dos empates nos han trastocado los planes, ya no podemos fallar ante Los Barrios"

Iván Ares se estrenó con el primer equipo del Xerez CD el domingo en Lebrija y fue el mejor. Iván Ares se estrenó con el primer equipo del Xerez CD el domingo en Lebrija y fue el mejor.

Iván Ares se estrenó con el primer equipo del Xerez CD el domingo en Lebrija y fue el mejor. / Manuel Aranda

Iván Ares, guardameta del Xerez CD, a sus 30 años transmite seguridad tanto a la grada como a sus compañeros. Se marchó del Deportivo muy joven, en la campaña 12/13, ante la falta de oportunidades en el primer equipo y buscando nuevos retos. Recaló en la Balompédica Lebrijana y allí creció y maduró como portero.

Durante dos temporadas, la 15/16 y 16/17, se embarcó en el proyecto del Xerez DFC pero en la 17/18 nuevamente volvió a Lebrija y en verano fue el primer fichaje xerecista. El destino quiso que el pasado domingo se estrenara con el primer equipo en su 'casa' pero ante el Antoniano (2-2).

El jerezano confiesa que "debuté y estoy bastante contento porque, además, lo hice en un campo al que considero mi otra casa, parecía que estaba jugando de local. Las dimensiones del campo las conozco y el campo, igual, después de seis años allí. Tenía unas ganas enormes de debutar en el primer equipo. Había jugado en el filial y con la primera plantilla algunos amistosos pero no un partido oficial, se me resistía".

Feliz con su estreno

De su actuación se encuentra "satisfecho, aunque me hubiese gustado ganar" y del partido frente al cuadro de Rubio resalta: "Hicimos lo más complicado, que era ponernos por delante en el marcador después de ir perdiendo, pero la segunda parte fue de tú a tú, de ida y vuelta y cualquiera de los dos equipos pudo ganar. Nosotros tuvimos que proponer más, nos tuvimos que ir con todo al ataque y con el 1-2 debimos tirar más de experiencia y parar el partido pero nos empataron muy pronto. En todos los encuentros son claves los cuatro o cinco minutos siguientes a marcar un gol y los mayores no tiramos de experiencia".

El Deportivo suma cinco puntos, gracias a su triunfo en la primera jornada de Liga ante el Cabecense y de los dos empates consecutivos frente al Conil en La Juventud y el del pasado domingo. El guardameta azulino no duda y es directo: "Pensaba que íbamos a sacar más puntos. Los dos empates nos ha trastocado un poco los planes pero hay que seguir. El punto que logramos ante el Antoniano hay que hacerlo bueno ganando en casa a Los Barrios y sumando los tres. Ya no tenemos margen, no podemos pinchar más porque una Liga tan corta no te permite tantos fallos.  

El rival

Del rival, no se fía porque "es un equipo del que tenemos muy pocas referencias. No ha hecho ni pretemporada y tramitó las licencias al final. Tiene un buen entrenador, que conoce la categoría, y seguro que le saca partido a los jugadores. No han desentonado en los encuentros que han disputado. Le ganó a la Lebrijana y perdió en Arcos. No debe ser mal equipo y no podemos confiarnos, tendremos que estar concentrados y no dar concesiones".

El objetivo del Deportivo es pelear por el ascenso y en una Liga tan corta, Ares estima que "no se puede fallar mucho. Esto es como una carrera de velocidad, nos tenemos que colocar entre los tres primeros y perder lo menos posible. Los enfrentamientos directos son importantes porque se arrastran los resultados y no te puedes equivocar".

La afición

La evolución incontrolada de la pandemia está pasando factura a todos los equipos y a los aficionados, que no pueden acudir a los campos por las medidas sanitarias impuestas por la Junta de Andalucía. Un partido sin público lo considera "desolador. Se nota bastante. Ya el domingo echamos de menos a los nuestros en Lebrija, todo se notaba diferente. Para mí, era mi primer partido sin afición. La temporada pasada se paró la Liga con gente y en pretemporada también ha habido afición. Hay momentos en los que aprietan y nos hacen ser más intensos, animan mucho y sin ellos todo es muy frío".

A estas alturas, la preocupación en los clubes de Tercera es máxima. El portero azulino quiere ser optimista, aunque sabe que "todo está muy difícil, los contagios se han disparado. A qué pasa después del domingo. Lo mismo Tercera no para. Lo que está claro es que lo más importante es la salud y tendremos que acatar lo que nos toque".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios