Deportes

Los armeros acumulan 15 jornadas sin vencer

El Éibar acumula ya 15 jornadas sin ganar y, aunque ha superado en juego al Girona, la misma inercia negativa de otras tardes le ha llevado a empatar en un encuentro intrascendente para los dos equipos.

Con los armeros ya descendidos y los gerundenses salvados matemáticamente, el encuentro ha carecido de interés en unas gradas desangeladas pero que, al menos, han podido observar el interés mostrado por el cuadro de Josu Uribe para al menos reencontrarse con el triunfo.

El Éibar ha sido mejor desde el principio y, tras un gol anulado por fuera de juego a Sutil (18'), a renglón seguido el guardameta visitante Iván Gómez comenzó su espléndida actuación con una gran intervención a disparo desde fuera del área de Cases.

Un buen pase interior de este último a Beltrán pudo abrir la cuenta eibarresa, pero cuando el disparo del delantero se dirigía al fondo de la red llegó Amantegi para despejar el esférico desde la misma raya.

La última oportunidad del primer tiempo también correspondió al anfitrión, pero después de controlar con el pecho y bajar luego el balón Asier Sánchez erró el remate.

Aún así, el Éibar se adelantó y el Girona, a verlas venir hasta entonces, apareció tímidamente en ataque con una falta lanzada por Cañas que puso en aprietos a Xabi. Los catalanes necesitaron poco para marcar, porque en su segunda aparición por el área Felipe se las arregló para empatar.

Corría el minuto 82 y, en el 83, un penalti permitió de nuevo al Éibar tomar ventaja gracias a Alaña, pero aún el Girona empató, a través de otro máximo castigo, también muy discutido, que Gerard convirtió en el definitivo 2-2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios