Fútbol | Tercera División

Rodri, defensa del Xerez DFC, ante su cita más especial en Guadalcacín

  • El futbolista azulino asegura que "pasé seis temporadas muy buenas allí y no olvido que fue el club que me permitió debutar en Tercera"

Rodri, en el partido de la primera vuelta en Chapín. Rodri, en el partido de la primera vuelta en Chapín.

Rodri, en el partido de la primera vuelta en Chapín. / Miguel Ángel González

El derbi del domingo (17:00) entre Guadalcacín y Xerez DFC es especial por muchos motivos pero lo será aún más para Rodri, centrocampista del cuadro azulino que llegó al club xerecista el pasado verano tras seis campañas en el Fernández Marchán.

Era un niño cuando aterrizó en Guada para formar parte de la cantera y se marchó como un jugador formado y capacitado para militar en Tercera en un equipos con aspiraciones de ascenso. Le ha costado pero se ha afianzado en el once azulino y el domingo estuvo acertado ante el Ceuta como central (4-2).

Rodri confiesa que "va a ser un partido bonito y especial para mí. Le estoy muy agradecido a ese club porque fue el que me dio la oportunidad de debutar en Tercera. Será bonito volver a ese campo, ojalá sea un encuentro atractivo para Jerez y Guadalcacín y sumemos los tres puntos".

De todos modos, advierte que "conozco bien ese campo por las temporadas que me he llevé allí y en el Fernández Marchán el Guada le compite a todos los equipos, va a ser un partido muy complicado y tenemos que darle la máxima importancia si queremos mantener la dinámica positiva".

Bajo su punto de vista, las claves para un posible triunfo "por las características que tiene el campo van a ser decisivas las segundas jugadas, habrá mucho juego directo y también serán determinante las acciones a balón parado".

La afición se ha animado con la llegada de García Tébar y espera "un ambientazo. Ese campo es pequeño, no es Chapín, y si va toda nuestra afición estaremos como en casa. Las dos aficiones deben disfrutar de un partido así".

El pasado domingo con el nuevo entrenador fue titular y está "con muchas ganas de volver a jugar. El nuevo míster me dio la oportunidad de seguir jugando en el centro de la defensa y no puedo estar más contento".

Sobre el partido, recuerda: "Era clave y sabíamos que iba a ser complicado por todo lo que había pasado durante la semana y porque nos medíamos a un rival directo y con potencial. Tuvimos la mala suerte de encajar dos goles a balón parado pero me quedo con la capacidad de reacción que tuvo el equipo para remontar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios