Xerez DFC-CD Rota | Crónica Enésima decepción (1-1)

  • Los azulinos fallan en Chapín y sólo empatan pero el punto les llega para meterse en 'play-off'

  • Jorge Herrero adelanta a los verderones en el minuto 44 y Dani Hedrera firma las tablas en propia puerta en el 52'

Jacobo, que fue titular, intenta marcharse pegado a la banda de Iván. Jacobo, que fue titular,  intenta marcharse pegado a la banda de Iván.

Jacobo, que fue titular, intenta marcharse pegado a la banda de Iván. / Vanesa Lobo

El Xerez DFC sigue sin ganar y sin convencer en Chapín, aunque en esta oportunidad el empate firmado ante el Rota (1-1) le da para meterse en puestos de fase de ascenso gracias a la derrota del Ceuta el pasado sábado en el Murube ante el San Roque de Lepe. Era el partido perfecto para sumar de tres y dar una alegría a la afición pero no fue así. Otra decepción para una grada que ya se ha habituado a sufrir.

Las bajas condicionaron una jornada más a Uribe, que no pudo sacar su once ideal y se vio obligado a jugar sin extremos definidos. Sin los sancionados Fran Ávila  y Alain debutó con la camiseta del primer equipo en el lateral izquierdo un atrevido Beni, aún en edad juvenil. Adri Rodríguez, pese a su gripe, salió en la medular pero en ataque Casares no estaba y Chico Díaz, con problemas físicos, se quedó en el banquillo. Jacobo fue el acompañante de Mika.

El Xerez DFC, como casi siempre, entró con ganas al partido pero se fue diluyendo con el paso de los minutos, demasiado preocupado por protestar cualquier acción de los verderones, siempre contundentes. Mika reclamó falta en una acción en el área y Jacobo se enfadó muchísimo al comprobar que el colegiado no consideraba penalti su caída cuando se internaba (20'). 

Con la grada enfadada con un árbitro que permitía jugar bastante, Edet estuvo a punto de abrir la lata con un remate de cabeza que se le marchó fuera por poco (25') tras un saque de esquina y justo después le tocó a Camacho quitarse el frío para atajar un disparo lejano de Orihuela. Luego, Dani Hedrera estuvo providencial para mandar a saque de esquina un balón envenenado.

Y helado se quedó el estadio con el gol del Rota justo un minuto antes del descanso. Una falta botada por Iván la convirtió en gol el exxerecista Jorge Herrero con un lanzamiento ajustado al palo desde la frontal (44'). Romerito le sacó partida a una acción a balón parado que el centrocampista explotó a la perfección en su etapa como azulino. Las segundas jugadas son su fuerte.

Increíble pero cierto, el Xerez DFC, superior a su rival, se marchaba perdiendo al descanso por la mínima igual que frente al Arcos y le tocaba remontada. Los azulinos, tras su respiro en la caseta, volvieron con las pilas cargadas y dispuestos a lograr la machada.

Jacobo lo intentó con un lanzamiento que se le escapó fuera por poco (48'), justo después fue Rueda el que puso a prueba a Camacho con una acción personal que el meta xerecista solventó con acierto.

Y en el 52' llegó el empate. Un centro muy cerrado de Goma, lo intenta despejar Dani Hedrera y lo manda al fondo de su propia portería sin que Manu López pudiese hacer nada para impedirlo. 

El Rota se descentró algo con el tanto y Adri estuvo a punto de lograr el 2-1 con un tiro desde fuera del área que se marchó por encima del larguero (60'). Uribe fue a por el partido con un doble cambio. Beni y Álex Colorado dejaron el terreno de juego para que entrasen Amin y Chico Díaz. El cambio del centrocampista no ayudó demasiado.

El cuadro vistante, en una cabalgada de Alberto Heredia, también puso otra vez a prueba a Camacho (64') y luego también atajó seguro un remate de cabeza de Ceballos en un córner.

El Xerez DFC insistía pero no encontraba la manera de sorprender a los verderones, ordenados siempre y sin perder de vista una acción de ataque que les permitiese hacer daño a un rival que no encontraba la fórmula para colgar balones con peligro y que se encomendaba a las acciones a balón parado, ya con los tres cambios agotados. Javi Valenzuela se estrenaba en lugar de Mika.

Amin, en el 79', buscó portería con un disparo desde la frontal con mucha rosca que se le marchó desviado y con el tiempo cumplido, Joaqui no hizo el 2-1 de milagro al rematar muy bien de cabeza un saque de esquina botado por Narváez.

No hubo tiempo para más, sólo para que la afición volviese a demostrar su enfado por el empate, aunque en esta ocasión no sabía tan mal porque el punto tenía premio, entrar en fase de ascenso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios