Fútbol | Tercera División

El Xerez DFC se enfrenta a un triple reto ante el Córdoba B

  • Los azulinos deben puntuar para cumplir una vuelta sin perder y ganar para derrotar al último equipo que les superó y alcanzarlo en la tabla

Los jugadores del Córdoba B celebran uno de los seis goles al Cabecense. Los jugadores del Córdoba B celebran uno de los seis goles al Cabecense.

Los jugadores del Córdoba B celebran uno de los seis goles al Cabecense. / Juan Ayala

El Xerez DFC perdió su último partido el 21 de octubre del pasado año en Chapín en la décima jornada de Liga. Su verdugo, el Córdoba B, que se impuso por 0-3 con goles de Sarmiento y dos de Trabazo y que llegaba a Jerez como líder con 21 puntos. Mañana, ambas escuadras vuelven a medir sus fuerzas.

Los cordobeses se marcharon del Municipal afianzados en el liderato con 24 puntos y dejando a los azulinos sextos con 16. Era la primera derrota, la única hasta el momento, de los de Pepe Masegosa en casa.

Desde entonces, las trayectorias de ambos conjuntos han sido algo dispares. El filial es sexto con 55 puntos, los mismos que el Betis Deportivo que es cuarto, y el Xerez DFC es octavo con 52, con lo que en estos veinte encuentros le ha recortado a su rival cinco puntos. 

Los azulinos han mantenido la regularidad, aunque han empatado demasiados encuentros, doce, y han ganado ocho. Los blanquiverdes, por su parte han perdido cinco partidos, tres de ellos de forma consecutiva -Cádiz B, Los Barrios y Écija-, empatado siete y ganado ocho, los últimos cuatro seguidos ante San Roque de Lepe, Arcos, Cabecense y Lebrijana. 

El Xerez DFC llegará a la Ciudad Deportiva Rafael Gómez con nuevo técnico, García Tébar, y los blanquiverdes con la incógnita de Juan Marrero al frente del filial. El Extremadura se ha interesado por él, tiene el acuerdo cerrado para marcharse pero su club no le deja salir de momento. Se encuentran negociando y en las próximas horas tomará una decisión sobre su futuro.

El encuentro se presenta vital de cara a las aspiraciones de los xerecistas y es evidente que deben puntuar ante un filial diferente al de entonces y con algunos nuevos jugadores, como el zurdo Luismi, procedente del Málaga. Si ganan, se sacarían la espinita de la cita en Chapín, cumplirían una vuelta completa sin perder y les darían alcance en la clasificación. Un triple reto complicado pero factible para el Xerez DFC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios